El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, ha indicado que en la mañana de este lunes ya se ha producido el primer «overbooking» en la página del Ayuntamiento hispalense ante la cantidad de ciudadanos que pretendían votar en la consulta ciudadana, que se celebra desde las 9.00 horas de este lunes y hasta las 15.00 horas del viernes, donde se plantea una modificación de la Feria de Abril, con el alumbrado un sábado y el cierre y fuegos artificiales al sábado siguiente y siempre con un día festivo a lo largo de la semana.

«Se plantea legalizar una realidad social como es la preferia, para que tenga todos los servicios», indica Espadas a preguntas de los periodistas. El alcalde, que votará este martes, ha recordado a los ciudadanos empadronados en la ciudad y mayores de 16 años que pueden pronunciarse en esta consulta durante cinco días las 24 horas a través de Internet o en los centros cívicos y sedes de los distritos. «Así que sin agobios y, si la red está un poco cargada, pues se coge otro rato y se hace», recalca.

El primer edil sevillano detalla que estas consultas están reguladas desde 2007 pero no se había usado, por lo que apuesta por «ser valiente» teniendo en cuenta que actualmente «en muchas ciudades de España ciudadanos quieren participar». Recuerda que en su programa electoral se recogía abordar este «debate antiguo» sobre la preferia, «una realidad social que habría que convertir en una realidad legal».

Añade que «parece que mayoritariamente» en los sectores económicos se apunta al impacto positivo que tendría un adelanto de la feria al fin de semana. Además, como ocurre en la feria de Jerez o de Málaga, «es más fácil organizar los servicios y la llegada de turistas que pueden elegir entre dos fines de semana», según indica.

«Todos los sevillanos que ya disfrutan de la feria desde la preferia no les supondría grandes cambios en su dinámica habitual», añade, insistiendo en que «que cada uno piense lo que le gusta porque todas las opiniones son legítimas».

Deja claro que no pide el voto para ninguna opción, sino que pregunta a los ciudadanos qué prefieren, a lo que añade que realizar este planteamiento este año «tiene mucho sentido». Explica que en 2017 la feria caería de manera natural el día 2 de mayo al haber dos semanas con la Semana Santa, por lo que «ya habría debate sobre si se adelanta o no». Si se opta por empezar el sábado por la noche, la Feria arrancaría en abril y «problema resuelto», según Espadas, ya que de lo contrario «no caería en abril porque una semana solo entre ambas festividades sería asfixiante».

Espadas subraya que «ningún sevillano hace ascos a que se le pregunte y pueda opinar» y advierte de que esta consulta hay que mirarla «sin ningún tipo de dramas porque no es un tema en el que nos vaya la vida», ya que se trata de que «la herramienta empiece a rodar y los sevillanos se acostumbren a ella».

En este marco, recalca que habrá cuestiones a tratar muy importantes y otras de menor trascendencia, donde «el que tiene miedo a preguntar a los ciudadanos es el que tiene que explicarlo y no yo», matizando que esta consulta «la ha decidido el Pleno y no el alcalde». Así, aunque no es vinculante legalmente, Espadas se ha comprometido a acatar la opinión de los ciudadanos, pese a que es consciente de que «aún estos procesos tienen bajo nivel de participación, pero se trata de arrancar».

El alcalde no quiere que se «engañe o que se intente generar una imagen falsa» de que los sevillanos quieren más feria, teniendo en cuenta que «la feria va a ser la misma, pero la cuestión es que, si sale, la atención municipal será más acorde con lo que ocurre». «Si no, pues seguiremos como hasta ahora, que tampoco ha ido tan mal», sentencia. Para Espadas, «los problemas generalmente nunca vienen de afuera sino de adentro con personas con mentalidad un poquito estrecha. No son dos días más de feria, sino uno, porque se recorta el último domingo».

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 + cinco =