Los trabajadores de la Seguridad Social se enfrentan a un futuro agónico. El sindicado CCCOO ha realizado tres estudios sobre el personal de la Seguridad Social donde se constata que en los próximos 10 años se jubilará más de la mitad de la plantilla. Por ello, desde CCOO denuncian la constante pérdida de personal y su avanzada edad en la Seguridad Social.

Los tres estudios elaborados sobre el personal desvelan además que uno de cada cinco puestos de trabajo están vacantes. Un hecho que pone de manifiesto la necesidad de que se incluya a la Administración de la Seguridad Social como centro de cobertura prioritaria además de la convocatoria inmediata de una Oferta de Empleo Público Extraordinaria.

Avanzada edad

Los principales datos que se desprenden de la labor realizada por Comisiones Obreras revelan la situación de precariedad y desamparo a la que se enfrentan los trabajadores de la Seguridad Social. En líneas generales, destaca la avanzada edad del personal por lo que se estima que, en el plazo máximo de 5 años, el 21,46% de la plantilla actual se jubile.

A largo plazo, la situación podría ser insostenible teniendo en cuenta que actualmente el personal menor de 50 años, supone solamente el 16,00% de la plantilla de la Seguridad Social. De esos 3.789 menores de 50 años hay 78 menores de 30 años y solamente 2 (un hombre en el Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS) y una mujer en la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) son menores de 25 años.

Tendencia bajista

En cuanto a la evolución del personal que presta servicios en la Seguridad Social, los datos tampoco mejoran. La tendencia bajista, no solo se mantiene, sino que se agrava. El sindicato ha podido comprobar que hay una pérdida constante de efectivos en todas las Entidades Gestoras y Servicios Comunes de la Seguridad Social. En el periodo estudiado (2009 a 2018) se han perdido más del 17% de efectivos.

El único aumento parcial en los efectivos se produce en el año 2012 gracias a un concurso de traslados de personal funcionario por el que ingresaron 1.158 efectivos de fuera de la Seguridad Social. En los siguientes concursos de traslados, la plantilla no se ha incrementado. Aun así, el aumento parcial de 2012 es un espejismo ya que el número de efectivos en el año 2013 es incluso inferior al de 2011.

Otro dato destacable que se desprende del estudio realizado por CCOO es que en materia de ocupación las Relaciones de Puestos de Trabajo, que están completamente obsoletas y es necesaria una reforma total de las mismas, no están ni mucho menos ocupadas. Esto supone que de media no están ocupados el 19,44% de los puestos. Hay, por lo tanto, 5.862 puestos de trabajo sin cubrir, 5.607 con personal funcionario y 255 con personal laboral.

Además, la falta de personal provoca esperas interminables en las citas previas. En los CAISS (Centros de Atención e Información de la Seguridad Social) la citas previas para informarse de una pensión de jubilación pueden retrasarse por encima del mes (esto ocurre en centros de Murcia, Girona, Alicante, Tenerife y Madrid). Por no mencionar la cada vez mayor “externalización” de los servicios que debería seguir prestando la Seguridad Social.

CCOO denuncia una vez más esta situación porque defiende una Seguridad Social pública y de calidad donde los servicios sean prestados por empleados y empleadas públicos, y para ello es imprescindible el inicio inmediato de un proceso de cobertura de las vacantes.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × cinco =