El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha utilizado apenas cinco minutos para contestar a las preguntas de los ocho grupos parlamentarios. En su declaración ha manifestado saber lo mismo que cualquier diputado o que cualquier ciudadano sobre el caso Lezo, que se encuentra ahora mismo bajo secreto sumario. Ha subrayado su confianza absoluta en la independencia y autonomía del Ministerio Fiscal, enfatizando que “España tiene una de las Fiscalías más competentes, más comprometidas, más eficaces y más autónomas del mundo”.

El representante de Ciudadanos le ha reprochado su actitud y le ha recordado que la mayor parte de su comparecencia se ha centrando en hacer un recorrido por su programa electoral.

Por su parte, Pablo Iglesias, ha comenzado su interpelación espetándole al ministro: Excusatio non petita, accusatio manifestay le ha formulado siete preguntas, entre los murmullos, las risas y los pataleos de los diputados y diputadas del Partido Popular. Entre ellas, cabría destacar, por las reacciones, la siguiente: “¿Qué pasaría si se escuchara a terroristas o narcos mencionar el nombre de un fiscal?”, continuó el líder de la formación morada. Una intervención, la de Iglesias, incisiva. Todas las preguntas puede leerlas a continuación:

  1. ¿Le informó el señor Maza, Fiscal General del Estado, antes del nombramiento de Manuel Moix como Fiscal Jefe Anticorrupción, de los dos avisos que tenía de la Teniente Fiscal de Anticorrupción y de la Unión Progresista de Fiscales en los que alertaban de que Moix era alabado por Ignacio González en una grabación conocida en el marco de la operación Lezo? ¿Le informó, o no le informó el señor Maza?

 

  1. ¿Ha tenido Usted algún contacto ulterior al 3 de noviembre con el señor Ignacio González, con el señor Cerezo o con alguien de su entorno?

 

  1. ¿Por qué en un breve lapso de tiempo pasó de ratificar a Consuelo Madrigal como Fiscal General del Estado, a decantarse por José Manuel Maza?

 

  1. ¿Es cierto que la señora Madrigal se negó a los nombramientos que usted quería imponerle, entre ellos el del Fiscal Jefe de la Audiencia Nacional y el del Fiscal Jefe de Anticorrupción, Manuel Moix?

 

  1. ¿Madrigal se fue por no querer nombrar a Manuel Moix Fiscal Jefe Anticorrupción?

 

  1. ¿Qué le parece que se haya probado que Moix mintió y que sea objeto de una querella?

 

  1. ¿Qué cree que pasaría si se escuchara a dos terroristas o a dos narcos mencionar el nombre de un fiscal que les interesa?

La portavoz del partido Popular en una intervención muy bronca, ha interpelado a Pablo Iglesias, con recortes de prensa relativas a las declaraciones del fiscal Villarejo.

El secretario general de Podemos ha recordado todas las conversaciones grabadas a los implicados en la Operación Lezo. Le ha recordado reiteradamente que está comparecencia está siendo grabada, respondida por la bancada popular con reproches y risas.

Resultaban llamativas las risas de sus señorías del Partido Popular.

El portavoz socialista, por su parte, ha reiterado la mala imagen de la fiscalía y la justicia, insinuando que contra la fiscal general Consuelo Madrigal ha habido una operación para su cese.

El Ministro Catalá ha garantizado que no “ha interferido ni interferirá nunca en una investigación judicial” y “quien diga lo contrario, miente, miente intencionadamente. Miente con mala fe y miente con una saña, un rencor y una crueldad injustificable en ningún ámbito de la vida, ni siquiera en el de la política”. “En ningún momento, se ha intentado paralizar ninguna investigación en relación a la Operación Lezo, por lo que todas las medidas solicitadas por los fiscales del caso fueron practicadas, ya fueran registros, como detenciones”.

En su intervención, Catalá ha negado las informaciones contrastadas por la Cadena Ser, garantizado que “jamás se ha cesado ni se ha apartado de la investigación al fiscal encargado. (…) es más, fue el propio fiscal anticorrupción, Manuel Moix, quien solicitó la renovación de su plaza en comisión de servicios en la Fiscalía Anticorrupción, renovación que fue aprobada por la Fiscalía General del Estado“.

“¿A quién le interesa alimentar los bulos y las falsedades que se lanzaron en su día sobre este tema? No hay nada hay más insidioso e injusto que lanzar acusaciones precipitadas sin tener pruebas”. Ha concluido, dejando además, una propuesta sobre la mesa: “Cambiemos el ruido por el diálogo”, ha dicho. “En democracia, la política no se puede utilizar para debilitar y desprestigiar las instituciones y a quienes las representan, sino para mejorar su funcionamiento y los servicios públicos que presta”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 − 10 =