Más de 24 horas en una cola o un año de espera para obtener cita previa son solo los primeros obstáculos que las personas que quieren solicitar asilo en España se encuentran para iniciar su petición. Un procedimiento que se dilata injustificadamente por la falta de personal y el incremento en un 900 % de la demanda desde 2014, según denuncia CCOO a través de un comunicado enviado a Diario16.

Una situación de colapso que, por otra parte, también está investigando el Defensor del Pueblo, tal y como ya publicó nuestro medio digital.

«Hace dos años que venimos alertando a la Subdirección General de Protección Internacional de que muchos marcadores apuntan a que el incremento de las solicitudes de asilo se ha convertido en un elemento estructural», recuerda Fernando García, secretario general de la Sección Sindical de CCOO en el Ministerio del Interior.

Y esta situación, a juicio de CCOO, va a empeorar considerablemente a partir del 9 de diciembre, día en el que está previsto el cese de 94 trabajadoras y trabajadores, que suponen el 70 % de la plantilla de personal interino por la finalización del Programa Nacional del Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI). Esto supone que la Oficina quedará sólo con 34 trabajadoras y trabajadores.

Detencción de una red de tráfico de personas que introdujo a 1.200 palestinos haciendo un uso fraudulento de la protección de asilo

CCOO señala que “el Gobierno de Sánchez, si bien ha querido poner fin al parche del Gobierno del PP, eliminando un programa y ampliando y consolidando las plazas de manera estable y estructural, éstas no se cubrirán definitivamente hasta que se resuelva la oferta de empleo público, es decir, no antes de año y medio o dos. Y cuando se incorpore el nuevo personal, necesitarán una formación específica, un periodo de aprendizaje y tiempo de adaptación. Mientras tanto, el Gobierno pretende sustituir al personal interino por otro. Les hemos trasladado un informe en el que se detalla que esto repercutirá gravemente al servicio, ya bastante colapsado. La solución es contratar a más personal sin cesar al personal interino existente, ya que ambos son absolutamente necesarios”.

Se ha aprobado una Oferta de Empleo Público extraordinaria y adicional de 231 puestos de turno libre para el refuerzo en los servicios de atención a personas asiladas y refugiadas, pero CCOO considera que igualmente habría que mantener a los 94 interinos que tienen tres años de experiencia en este servicio, como se ha hecho recientemente en Andalucía ante una situación similar.

 

Problema humanitario y de seguridad 

El colapso de la Oficina de Asilo y Refugio no es sólo un gravísimo problema humanitario sino también de seguridad. Durante el 2017 un 15 % de las solicitudes de los aeropuertos de Barajas y El Prat fueron admitidas por silencio administrativo. En la mayoría de las ocasiones el silencio fue provocado por la falta de personal de guardia los fines de semana para resolver las solicitudes y notificar las resoluciones. Y esto puede empeorar ostensiblemente con el cese del 70% de la plantilla interina en menos de un mes.

En este sentido, hace una semana detuvieron a nueve personas implicadas en una red de tráfico de personas que introdujo a 1.200 palestinos haciendo un uso fraudulento de la protección de asilo. Sin personal suficiente, y más aún si éste se reduce, es difícil que se pueda atender adecuadamente a las personas en demanda de asilo y refugio, por lo que CCOO llama al Gobierno a resolver este problema inminente.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anterior¡Españoles, Franco ha vuelto!
Artículo siguienteAndalucía
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × cinco =