Cristina Cifuentes acompañada por Mariano Rajoy en el balance de sus gestión a la mitad de la legislatura.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha hecho hoy balance de su gestión a mitad de esta Legislatura, avalada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Cifuentes ha puesto en valor la creación de 194.427 nuevos puestos de trabajo, “recuperándose el 86,3% del empleo destruido en la crisis”, presentando cifras positivas en otras áreas de su Ejecutivo autonómico, con fuertes críticas hacia la gestión de Manuela Carmena. En el balance político, colocó a Ciudadanos en un tripartito de izquierdas, junto a la oposición.

Mariano Rajoy, ha respaldado políticamente a la Presidenta madrileña, así como en lo personal, agradeciendo este apoyo Cifuentes “en los en los momentos difíciles de estos últimos meses”, que subrayó la calidad humana de Rajoy para con ella: “No olvido que fuiste tú quien confiaste en mí para aspirar a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, e impulsar al Partido Popular de Madrid y al Gobierno regional para que sean punta de lanza de las políticas que tú promueves desde el Gobierno de España”. Además, Cifuentes incluyó en su discurso “garantizar la unidad nacional y el cumplimiento de la Constitución, así como una Comunidad de Madrid que quiere formar parte de esa España unida, diversa, integradora en el marco de la Unión Europea”.

La Presidenta madrileña destacó este mandato en un periodo difícil, “al gobernar en minoría, en un tiempo ya sin mayorías absolutas”, en el que situó a Ciudadanos en “el apoyo intermitente de un partido con el cual firmamos un acuerdo que propició la investidura, pero que en el día a día se siente cercano a la izquierda, y la mayor parte de las veces vota junto a ella, conformando junto a Podemos y el Partido Socialista el “tripartito de oposición” en la Asamblea de Madrid”.

Cifuentes se refirió a la crisis económica como una etapa “ya superada”, pero donde todavía es preciso trabajar mucho “para dejar atrás los efectos sociales más duros” haciendo referencia a la intención de mejorar “la calidad de los servicios públicos del Estado del Bienestar, y justificó el cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria, “como la causa de los límites de los recursos disponibles para conseguir el citado bienestar social”.

“Y por si todo esto fuera poco, estamos viendo casos de corrupción que, aunque corresponden a épocas pasadas y a Gobiernos anteriores al mío, suscitan la lógica alarma social”, dijo Cifuentes, acusando a la oposición “de enturbiar el ambiente”, defendiendo su gestión como “positiva”, al frente de la Comunidad de Madrid.

Respecto a denuncias presentadas por la gestión de Cifuentes destacó que han puesto en “conocimiento de la Fiscalía General del Estado la existencia de posibles irregularidades puntuales en recientes actividades formativas contratadas con la Cámara de Comercio de Madrid”, así como el conocimiento de misma Fiscalía “de la compra de 10 millones de euros en participaciones preferentes de Caja Madrid por parte del Consorcio Urbanístico Móstoles Sur en 2009”.

La presidenta Cifuentes apuntó a la oposición en relación “a tratar por igual a los que se corrompían, y a los que denunciamos y evitamos la corrupción”, y señaló que las comisiones de investigación no pretenden la búsqueda de la verdad, sino el linchamiento verbal del adversario, en vivo, en directo, y en horario de máxima audiencia, asemejándolas con “una máquina de picar carne”. Calificando de inadmisible la corrupción pero también cuestionó “la instrumentalización torticera de las instituciones para conseguir objetivos de más que dudosa legitimidad”.

A la par del balance de la Comunidad madrileña, Cifuentes realizó un balance paralelo sobre la gestión de la ciudad de Madrid, alegando al “fracaso del modelo Podemos”, espetando a la alcaldesa Manuela Carmena “una ciudad que va a la deriva, sin un modelo urbano coherente, con suciedad, más atascos y más contaminación, además de prejuicios ideológicos que frenan la inversión”.

Por otra parte, señaló a Carmena en actitud crítica hacia su gestión de empleo, arrogándose Cifuentes el logro de la creación de empleo, dijo la Presidenta, que aportó en su balance otros datos económicos destacables como “30.000 euros para cada PYME y autónomo con el Cheque Innovación, 1.656 viviendas públicas entregadas a familias con menos recursos, y 29.900 familias reciben la Renta Mínima de Inserción”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 5 =