La presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, se encuentra desde ayer en el centro de todas las críticas por la noticia publicada en eldiario.es en la que se informaba de que podría haber obtenido un título de Máster en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) con notas falsificadas, ya que, aseguran que había dejado dos asignaturas pendientes de presentarse, pero dos años después una funcionaria cambió los ‘no presentado’ por ‘notable’.

Cifuentes asegura ser víctima de un ataque “injusto” y muestra, vía Twitter, el acta de calificación del TFM firmado los miembros del tribunal. Cifuentes se defiende así de las acusaciones por falsificar las notas de su máster en la URJC de Madrid.

Además, Cifuentes ha emitido un comunicado asegurando que la universidad ha dado explicaciones que acreditan que las irregularidades a las que hace referencia eldiario.es, sobre sus presuntas notas falsas para conseguir un máster, carecen del más mínimo fundamento. Remite a lo dicho por el rector: que el trabajo se defendió ante el tribunal, obteniendo un 7,5, al igual que la otra asignatura.

En el año 2012, Cristina Cifuentes, actual presidenta de la Comunidad de Madrid y entonces delegada del Gobierno autonómico, se matriculó en un máster de la Universidad Rey Juan Carlos (Universidad Pública), sobre Derecho Autonómico, del que habría dejado dos asignaturas pendientes de presentarse pero dos años después una funcionaria habría cambiado los ‘no presentado’ por ‘notable’.

El tribunal que, según la versión de la Universidad Rey Juan evaluó el trabajo fin de máster de la política, incumple de forma flagrante el reglamento de 2011 que regulaba estos trabajos.

Ese reglamento, al que ha accedido especifica que la “comisión de evaluación de trabajo fin de máster estará constituida por tres profesores y tres suplentes, todos ellos doctores. Uno de ellos será profesor de otra Universidad”. El Rector Javier Ramos dio el miércoles los nombres de las componentes del tribunal: Cecilia Rosado Villaverde, Alicia Esperanza López de los Mozos y Clara Souto. Las tres estaban vinculadas en 2012 a la Universidad Rey Juan Carlos en el momento en que Cifuentes estaba matriculada, según figura en las fichas públicas de las tres en la web de la URJC.

El reglamento también establece que los profesores que sean de la universidad sean funcionarios, y en su artículo 9.3 relata que “el secretario será designado entre los profesores numerarios”. El 2 de julio de 2012, fecha en la que supuestamente se constituyó este tribunal, ninguno de las tres tenía plaza en la Universidad como titular.

La portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta, ha dicho que la presidenta regional, Cristina Cifuentes, está “más que debilitada” y cree que debería dimitir si se confirma que obtuvo en la Universidad Rey Juan Carlos un título de Máster con notas falsificadas.

Ruiz Huerta considera que “si no consigue demostrar que lo que se está contando es falso” debería dejar su cargo porque “no podemos tolerar que esta persona siga siendo la responsable máxima de las universidades públicas de Madrid ni un día más”.

Por su parte, el portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, que fue rector de la Universidad Autónoma de Madrid y ministro de Educación, afirma que “hace falta una aclaración explícita, verosímil y convincente de lo sucedido. Se trata de un asunto de gravedad que, de no hacerlo, afectaría, a la credibilidad y honorabilidad de la presidenta Cifuentes”. Gabilondo ha registrado una petición de información en la Asamblea. La pregunta que formula es ¿Considera que los hechos recogidos en las informaciones que afectan presuntamente a la veracidad de su currículo ponen en riesgo la estabilidad del Gobierno de la Comunidad?”.

El diputado de Unidos Podemos en el Congreso Íñigo Errejón ha exigido también explicaciones a la presidenta de la Comunidad de Madrid ante la posibilidad de que falsificara sus notas para obtener un máster. “Es extraordinariamente grave”, ha dicho, antes de recordar que “por mucho menos en Alemania dimitió un ministro”.

El portavoz de Ciudadanos, Ignacio Aguado, socio de investidura de Cifuentes, que ha dicho que la noticia le “preocupa, porque sería un delito muy grave”. “Alterar las calificaciones académicas está tipificado en el Código Penal”, ha añadido.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

5 Comentarios

  1. Dicen las buenas lenguas que en FAES y en los cursos de peperos (y de partidos adjuntos) DIMITIR sólo puede ser considerado como nombre propio ruso.

  2. ¿Todavía no os habéis enterado de que l@s peper@s hacen milagros todos los días? Sois unos incrédulos rojeras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × cuatro =