El actual alcalde de León, Antonio Silván, tiene una puerta abierta para mantenerse como primer edil. La ha abierto la portavoz de Ciudadanos, Gemma Villarroel, a la conclusión del pleno extraordinario celebrado con motivo de la ‘operación Enredadera’. A pesar de que el investigado López Benito no se ha presentado al pleno, la formación naranja da al alcalde del PP 24 horas para cesarle, a cambio de no apoyar la moción de censura.

Una mano tendida por parte de Ciudadanos al Partido Popular, y que no ha sentado nada bien al resto de formaciones, que como decía el portavoz de Podemos Pablo Fernández “demuestra el teatrillo” y que “la corrupción y el PP son sinónimos”.

Tanto es así, que el pleno extraordinario convocado en el Ayuntamiento de León para abordar la trama Enredadera ha servido para unificar el discurso de toda la oposición municipal contra el papel del alcalde desvelado por el sumario del caso, donde Antonio Silván aparece avisando al encarcelado José Luis Ulibarri sobre el transcurso de una mesa de contratación que, en ese momento, estaba teniendo lugar para adjudicar un contrato en el que el empresario tenía intereses.

El portavoz del PSOE, José Antonio Díez, ha avisado a Silván de que “su tiempo se ha acabado” y le ha invitado a dimitir o de lo contrario se “verá forzado a presentar una moción de censura” para devolver al Ayuntamiento de León “la limpieza” que en este momento le falta a ojos de los vecinos del municipio. Algo que ya no es posible tras la pequeña ayuda de Ciudadanos.

La portavoz de la formación naranja Gemma Villarroel ha mantenido durante todo el pleno una fachada agresiva, y ha bombardeado al alcalde con decenas de preguntas sobre sus conversaciones privadas con Ulibarri, aunque Silván ha eludido en su intervención cualquier referencia a sus contactos con el empresario propietario de distintos medios de comunicación como Diario de León o Televisión Castilla y León.

Una fachada que se ha derrumbado en el momento en el que Villarroel ha aceptado la comisión de investigación, y que levantaba la indignación de Podemos.

Algunos vecinos han denunciado, desde las puertas del Ayuntamiento, haber sido bloqueados cuando intentaban acceder al pleno municipal a pesar de llevar esperando desde las ocho y media de la mañana a la apertura de puertas. La Policía municipal les ha advertido que el salón de plenos estaba ya lleno.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 4 =