Cinco personas, entre ellas el congresista republicano Steve Scalise, han resultado heridas durante un tiroteo ocurrido esta mañana en un campo de béisbol frecuentado por congresistas republicanos en la ciudad de Alexandria (Virginia), a las afueras de Washington. Las autoridades han informado que el autor de los disparos ha sido detenido y trasladado a un hospital donde permanece estable tras ser neutralizado por la policía.

Al parecer, el atacante acudió armado con un rifle semiautomático a un partido de béisbol en el que había un grupo de veinte congresistas y, sin articular palabra, procedió a disparar en múltiples ocasiones. Algunos testigos, como el senador Jenn Flake, han afirmado que se escucharon en torno a 50 o 60 disparos y aunque todavía se desconoce desde donde se produjeron, el congresista Morris Brooks confesó que los disparos se efectuaron “detrás de la tercera base”.

Según relatan testigos presenciales, el atacante tenía el cabello oscuro, la tez blanca, vestía una camiseta azul y también iba armado con una pistola que habría utilizado. Además, han asegurado que de no haber sido por la rápida actuación de la policía del Congreso, presentes en parque Eugene Simpson para proteger al político republicano Steve Scalise, hubiese supuesto “una masacre”.

Las autoridades estadounidenses han calificado lo sucedido como un “ataque deliberado” en el que han resultado heridos dos policías del Congreso y dos políticos republicanos. El congresista por Louisiana, Steve Scalise, que recibió un disparo en la cadera; y el congresista por Texas, Roger Williams, que se lesionó al saltar una fosa del parque de entrenamiento mientras trataba escapar del tiroteo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − dos =