Pedro Arriola, el coach de Rajoy, debe estar buscando soluciones si está enterado de que algunos políticos de peso en el Partido Popular y en el PSOE, no dan credibilidad a la moción de censura presentada  en el municipio tinerfeño de Icod de los Vinos, en la que se han aliado PP-PSOE con el partido del diputado 176, Pedro Quevedo (NC) que apoyó los Presupuestos Generales de Rajoy. El objetivo señalado para el 17 de agosto es arrebatar el bastón de mando a un alcalde de Coalición Canaria (CC). La clave es que un ayuntamiento de Canarias no debería ser moneda de cambio en el Congreso contra Rajoy. Pero en este caso, la trifulca municipal ha trascendido porque el Jefe del Ejecutivo  necesita el voto para lograr el quorum para sus políticas de dos diputados: Pedro Quevedo (NC) y Ana Oramas (CC). Causalmente, el bastón municipal pasaría de CC a NC, con la connivencia de PP-PSOE, lo que ha desatado una espiral política hasta alcanzar a pactos políticos PP-CC y PP-NC que afectan a Rajoy en el Congreso.

Mientras Rajoy trata de recuperarse del lumbago y despacha con el Rey Felipe VI en Mallorca, fuentes consultadas del PP, sostienen que Génova no autoriza esta moción de censura. Pero en estos días, algunos populares preguntan por Pedro Arriola, el coach de Rajoy: “¿tiene alguna estrategia este asesor del Presidente para resolver este entuerto?, pareciera que no encontrara la fórmula para el PP de Canarias”.

Arriola, hombre de confianza de Rajoy, -esposo de la diputada Celia Villalobos-, es mentado en este verano en los círculos políticos del PP.  Arriola, el coach o consejero del líder popular, es conocido como “artífice de las estrategias de comunicación de Mariano”. “Sí pudiera diseñar una estrategia para que el Presidente rescate la continuidad del respaldo de CC y NC a las políticas de los populares hasta el final de la legislatura, sin que el PP de Canarias entorpezca la amabilidad política recibida de estos partidos minoritarios,  que tienen voz y voto imprescindible en las Comisiones de Investigación, y en los Presupuestos…”, sostienen algunos miembros del PP apelando al coach del partido.

De momento, no hay fórmula de Arriola, ni quien deshaga la marea de divisiones y conflictos políticos entre el PP canario, en discrepancia con Génova, al reclamar su soberana independencia de las políticas estratégicas a nivel nacional de Rajoy, debaten entre los populares.

El PSOE apoya desde la Gestora Regional de Canarias esta moción de censura, pero algunos miembros socialistas consultados por Diario 16, “se sienten indignados por firmar junto al PP esta censura, además sin optar a la alcaldía de un municipio históricamente  socialista”. Hasta la fecha, nadie en el partido socialista ha confirmado que Pedro Sánchez, que “celebra su ascenso en la política nacional” respalde o deniegue su apoyo a este pacto PP-PSOE-NC.

Un ayuntamiento de Canarias no debería ser moneda de cambio en el Congreso contra Rajoy

Román Rodríguez, presidente de Nueva Canarias (NC), da luz verde a su grupo en la moción de censura, máxime cuando ganaría una alcaldía. El PSOE y NC gobiernan juntos con tranquilidad en Gran Canaria, incluso Rodríguez con Quevedo apostaron por Pedro Sánchez en las Primarias socialistas y en las últimas elecciones.

Difícil lo tiene el presidente regional del PP de Canarias, Asier Antona, sin hacer declaraciones públicas, aunque sí envía mensajes de Whatsapp a miembros del partido en los  alega que “la política es complicada, y hay muchas claves que no se saben para poder hacer una valoración”, según han informado a Diario 16. Antona está dando largas sin dar explicaciones a algunos populares hasta septiembre, con la encomienda a la número dos del PP canario, la secretaria regional Australia Navarro, de dar la cara ante los medios, mientras Antona se ha metido en la cueva.

“Los líderes se demuestran en los momentos de máxima dificultad, no en las palabras, sino en las acciones”, señalan miembros del PP consultados por este medio, que están a la espera “del resultado de la demanda judicial interpuesta contra el 14 Congreso Regional del PP de Canarias, que ratificó a Antona como presidente del partido, por presuntas irregularidades”. Esta denuncia fue iniciada en sede judicial en Las Palmas, bajo la firma del que fuera candidato a presidente regional del PP canario, el exdelegado del Gobierno de Canarias, Enrique Hernández Bento.

Se ha desatado una espiral política hasta alcanzar pactos políticos PP-CC y PP-NC que afectan a Rajoy en el Congreso.

“La avaricia política de la senadora, Isabel García (PP), que ha firmado la moción de censura en Icod de los Vinos, porque siempre ha querido ser alcaldesa, ha puesto a Rajoy a los pies de los caballos en el Congreso”, argumentan otros populares, que confían en que se reconduzca la situación. “El presidente del PP de Tenerife, Manuel Domínguez, es el que da las órdenes políticas a la senadora, siendo el responsable último de esta situación”, han declarado desde el PP de Canarias.

Coalición Canaria ha hecho declaraciones muy discretas a través la portavoz del Gobierno de Canarias, Rosa Dávila, en un rueda de prensa en la sede de Presidencia. “La importancia de mantener la confianza intacta, cuando se gobierna en minoría”, ha sido el mensaje de la Consejera de Hacienda. Dávila, ha tratado de disociar la política en Canarias con la política nacional al argumentar que “la moción de censura es una cuestión municipal”. “Desde el Ejecutivo Regional mantenemos muy buena relación con el Ejecutivo de Rajoy, en comunicación diaria con el Ministerio de Hacienda”, puso en valor la portavoz. Es decir, separar las políticas de Estado con las políticas en el Archipiélago.

Consultada la diputada nacional Ana Oramas (CC), declinó hacer declaraciones al encontrarse en su periodo se vacaciones, señaló a Diario 16. Tampoco ha sido posible contactar con el diputado Pedro Quevedo (NC), en relación a esta situación política, ni a la postura de Nueva Canarias sobre la solicitud de comparecencia de Rajoy en el Congreso, tras declarar en la Audiencia Nacional como testigo en el juicio de la trama Gürtel.

Diario 16, se ha contactado con el alcalde de Icod de los Vinos, Francisco González (CC), que ha emplazado a una rueda de prensa para este jueves próximo a los medios de comunicación, pero sin desvelar por el momento ninguna estrategia política previa a sus declaraciones.

Arriola, el coach del líder popular, es conocido como “artífice de las estrategias de comunicación de Mariano Rajoy”

El futuro alcalde icodense de Nueva Canarias (NC), Moncho Herrera, -en caso de prosperar la moción de censura-, ha destacado que “este proceso viene de tiempo atrás, con la intención de presentarse antes, pero con un parón por filtraciones”, lo que supuso un hermetismo total hasta que “fue diligenciada la iniciativa” en el ayuntamiento. Herrera ha admitido que “esto no está hecho, queda un largo camino hasta el día del pleno, intentarán por todos los medios echar abajo esta moción”, aunque espera que “PSOE-PP-Cs-SI-NC resistan y culminen este largo proceso”.

Ciudadanos es la otra incógnita en esta moción de censura. Sí bien, solo aporta un concejal para lograr la mayoría absoluta necesaria, no ha habido un pronunciamiento expreso de Cs en el sentido de retrotraer su postura en pos de un acuerdo político entre Rivera y Rajoy en el Congreso. Aun así, quedarían dos ediles más disponibles del PSOE, que no han firmado esta iniciativa para censurar al alcalde nacionalista de CC. De los cinco concejales socialistas, tan solo tres han respaldado este cambio de gobierno en Icod de los Vinos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 + catorce =