Representantes de varias organizaciones sociales durante la firma del pacto por la sanidad pública / Fotos Agustín Millán.

Ciudadanos ha dado la espalda a las miles de personas que el partido Popular en el 2012, privo de sanidad universal. No se ha adherido al Pacto político y social por un sistema nacional de salud público y universal, que la mayoría de grupos de los políticos de oposición en el Congreso han firmado este martes. Los partidos se comprometen a revertir los recortes en sanidad der la época de la ministra Mato.

No es el primer acuerdo que se firma para revertir los recortes en la sanidad pública universal, en esta foto estaban, PSOE, Podemos, En Comú Podem, En Marea, Izquierda Unida, PNV, Compromís, ERC, PDeCAT, Nueva Canarias y EH-Bildu, así como los sindicatos UGT y CCOO y avalado por más de 70 organizaciones sociales y medicas. El pacto incide en que se aprueben las medidas legislativas necesarias para garantizar “un Sistema Nacional de Salud (SNS) solidario y de calidad que vuelva a convertirse en un pilar del Estado social de derecho”.

El pacto ha sido liderado por la Red de Denuncia y Resistencia a la reforma sanitaria aprobada en 2012 por el Gobierno de Mariano Rajoy.

​El Pacto supone un nuevo impulso a la lucha en defensa de la sanidad pública sobre la base de la calidad, la equidad, la solidaridad y la accesibilidad. CCOO y UGT vienen reclamando desde 2012 la retirada del Real Decreto Ley que afecta a miles de personas que han perdió asistencia sanitaria gratuita y también el aseguramiento, la cartera de servicios, los recursos humanos y los presupuestos sanitarios.

El documento del pacto recoge dos de las reivindicaciones centrales de ambas organizaciones sindicales en materia sanitaria: la defensa del acceso universal a la salud y la suficiencia presupuestaria del Sistema Nacional de Salud.

Representantes de varias organizaciones sociales durante la firma del pacto por la sanidad pública / Fotos Agustín Millán.

La Red de Denuncia y Resistencia a la reforma sanitaria aprobada en 2012 ha afirmado que entre enero de 2014 y julio de 2015, 1.567 personas han sido excluidas de la asistencia sanitaria en España como consecuencia de la aplicación del Real Decreto 16/2012, aprobado por la exministra Ana Mato.

Representantes de varias organizaciones sociales durante la firma del pacto por la sanidad pública / Fotos Agustín Millán.

“Hoy estamos aquí representantes de las organizaciones sanitarias, sociales, sindicales y políticas para intentar poner fin a una injusticia que dura ya demasiado tiempo. La reducción de la cartera básica de servicios, el aumento de los copagos y la exclusión sanitaria de diversos colectivos –entre los que destacan las personas migrantes en situación irregular– son medidas que se han ensañado con los sectores más vulnerables de la población y que han provocado un incremento de las desigualdades en salud en España sin precedentes”, ha declarado José Félix Hoyo, presidente de Médicos del Mundo, en representación de todas las organizaciones firmantes.

Esta reforma, que dejó fuera del sistema a cientos de miles de personas, -el propio Ejecutivo se cifró en 873.000 las tarjetas sanitarias retiradas, vino acompañada de profundos recortes en la inversión pública en salud, que nos han alejado de la media europea y han empeorado las condiciones laborales de las y los profesionales y la calidad del servicio. Los inmigrantes en situación irregular, han sido los principales afectados, a los que se deniega la tarjeta sanitaria por no tener ‘papeles’.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 + 6 =