Un reciente estudio elaborado por el comparador financiero HelpMyCash.com revela que alrededor del 48 % de las hipotecas que se comercializan en España no incluyen la denominada compensación por desistimiento total o parcial. Dicho de otra manera, prácticamente la mitad de los préstamos hipotecarios se pueden amortizar anticipadamente sin tener que pagar ni un solo euro en comisiones, lo que multiplica el ahorro que se puede obtener por esta operación.

La banca online no cobra comisiones por desistimiento

Entre los bancos que no cobran comisiones por amortización anticipada total o parcial destacan especialmente los que operan íntegramente online. De hecho, ninguna de estas entidades incluye esta penalización en la letra pequeña de sus hipotecas, lo que las convierte en las más flexibles del mercado. En cambio, la banca considerada tradicional sí cobra este recargo con más frecuencia, especialmente cuando el producto se cancela anticipadamente (compensación por desistimiento total).

También hay que destacar que es más probable que nos apliquen esta comisión si contratamos una hipoteca fija o mixta. Además, este tipo de productos también pueden incluir la denominada compensación de riesgo por tipo de interés, una penalización que se cobra en caso de amortización anticipada o subrogación cuando la operación genera una pérdida al banco. Su valor oscila entre el 0,5 % y el 3 %.

Aun así, el cobro de la compensación por desistimiento es un aspecto que siempre se puede negociar con el banco. En ese sentido, hay muchas entidades que ni siquiera aclaran si sus productos la incluyen, pues prefieren acordarlo directamente con cada cliente. En caso de aplicarla, la comisión no puede superar el 0,5 % del importe cancelado (o el 0,25 % si la amortización anticipada se produce a partir del sexto año), pues su valor está regulado.

Es mejor amortizar anticipadamente al principio del plazo

En cualquier caso, tanto si nos cobran la comisión como si no, para que una amortización anticipada salga a cuenta es imprescindible llevarla a cabo durante los primeros años del plazo. Como el método de reembolso de las hipotecas es el sistema francés, los intereses se pagan sobre todo al principio de la vida del producto, así que cuanto antes adelantemos capital, más ahorraremos en intereses.

Asimismo, siempre saldrá más a cuenta utilizar la amortización anticipada para reducir el plazo en vez de para abaratar las mensualidades, pues de esta manera pagaremos menos en intereses. Por ejemplo, imaginemos que tenemos una hipoteca al 2 % con un capital pendiente de 100.000 euros a devolver en 20 años. Si decidimos adelantar 20.000 euros y reducimos el plazo a 15 años, ahorraremos más de 8.400 mil euros en intereses. En cambio, si mantenemos el período de amortización para que se abaraten las mensualidades, el ahorro será de unos 4.200 euros, es decir, prácticamente la mitad.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 3 =