Ayer informábamos en Diario16 del preacuerdo al que llegaron CCOO y UGT con la patronal del sector. Hoy analizaremos las claves de ese preacuerdo que, evidentemente, no es el texto definitivo del Convenio Colectivo. Este preacuerdo no será ratificado por CGT y CIG.

Según CCOO y UGT la firma del preacuerdo se debe a una decisión tomada desde la responsabilidad para reforzar la estabilidad y garantizar el poder adquisitivo de los trabajadores. Las claves del preacuerdo alcanzado se pueden ordenar en diferentes módulos.

En primer lugar, el mantenimiento de los derechos fundamentales de los trabajadores del sector. En este aspecto las centrales sindicales han logrado mantener la jornada anual de 1.764 horas anuales y la referencia semanal de 39 horas. En este punto la patronal quería eliminar dicha referencia. También se mantienen las PVD, los complementos de incapacidad temporal y las horas médicas pese a la pretensión de la patronal de reducirlas o de eliminarlas. También permanece el año de antigüedad para el cambio de categoría de teleoperador a especialista que se quería ampliar a tres años. En referencia al periodo de prueba se mantiene en un mes.

En segundo lugar, en lo referente a la contratación todos los contratos de obra y servicio firmados antes del 18 de junio de 2010 se convertirán en indefinidos el 31 de diciembre de 2018 según el siguiente escalado:

  • Anteriores a 2008 se convertirán en indefinidos 15 después de la publicación del Convenio en el Boletín Oficial del Estado.
  • Anteriores a 2009 se convertirán en indefinidos el 31 de diciembre de 2017.
  • Anteriores a 18 de junio de 2010 se convertirán en indefinidos el 31 de diciembre de 2018.

Además, el 31 de diciembre de 2018 un mínimo del 50% del personal de operaciones tendrán contratos indefinidos y hasta esa fecha la patronal estará obligada a tener a un 40%.

En tercer lugar, y en referencia al polémico artículo 18 del convenio, el que hace referencia a las subrogaciones contractuales. El sector de Contact Center tiene una alta movilidad en los servicios que operan puesto que muchos de ellos dependen de licitaciones públicas o de concursos de empresas multinacionales. Aunque en el preacuerdo no se garantiza la subrogación de un porcentaje de trabajadores adscritos al servicio o campaña que cambia de compañía, se regulará el funcionamiento de una bolsa de trabajo de la nueva empresa con una duración máxima de 12 meses para todos los trabajadores adscritos. Los trabajadores incluidos en dicha bolsa tendrán prioridad frente a nuevas contrataciones.

En cuarto lugar, se crean dos nuevos turnos horarios, uno de 9 a 18 horas y otro de 12 a 21 horas en los que sólo podrán trabajar personas contratadas con jornada completa y que se ejecutarán de forma continua. Un punto importante es la obligación por parte de las empresas de ofrecer a los trabajadores contratados a tiempo parcial incorporarse a estos horarios con jornada completa antes de realizar nuevas contrataciones.

En quinto lugar, los días máximos que se podrá trabajar de forma continuada pasan de 11 a 8.

En sexto lugar, en lo referente a los fines de semana que tienen un día de cada mes se computará el sábado para respetar los dos fines de semana libres obligatorios.

En séptimo lugar, no se liquidarán las excedencias especiales inferiores a 7 días. Ya dijimos ayer que según fuentes de CGT a partir del octavo día se liquidarán pero con un compromiso de reincorporación y respetando la antigüedad del trabajador.

En octavo lugar, las empresas estarán obligadas a comunicar a los trabajadores sus horarios de trabajo con 14 días de antelación. Sólo podrán modificarse un máximo del 20% de los mismos y se deberá preavisar con una semana.

En noveno lugar, las embarazadas duplicarán sus periodos de descanso a partir de la semana 22 de gestación.

Finalmente, en referencia a los incrementos salariales no se revalorizará el 2015, el 2016 tendrá un incremento del 1% repartido en los salarios de 2018 y 2019. El resto de años de vigencia del convenio, según este preacuerdo, la revalorización salarial será la siguiente:

  • 2017: 1,6%, el IPC de 2016, con carácter retroactivo a enero de 2017
  • 2018: IPC 2017 (con un 0,6% asegurado) + 0,5%
  • 2019: IPC 2018 (con un 0,6% asegurado) + 0,5%

Este preacuerdo puede parecer bastante conservador pero fuentes de CCOO consultadas por Diario16 nos confirman que «tras las movilizaciones [la patronal] ponían sobre la mesa menos de lo que había en el Sima de las primeras movilizaciones, por otra parte aunque la subida salarial no es muy alta, hemos conseguido que al final de la vigencia del convenio sea 1% por encima del IPC, que era la parte más difícil, y sobre todo son mejoras del día a día, limitando los días máximos de trabajo que ahora en muchas empresas son hasta 11 seguidos y que no puedan modificar a toda la plantilla los horarios con 7 días y el descanso de las mujeres embarazada, en general va a mejorar el día a día de las trabajadoras de forma considerable y esperamos que con los nuevos turnos, además aumenten los contratos a tiempo completo».

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × cinco =