Esta misma semana, el Parlamento de Cataluña, con los votos de Junts pel Sí y la CUP, ha instado a la Generalitat a no otorgar subvenciones económicas a aquellos medios de comunicación privados que se nieguen a insertar o a emitir anuncios sobre el referéndum independentista; es decir, a no otorgar subvenciones a aquellos medios de comunicación privados que se nieguen a hacer publicidad de un acto ilegal, bien porque es ilegal, bien porque no sean favorables al acto como tal: es decir, a la independencia de Cataluña respecto del resto de EspañaJunts pel Sí y la CUP votaron obviamente a favor de un texto claramente antidemocrático, Catalunya Sí que es Pot se abstuvo y el resto de formaciones políticas votaron en contra. 

Hace tiempo que la Generalitat de Cataluña y los independentistas catalanes llevan vulnerando la legalidad vigente y la Constitución Española. No es asunto reciente sino que la vulneración sistemática de algunos preceptos constitucionales ha venido siendo flagrante, especialmente en cuestiones lingüísticas… sin que en todo este tiempo ni uno solo de los gobiernos de España haya hecho mucho más que, a lo sumo, mover una ceja. En ello se parece a los partidos políticos nacionales que prefieren mirar para otro lado o responder muy tímidamente… cuando no acompañan por dejación o cobardía en sus intenciones las pretensiones nacionalistas. Como esos alcaldes pertenecientes al PSC favorables a que se celebre el referéndum ilegal que permitiera de un plumazo fraccionar la soberanía nacional y romper la convivencia: ante este hecho concreto, la pregunta ya no es qué hace un señor que pretende tal cosa militando en el PSC sino cuántos militantes no nacionalistas quedan todavía en el PSC… y dónde queda el PSOE en toda esta historia. Cuando pudo implantar la Federación Socialista en Cataluña no quiso… y ahora ya ni siquiera importa, porque no van a ser referente de la izquierda española en aquella región quizás nunca más. No al menos de una izquierda realmente progresista, que es lo que realmente se necesita.

Este ha sido, por tanto, el último ataque a la democracia puesto en marcha por los golpistas catalanes, a la espera de que efectivamente el gobierno de Cataluña active y ponga en marcha tal petición parlamentaria. Una nueva vulneración de los más básicos principios democráticos y un nuevo ataque a la libertad, a la pluralidad y a la convivencia. Y todo para pretender levantar fronteras entre conciudadanos, ¿puede haber cosa más reaccionaria? Y la izquierda, a por uvas, desmoronada, desnortada y traicionando sus propios principios: en lugar de defender la igualdad, defiende la identidad, la nación de naciones, la plurinacionalidad y la nada. 

El Gobierno de España sigue apagado y fuera de cobertura, dejando pasar el tiempo o, quizás, fraguando bajo manga un acuerdo infumable con quienes pretenden romper España. Acuciado por gravísimos casos de corrupción política, le acecha la mayor de las corrupciones, esa que consiste en vulnerar la legalidad vigente y levantar muros entre conciudadanos. Si nuestro Gobierno de España sigue sin hacer cumplir la ley en Cataluña, seguirá siendo cómplice de este desastre. Porque hay millones de residentes en Cataluña que están viendo sus derechos ciudadanos permanentemente vulnerados.

De lo que se trata no es de amar a España, por cierto, sino de cumplir y hacer cumplir la legalidad vigente y ampliar los espacios de convivencia, en lugar de reducirlos. De reivindicar la ciudadanía compartida, el republicanismo cívico y España como nación política que nos confiere derechos políticos. Y de ganar la batalla a los nacionalistas: porque de resistir estamos muchos muy hartos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLa anulación de la operación del Banco Popular es jurídicamente viable
Artículo siguienteDos años
Nací el 11 de noviembre de 1974: tengo, por tanto, 42 años. Soy Diplomado en Ciencias Empresariales, Técnico en Gestión Fiscal y Técnico Especialista en Administración y Dirección de Empresas. Milité desde muy joven en diversos movimientos sociales que se enfrentaron al terrorismo de ETA, como Denon Arten-Paz y Reconciliación (durante los primeros años de los años 90) y Basta Ya (desde finales de los años 90). Milité posteriormente y durante unos tres años en el PSE, partido político que abandoné en 2006 al comprobar que dejaba de ser un partido nacional y de defender la igualdad y por su política en relación a ETA. Me afilié a UPYD el 29 de setiembre de 2007, el mismo día en que se presentó públicamente en Madrid. Desde el 1 de marzo de 2009 hasta el 20 de octubre de 2016 fui parlamentario vasco por UPYD. He estado en la Dirección de UPYD desde 2009 y soy exportavoz nacional del partido. Portavoz de la Plataforma Ahora

1 Comentario

  1. No hay ningún Estado que se haya secesionado pacíficamente de otro en cuya constitución sus ciudadanos se declaran como indivisible
    Ningún país permite el ‘’derecho a decidir” en su constitución. Ni los más democráticos. Ni los federales. Ni los republicanos. Ni los monárquicos. Ni los ‘tradicionalmente’ de izquierda. Ni grandes. Ni pequeños. Ni siquiera en Narnia; en los borradores de la hipotética constitucion catalana, ya redactados, tampoco se permite el ‘derecho a decidir’ salvo reforma entre todos los catalanes. Como en las demás.
    ●NORUEGA: Art. 1 : “El Reino de Noruega es un Estado indivisible e inalienable”
    ●CONSTITUCIÓN DE ITALIA: Art.5. “La República, una e indivisible, reconoce las autonomías …”
    ● PORTUGAL .Art. 51. “Ningún partido será constituido con programa que tenga naturaleza regional”
    ● FINLANDIA. Art. 4. “El territorio de Finlandia es indivisible.”
    ●CONSTITUCIÓN DE FRANCIA. Art 1: “Francia es una República indivisible, laica, democrática…’’.
    ●BULGARIA: Art. 2.2 “La integridad territorial de Bulgaria es inviolable.”
    ● CONSTITUCIÓN II REPÚBLICA ESPAÑOLA:Tít I. Art.8º: “El Estado español, dentro de los límites irreductibles de su territorio actual, estará integrado por …”
    ●Y así TODOS menos Canadá, ÚNICO país cuya constitución no tiene ningún artículo que haga referencia a su indivisibilidad, y Reino Unido que al no tener constitución escrita lo decide todo su parlamento. En los demás habría que reformar primero la constitución. Nadie lo ha hecho.
    ● Muchos más ejemplos de países indivisibles (incluida ¡Suiza!, Alemania, EEUU…) con enlace a sus constituciones aquí→
    https://docs.google.com/document/d/1TF3hOhSl528EJ9y78Na0WWFhvvpuWzVo-FucTxIyjAk/edit

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco + 1 =