El ministro del Interior italiano ha recordado que fue precisamente Francia el primer            país en rechazar “a más de diez mil personas en la frontera con Italia, entre ellas                muchísimas mujeres y niños” y que Italia está “pagando” ahora la “inestabilidad           causada por los franceses en Libia”. La crisis comenzó con el cierre de los puertos italianos frente a los migrantes y dio un giro significativo después de la apertura de España de sus puertos al barco Aquarius. Un barco fletado por oenegés francesas, según dicen, para el rescate de inmigrantes clandestinos en el Mediterráneo.

La negativa de Italia a abrir sus puertos provocó fuertes reacciones, críticas e incluso insultos entre Francia e Italia. Actualmente, el Mediterráneo está atravesado por diferentes tipos de barcos de ONG’s que operan sin ningún respeto a la legalidad nacional, europea e internacional. En España, como en toda Europa, los políticos están en perpetua animosidad y disputa; tratando de aprovechar toda oportunidad para debilitar a sus oponentes. En España, tras más de 3 años de gestación de la crisis independentista catalana, la disputa está en su cumbre.

Los partidos políticos españoles y varias tendencias heterogéneas, apoyados por los separatistas, han prometido hacer todo para destituir al Sr. Mariano Rajoy, presidente del Gobierno desde 2011 y presidente del Partido Popular. De hecho, lograron reemplazarlo en junio de 2018, después de la adopción de una moción de censura. La actual crisis migratoria es una nueva amenaza y representa un cierto desafío al nuevo Gobierno socialista en España. Consciente de la fragilidad de su gobierno, el nuevo presidente, el señor Pedro Sánchez está demostrando flexibilidad y habilidades en cuestiones espinosas, como la independencia, la amenaza del terrorismo y la búsqueda de soluciones a la crisis humanitaria migratoria en el Mediterráneo. Para un mejor entendimiento de la problemática de la migración hay que recordar los siguientes datos y sucesos.

La Unión Europea necesita cada año 13 millones de migrantes para lograr un equilibrio demográfico normal de edades. En cuanto a África, desde su pasado, ha servido como base de mano de obra para construir América y Europa. Un pasado doloroso donde la trata de esclavos africano perduró durante siglos y hasta hoy día sigue el pueblo africano en la            miseria y miles de jóvenes se ahogan en el Mar Mediterráneo (más de 50.000             ahogados desde 2011). Durante la época de Franco, España vivía una crisis parecida. El éxodo rural a grandes ciudades estaba prohibido y los que trabajaban debían salir fuera del perímetro de la ciudad una vez su trabajo terminado. Veíamos en 2018 cómo se puede plantear soluciones a la crisis migratoria en España, una responsabilidad que incumbe a su actual presidente de Gobierno.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 5 =