Alguna vez fuimos entre unos labios. Un espejo, el retrato de una huída. El verso encendido que arrasó unas pupilas. Un poema percutido en una sien.

Un día, cuando aciagos eran los nombres de los hombres y de las mujeres, y sobre un cielo incierto amenazaban con volcar, nos levantamos contra el orden establecido, contra el sistema, contra la injusticia, porque el hambre era más fuerte que nuestros sueños, porque el desaliento fusilaba cada mañana a un padre o a una madre de familia que había perdido todo lo que había construido: una casa al borde del abismo, un sueño deambulando sobre las mandíbulas, el coraje suicida de Ícaro.

En un día de golpe, el país se levantó en llamas, nos puso una vez más en la Historia a la vanguardia de qué se yo sueño imposible sobre los labios. Acariciamos la revolución, como quien acaricia el dolor, la gravedad que siempre tuvimos, el ansia del combate para salir todos alzados victoriosos a pesar de la derrota, de los naufragios, de las noches sin dormir, amor, abrazado al frío de la noche que nos golpeaba los labios, las puertas, las ventanas de esta casa que ya no existía.

Un día, sin más, nos despertaron la indignación, nos arrancaron el corazón a pedazos, nos volvieron a hacer mortales ante las puertas del infierno, echando espuma por la boca, con la camisa rota y el pecho descubierto, como quien se sabe muerto antes de empuñar un fusil.

Dicen que el que se indigna se cree justo y de aquella primavera española, donde queríamos asaltar los cielos; de aquel quince de mayo, donde ensanchamos el alma y cantábamos a la libertad; de aquellas plazas, donde sólo cabía pan, justicia y democracia, ahora sólo queda la zozobra, los juicios sumarísimos a la sobra del anonimato, la fragmentación del ser luchando por un “me gusta”, un retweet o un comentario.

De aquellos días, sólo nos quedan las manos vacías, las aulas rotas sobre los pupitres, la huida. Una juventud desalmada, una vez más, acorralada por las redes sociales, amamantada por el nihilismo de internet, atrapada por la propia imagen y los medios, donde su anhelo de cambio ha sido devorado por el recuerdo de aquellos días de revolución a golpe de post o de tweet, sentados, absortos, deambulando como zombies por las calles, proclamando la paz y la justicia en ese insulso y hondo agujero que es el sofá, viendo cómo ante nuestros ojos se vuelve a abrir las puertas de esa casa a la que siempre quisimos llegar.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEntrevista a Antonio Manilla
Artículo siguienteLa belleza corporal de última generación que llega con el verano
Guillermo de Jorge (Guillermo George Hernández), Santa Cruz de Tenerife, 1976. Cursó Filología Inglesa en la Universidad de La Laguna. Suboficial del Ejército de Tierra del Arma de Infantería, es Diplomado Superior de Montaña por la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales del Ejército de Tierra. Ha participado en operaciones de seguridad y misiones de paz, significando su estancia en Mauritania, Afganistán e Irak. Ha estado en países como Marruecos, Portugal, Senegal, Sierra Leona, Kuwait, Francia. Poeta - soldado, armas - letras, en la actualidad ejerce la presidencia de la Asociación Nacional Círculo Artístico Cálamo. Miembro del Centro Andaluz de las Letras, ha colaborado con medios de comunicación, destacando sus colaboraciones con el Diario de Sevilla, con el periódico La Voz de Almería, el Periódico El Día de Canarias y el Periódico El Mundo. Dirige la Colección “Letras del Mediterráneo”, de la Editorial Playa de Ákaba. En 2008 fue nombrado Miembro del Instituto de Estudios Almerienses. Le ha sido otorgado por la Junta de Andalucía, Diploma por su contribución y participación en Nueva Literatura Almería y fomento de la Cultura 2004. Accésit del Premio Creación Joven de Poesía de la Universidad de La Laguna 2005, actualmente colabora con Diario de Almería y Onda Cero Almería. Ha participado en encuentros literarios de carácter nacional e internacional, destacando el Festival Internacional de Getafe de Novela Negra, el Encuentro Nacional de las Letras Islas Canarias, Festival de Poesía del Mediterráneo o el Ciclo Internacional de Poesía Ciudad de Valladolid, estando sus textos reunidos en varias antologías poéticas y narrativas. DATOS BIBLIOGRÁFICOS Ha publicado diez libros de poemas, entre ellos: “Corporeidad de la Luz", Ediciones Idea, 2006 y “HK-G36E", prologado de Rafael Guillén, Premio Nacional de Literatura. Instituto de Estudios Almerienses, 2008. Ha colaborado con revistas especializadas, como la Revista Literaria Río Arga, Navarra; La Galla Ciencia, Murcia o la Revista Literaria Culturamas, Madrid. Y sus textos han sido publicados en suplementos literarios, destacando: “Selección de poemas" Publicado por el Servicio de Publicaciones de la Universidad de Puebla, México. “Varied poems" Publicado por la Universidad de Columbia, EE.UU. En narrativa ha publicado: “Relatos a Glo”. Editorial Ediciones Idea, 2008. Como Cuadernos de Combate ha editado: “Irak: Diario de un legionario”, publicado por el Periódico La Voz de Almería, 2004. “Afganistán: Diario de un Soldado”, prologado por Lorenzo Silva, Premio Planeta de Novela. Editorial Playa de Ákaba. 1º Edición, Dic 2015. 2º Edición Feb 2016. 3º Edición Sept 2017. Exposiciones fotográficas realizadas: “Afganistán: Pasajes”. Monográfico junto con Lorenzo Silva y comisariada por el artista plástico Fernando Barrionuevo, en la Sala de Arte Contemporáneo MECA Mediterráneo Centro Artístico (Almería, Andalucía).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 4 =