A las 10.30 de esta mañana comenzaba en la sede de la Asamblea de Madrid, en Vallecas (Madrid), la segunda jornada del debate sobre el estado de la región. Tras las dos horas y media de ayer en las que la presidenta Regional, Cristina Cifuentes, mostró una imagen idílica de la Comunidad, al portavoz de Ciudadanos, Ignacio Aguado, le tocó abrir el debate. Duro. Aguado, volvió a exigir a la presidenta que pusiera en marcha “de inmediato” la rebaja del IRPF “sin esperar al periodo electoral”. En su intervención ha tildado la comparecencia de ayer de la presidenta como “exagerada, plagada de medias verdades y con alguna que otra mentira”. “Espero que no le pase lo que a sus predecesores que de tanto pisar moqueta se olvidan de lo que hay fuera“. También reprochó a Cifuentes no eliminar los aforamientos y que no haya dedicado ni una sola línea a la limitación de mandatos.

Tras los reproches, ha reconocido que los datos macroeconómicos son buenos “pero no gracias a sus políticas”, sino a los empresarios, autónomos y resto de los trabajadores. Para finalizar matizando “Pueden contar con nuestra lealtad pero no con nuestra complicidad. Nunca seremos cómplices de su pasado, sus recortes, ni de toda la corrupción que ha generado su partido”.

Deuda

La portavoz de Podemos, Lorena Ruiz Huerta, ha pretendido abordar la política fiscal del Gobierno regional. “Su política fiscal de impositivos bajos, está basada más en motivos electoralistas que propiamente económicos, y genera agujeros en la recaudación fiscal que se tapan con cargo al endeudamiento“. “Hace falta que paguen más los que más tienen. Recuperar los Impuestos de Patrimonio y Sucesiones que suponen 3.000 millones que se están perdiendo cada año, e introducir elementos de redistribución y progresividad en los beneficios fiscales del tramo autonómico del IRPF”, ha concretado.

Su política fiscal nos esta llevando a una situación asfixiante con respecto a la deuda que puede alcanzar el 200% del ingreso anual, 36.000 millones de euros. “En lo que va de legislatura, ha incrementado usted la deuda un 13% (3.711 millones)“. Una situación que conlleva el peligro de que los tipos de interés aumenten, “lo que tendrá un impacto inmediato en las cuentas madrileñas”. En cuanto a Educación, Ruiz-Huerta ha recordado a Cristina Cifuentes, que Madrid es la segunda comunidad con las tasas universitarias más altas y un 45% más caras que antes de la crisis. Ruiz-Huerta ha propuesto a Cifuentes elaborar un verdadero plan de transición energética, basado en el fomento de las energías renovables; que las clausulas sociales sean tenidas en cuenta en las contrataciones autonómicas. Frente a la corrupción, ha propuesto una ley de financiación de partidos para Madrid y una reforma de la Cámara de Cuentas.

Cataluña

Como era de esperar,la situación en Cataluña también se ha colado en el debate, introducida por el portavoz del grupo parlamentario Socialista, Ángel Gabilondo. Fue al iniciar su interpelacion sobre la política madrileña a estas alturas de la legislatura.

Ante la preocupante situación en Cataluña, hemos de recordar que la democracia se garantiza con el cumplimiento de la ley. Y ha de hacerse con prudencia y proporcionalidad“. También ha manifestado su “afecto al pueblo catalán”. “Las aspiraciones han de canalizarse de forma legal y democrática: para ello tiene que desconvocarse el referéndum ilegal. Toda la Cámara autonómica, excepto Podemos, ha aplaudido sus palabras.

En cuanto al estado de la región, Gabilondo se ha referido al “gran dinamismo de la región”, que aporta al PIB nacional el 18,9%, más de 6,4 millones de habitantes y más de 526.000 empresas.

Gabilondo ha pedido afrontar una reforma más vertebral del Estatuto de Autonomía, que no se puede reducir al debate sobre la limitación de mandatos o a la incompatibilidad entre ser alcalde/sa y diputado/a.

En su intervención ha aparecido la corrupción del PP.  Gabilondo ha recriminado a Cifuentes “su obsesión” desde el inicio de esta legislatura por “extender un velo sobre el pasado, sin tener en cuenta que nuestro presente se ha forjado bajo ese pasado de su partido, donde no hay pocas cosas que esclarecer”. Un pasado que está siendo analizado por la UCO de la Guardia Civil y la Justicia. “Nadie mejor para esclarecer la verdad y para que algún día los madrileños puedan resarcirse del daño causado a esta Comunidad“, ha concluido.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha afeado a los tres partidos de la oposición la “inconsistencia de muchas de las críticas”, basadas, en su opinión, en una “ausencia de proyecto”. También ha manifestado su deseo de que el bloqueo al que le tiene sometido el “tripartito de oposición”, donde el partido popular pierde siete de cada diez votaciones, varíe y poder sacar adelante mas proyectos.

Durante su turno de réplica a los portavoces de la oposición, Cifuentes ha defendido la gestión de los servicios públicos por parte de su gobierno y ha respondido a las críticas a sus políticas de sanidad, educación y servicios sociales argumentando que “no se puede cuestionar un sistema por hechos aislados

En materia de sanidad, Cifuentes ha negado las acusaciones sobre su intención de privatizar la sanidad, asegurando que “no existe, ni va a existir en el futuro ningún proceso de privatización”. Además, ha afirmado que apuesta por los recursos públicos, al tiempo que ha avanzado que para septiembre de 2018 los hospitales madrileños internalizarán la realización de las mamografías.

Tras defender la calidad del sistema educativo, ha destacado que la Comunidad de Madrid es “un sistema amplio y de gran calidad”, y que de 6.635 plazas que se han puesto en marcha este año, 530 alumnos han sido escolarizados temporalmente en centros que no les corresponden, un dato que, según Cifuentes, no se puede utilizar para “denostar ni criticar” el sistema educativo, “porque eso no es serio”. “Nos acusan de hacer política buscando el márketing pero ustedes hacen una oposición de titulares”, ha aseverado Cifuentes, quien ha agregado que les pueden decir que hacen “mucha pedagogía” pero no pueden cuestionar que trabajan “con rigor”.

La guinda del pastel se la guardó para el final de su intervención cuando anunció una ligera remodelación del Gobierno, debido a la creación de una nueva Consejería. Será de Cultura y Turismo. En realidad se trata de elevar de categoría a la Dirección General de Cultura y Turismo, que dependía de la Consejería de Presidencia, y darle rango de Consejería.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − catorce =