La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Alicante ha impuesto cien horas de trabajos en beneficio de la comunidad a ocho menores que acosaron durante años a una compañera de instituto. La Sala confirma así la sentencia dictada por el Juzgado de Menores número 1 de Alicante, que les condena por delitos contra la integridad moral.

Dos de los acusados también cumplen condena por lesiones

A dos de ellos, que agredieron a la víctima y a su pareja, les considera autores, además, de dos delitos leves de lesiones. Seis de los menores deberán realizar tareas socioeducativas durante nueve meses y dos de ellos durante un año.

Ninguno de los ocho condenados podrá acercarse ni comunicarse con la víctima.

Los padres de los ocho menores deberán hacer frente a una indemnización de 3.000 euros por los daños morales causados a la niña, que dejó de asistir al instituto, se negaba a salir a la calle y sufrió, según la sentencia, un “importante sufrimiento”.

 

INDEMNIZACIONES

Los dos condenados por lesiones indemnizarán a la menor con 300 euros y a su pareja, que también resultó herido, con 750 euros.

Como relata la resolución, los insultos comenzaron en el curso escolar 2012/2013 cuando uno de los condenados, junto a otros compañeros de instituto, empezó a llamar a la víctima “gorila”, “marimacho”, “gilipollas”, “gigante” o “guarra”, prácticamente a diario y hasta principios de 2016, lo que provocó que otros menores se unieran a las ofensas, tanto dentro como fuera del centro educativo. La niña recibió llamadas telefónicas anónimas de madrugada, insultos en la calle, en el parque o en su urbanización.

En enero de 2016 dos de los menores condenados coincidieron con la joven a la salida de un centro comercial y, tras insultarla, le dieron un bofetón y le pusieron la zancadilla, lo que provocó que cayera de rodillas. El novio de la víctima resultó también lesionado en el brazo izquierdo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLa Abogacía fuerza a Justicia a actualizar los baremos del Turno de Oficio
Artículo siguientePedro Sánchez, ¡presidente del pueblo español!
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 − diez =