La página de de Facebook “Gredos sin lobos” se ha cerrado por la avalancha de denuncias y críticas en las redes sociales, despúes de subir a su dominio cinco fotos del atropello a un lobo y la siguiente publicación: “Un lobo atropellado entre Navarredonda y San Martín de la Vega. DEP. Se le ve muy mansito al lobo” .

El animal iba por la carretera en busca de una vía de paso entre la nieve que cubre esa región cuando el conductor del vehículo lo vio y asesinó sin ningún motivo más que el de presumir de ello.

Según escribió en Twitter el diputado de Unidos Podemos en el Congreso por Alava/Araba y Coportavoz Federal de EQUO, Juantxo López de Uralde: “Un individuo ve un lobo por la carrretera, buscando un camino en medio de la nevada; lo atropella para presumir, y sube la hazaña a Facebook. Y estos hechos son impunes en España. Urge cambiar el código penal para que algo así sea considerado delito. Nos ponemos manos a la obra”.

La caza sigue siendo la principal causa de mortalidad conocida para el lobo en Castilla y León, con el 75% de los casos relacionados con la actividad cinegética entre 2014 y principios de 2017, seguida de los atropellos, con el 13% y las batidas de la Junta para controlar su población al sur del Duero (7%).

La respuesta dada por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente a una pregunta parlamentaria formulada por el procurador de IU-Equo, José Sarrión, detalla que en la temporada de caza 2014/2015 acabó con 78 animales abatidos, la 2015/2016 con 82 y la 2016/2017 con 91, además del hallazgo de otros 12 animales que murieron por un disparo y fueron encontrados posteriormente en el mismo periodo 2014-2017.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorReporteros Sin Fronteras urge una reforma de RTVE
Artículo siguienteNueva estrategia de Puigdemont: Retira la petición del voto delegado
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × cinco =