La infección de orina o cistitis es una de las dolencias más frecuentes en la población femenina. Viene causada por molestias en el tracto urinario, grandes ganas de orinar y, con frecuencia, picor a la hora de hacerlo. “Según las guías clínicas de la European Association of Urology, la mitad de las mujeres ha tenido al menos una cistitis –inflamación de la vejiga urinaria debido a una infección de la orina por bacterias– y una de cada tres de esas infecciones se ha dado alrededor de los 25 años”, afirma el urólogo adjunto a la Unidad de Litiasis de la Fundació Puigvert, Francisco Sánchez Martín.

Y matiza que “las mujeres sufren mucho más la infección del tracto urinario (UTI) que los hombres porque la menor longitud de su uretra (conducto por el que se expulsa la orina desde la vejiga hasta el exterior del organismo), de unos cinco o seis centímetros –la del hombre puede ser de 20 o más centímetros– hace más accesible el alcance de la vejiga por parte de los microorganismos que protagonizan la infección y que acceden al tracto urinario desde el exterior, muchas veces a través de diminutos restos de heces, provenientes de los intestinos, a través del ano”.

Si bien es verdad que, como asegura Laura Cristel, médico de familia del CAP Guineueta de Barcelona, una vez que se produce la infección de orina en el hombre “puede complicarse más y requiere descartar que se acompañe de prostatitis, la inflamación de la próstata”. Por lo que una higiene correcta de la zona genital –desde delante hacia atrás– resulta fundamental para la prevención de este tipo de infecciones.

El tratamiento en estos casos está muy claro: dos días a base de antibióticos y bebiendo más líquidos. “Si no existen antecedentes de enfermedades urológicas o renales, un tratamiento corto con antibiótico, de dos días de duración, la recomendación de ingerir más líquido, es lo habitual para poner fin a una infección de orina”, señala la doctora Cristel.

Y añade que “en el caso de infecciones de orina recurrentes, que se repiten cada dos por tres, se deberá realizar un cultivo más exhaustivo, una analítica completa de la orina para identificar al bicho que causa la infección”. Mientras que el doctor Sánchez, especialista en urología y profesor asociado de ello en la UAB y en la UVIC, matiza que “el germen más frecuente como causante de infección del tracto urinario –su responsable en el 80% de los casos– es el Escherichia coli”.

El especialista señala cuatro niveles de infección de orina, en función de su ocupación y virulencia. Un primer nivel es la bacteriuria (bacterias en la orina) asintomática, que sufren entre el 1 y el 5% de la mujeres premenopáusicas. La orina puede estar colonizada de bacterias, sin que ello sea patológico o tenga síntomas. No requieren tratamiento. Un segundo nivel son las habituales infecciones de orina esporádicas. Cistitis en mujeres, con molestias y una mayor frecuencia miccional. Pero sin fiebre ni complicaciones.

Un tercer nivel es el de las infecciones urinarias de repetición. Requieren cultivo de orina, ecografía y posiblemente radiología para descartar patologías graves. Y por último, se encuentran las infecciones de orina complicadas, que sería una cistitis inicial con mala evolución. En mujeres asciende desde la región genital hacia la uretra, la vejiga y hasta el riñón. En hombres, a la próstata e incluso los testículos.

Entre los factores de riesgo de este tipo de infecciones se encuentran las primeras relaciones sexuales, la diabetes, la incontinencia urinaria, la gestación, la posmenopausia, lesiones medulares o ancianidad inmovilizada, con incontinencia urinaria o personas mayores portadoras de sondas.

Para prevenir la infección de orina recurrente, el urólogo Francisco Sánchez Martín aconseja de dos a tres litros de agua al día, “sobre todo en verano”; llevar a cabo una higiene íntima de la zona genital con jabón de PH neutro; vestir ropa íntima de tejidos naturales y rechazar prendas excesivamente ceñidas que puedan apretar la zona de los genitales. También, evitar el estreñimiento tomando fruta rica en fibra y haciendo ejercicio.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − 7 =