¿Vais a seguir permitiendo, el supuesto renacido Pedro Sánchez y ejecutiva lo hacen, que según los jueces y millones de ciudadanos, gobiernen nuestros recursos, nuestras vidas, una banda criminal organizada?

¿Vamos a poder soportar la vergüenza de cómo, día sí y otro también, nuevos casos de dirigentes del partido y del gobierno son, recusados, denunciados y llevados a los tribunales?

¿Vais a seguir consintiendo, que sigan vetando, bloqueando en el congreso, leyes, normas, urgentes que necesita esta sociedad para regenerarse?

¿Vais a seguir permitiendo la infame y antidemocrática ley mordaza, que planea impunemente sobre nuestras vidas pisoteando nuestra dignidad y llevando a personas inocentes a la cárcel?

¿ Puede gobernar nadie un país con eficacia, cuando tendrá que dar explicaciones sobre corrupción prácticamente todos los días, durante varios años?

¿Cómo es posible que esto no lo tenga ya claro la cúpula del Psoe? ¿Lo tienen ya claro las bases?  

¿No os queda claro, a millones de españoles sí, que la banda criminal organizada, han trincado de tantos contratos, que se puede pensar sin temor al equívoco, que han arramplado prácticamente en todos los lugares del territorio y allende los mares?

Y que para poder hacerlo, ¿no os parece evidente, incuestionable, que tienen, tuvieron, que participar todos los que detentan cargos, desde arriba hacia abajo, este, oeste, presidentes, alcaldes concejales, arquitectos, técnicos,,, etc, sin relegar, dejar de lado, obviar, a empresarios y organismos encargados de supervisar las cuentas de los partidos? Y ¿dadas las evidencias de estas prácticas a lo largo de más de veinte años, no tenéis ya claro que se debería, se debe abrir una investigación de todos los contratos realizados por el partido del gobierno, para conocer a los actores, encubridores, poner al corriente, con luz y taquígrafo, en profundidad, sus prácticas, métodos, ingeniería delictiva, que pueda contribuir a hilvanar, repensar, crear una estrategia con leyes, normativas y controles que haga casi imposible robar, y los que lo hagan no queden tan fácilmente impunes, y menos, recompensados?

 

¿Qué más necesita el Psoe para decir NO a un gobierno indecente, deshonesto, obsceno, que ningún español se merece?

Parece, que sólo un acto heroico, valiente y decidido de las fuerzas de izquierda puede dar solución a los graves problemas de nuestro querido país.

En ciertos momentos de la historia, en muchos pueblos, países, han tenido que recurrir a acciones heroicas individual o colectivamente, en escenarios de guerra, alzamiento, revoluciones, donde sí estaba presente la violencia y el riesgo de perderse vidas. Lo heroico no sólo tiene que intervenir en el espacio-tiempo donde se encuentra agazapado lo peligroso, lo violento; lo heroico en ciertas ocasiones, necesariamente, innova con actos inteligentes que requiere altura de miras, generosidad, empatía de personas y colectivos, que tienen en sus manos la posibilidad de revertir situaciones injustas, que ponen en riesgo a toda una colectividad o país, vamos, lo que sería y llamamos; un acto honesto y éticamente impecable.

En el enmarañado contexto sociopolítico que nos hallamos, que prima más el ego, los sillones, la estulticia, cortedad de miras, la falta de empatía, ética, estética, en esas personas, colectivos, asociaciones políticas que se autoproclaman social demócratas, de izquierda, decía, que un acto puede ser igualmente heroico, honesto y ético en ese contexto, cuando alguien, actúa con valentía, inteligencia, eficacia por y para los ciudadanos, por y para lo que fueron elegidos y se les paga, previniendo riesgos, mejorando el hábitat y a sus moradores, dejando de lado intereses partidarios y prebendas egoístas. Nadie con signos de talento y algo de ecuanimidad puede obviar, que en nuestro país hay pobreza alimentaria y energética; personas que sufren enfermedades y fallecen por estas causas evitables. Son innumerables los residentes que han perdido el trabajo, vivienda y su vida digna. Muchos inocentes ciudadanos no se cruzaron con ningún héroe en su camino, que les marcaran otra mejor opción, una alternativa a esa solución final que es el suicidio. Suicidio evitable si algún superhombre hubiera puesto en valor y exigido y conseguido que jueces, fiscales y gobierno respetasen el obligado cumplimiento de la carta Magna, en su art. 47.

Ya lo he dicho en otras ocasiones, pero hay que repetirlo una y tantas veces sea necesario, y más cuando los dirigentes del Psoe han vuelto a refrendar que no contarán con partidos, democráticos, con tendencia independentista: “Los votos de los partidos con pretensiones independentistas, son tan democráticos como los de los demás grupos; tienen asiento en el Congreso y Senado en igualdad de derechos, deberes y responsabilidad ante los ciudadanos, cuentan y son imprescindibles, ineludibles, necesarios para que la democracia funcione”. Es esencial, fundamental, básico, de cartilla, que entendamos, que entiendan las bases, que en una democracia todos los partidos, son necesarios, representan a millones de ciudadanos con disparejas formas de vivir y entender la vida, y a veces con complejas pretensiones. En eso consiste vivir en democracia, convivir con él y lo diferente, resolviendo con dialogo y acuerdos nuestras diferencias y esperanzas. No contar, ningunear, despreciar a los partidos independentistas, que representan a millones de españoles, repito, españoles, es poner palos a la rueda del entendimiento, es, no construir puentes de cercanía, es enervar y alejar más, si cabe a ciudadanos que no conciben que no se cuente con ellos, con sus formaciones políticas, para dar solución a los problemas que acucian, estrangulan a la sociedad.

Cuando el estatuto de Cataluña fue aprobado por sus diputados y senadores, en el congreso y senado del gobierno central, el pp aún a sabiendas que era similar al de otras comunidades, lo llevó al tribunal constitucional para que sus jueces, de forma nada objetiva y quizás menos honesta, afines a ellos, lo declararan inconstitucional. Esto que debería avergonzar a cualquiera, al pp parece que le sirve para mantener a sus poco críticos votantes contentos. El llamado problema catalán, ya resuelto en su momento con la aprobación del estatuto, al recurrirlo el partido más corrupto de la historia europea, no le importó las más que probables desastrosas consecuencias que hoy estamos viviendo, sufriendo. ¿No ven las bases, que una vez más, el gobierno que todos queremos echar, actúa en su propio insensato beneficio, sin afectarles inquietar, desestructurar la sociedad, sin importarles contribuir y favorecer el enfrentamiento innecesario y artificioso, entre ciudadanos, ni el aumento de independentistas?

Nadie quiere un gobierno en el punto de mira por su delictivo proceder en las elecciones, por su manifiesta ilegalidad; y estos partidos lo tienen claro y lo han dejado dicho: “Contar con nosotros para echar a este indigno gobierno de la Moncloa”. ¿No es un paso primordial, necesario, urgente, que una mayoría de partidos y votantes están, estamos deseando dar?. ¿Queremos más independentistas?, o queremos acercar diferencias y trabajar por la unidad. -“Sabemos que vivimos en la contradicción, pero que debemos rechazar la contradicción y hacer cuanto sea necesario para disminuirla. Nuestra tarea de hombres es la de encontrar las escasas fórmulas que puedan apaciguar la angustia infinita de las almas libres. Tenemos que remendar lo que se ha desgarrado, hacer que la justicia sea imaginable en un mundo tan evidentemente injusto, que la felicidad tenga algún sentido para los pueblos envenenados por la desdicha del siglo”. “Tarea sobre humana, -sigue diciendo Albert Camus-, pero se llama sobrehumanas a las tareas que los hombres tardan mucho tiempo en llevar a cabo: eso es todo”-. De eso trato de hablar, de lo difícil que les resulta a los representantes que hemos elegido y pagamos para dirigir nuestra empresa, nuestro país y, a algunos partidos trasladar el sentir y mandato de los ciudadanos, por no separar sus intereses partidarios, sillones, prebendas, sinecuras, por no querer o no tener meridianamente claro, qué es eso de vivir en democracia, cómo actuar para conseguir una sociedad más justa, solidaria y eficaz en su gestión.

Hablemos claro, razonemos, cuestionemos. Pedro Sánchez , ¿es un “infiltrado”, está capacitado para presidir al Psoe?. Su posición nos recuerda, otra vez, tras su nada preclara vuelta, al famoso “tamayazo”, donde un infiltrado y una infiltrada, aquí hay igualdad, decidieron en contra de la mayoría de los madrileños y, resultando la nada honorable Esperanza Aguirre y sus ranas, los grandes beneficiados. La decisión de Pedro Sánchez de pactar con un partido que no es ni de lejos socialdemócrata, y su poco razonable y nada razonada crítica airada contra los que sí apuestan claramente por políticas a favor de los ciudadanos desde una posición claramente social y democrática, nos lleva a deducir con tristeza y rabia, sin mucho margen de error, con horror, que Pedro Sánchez es un “infiltrado”, un rehén. (Lo reconoció cuando lo defenestraron).

¿Tiene un acuerdo, un compromiso con los grandes capitales, a los que les debe haber prometido que la izquierda en España no gobernará si depende de él?. Ya podría ser presidente con mandato de la mayoría de ciudadanos de izquierda, pero su más que probable acuerdo con la derecha, por convicción, limitación y o compromiso, ha optado por no pactar con la izquierda natural. Se ha hecho prisionero de su estulticia, con bastante indignación de millones de socialistas.

No nos engañemos, que no nos engañen.

Vemos claramente que la cúpula del Psoe está lejos de lo que entendemos, entendéis como socialdemocracia. No es comprensible, que el Psoe, eligiera a Pedro Sánchez, para ser candidato a la presidencia de un país, con este resumido currículo: “Fue miembro de Caja Madrid 2004-2009. -Votó a favor de la venta de preferentes, una mega estafa, que ha arruinado la vida y tranquilidad a millones de personas. – Votó a favor de los sueldos millonarios para los directivos de Caja Madrid. -Votó en el Congreso en contra de investigar las causas de la quiebra de Bankia”. Llega tarde a dar explicaciones; llega tarde para comprender que por acción, omisión o ignorancia, que no le exculpa, cobraba por ello un buen sueldo, debió pedir disculpas por el dolor causado a inocentes ahorradores, ser consecuente con su enorme error o incapacidad o irresponsabilidad y no presentarse a presidir un partido que necesita hoy más que nunca a personas capacitadas, eficientes, empáticas y sin ninguna tacha o sospecha de malévola gestión.

Se le veía con ganas de rozarse con los ricos, no nos mintamos, por eso despreció, luego rectificó y ahora sigue, vuelve a su linde, a más de cinco millones de personas, entre ellos, como dijo Borrel, los hijos de los socialistas. Sólo esto desacredita a cualquiera para presidir ningún país.   Y ahora impide otra vez, tras la insurrección, un gobierno de izquierda que es lo que pide la mayoría de los ciudadanos, que están, estamos sorprendidos de la actitud antinatural y engañosa de un partido que se vanagloria de izquierdas de toda la vida. Pedro Sánchez, o es un rehén, o un infiltrado o un imbécil. Y que utilice la palabra comunista como arma arrojadiza contra un partido político para desacreditarlo, dice de él cuan bobalicón es, aunque alguien le ha debido dar un coscorrón, y ha rectificado, obligado, a decir, que los comunistas fueron los que realmente lucharon por la democracia en el momento que más falta hacía no rendirse. Hemos visto, cómo Antonio Carmona persiguió delictivamente, a Zapata con la complicidad del facineroso Sindicato Manos Limpias, haciendo lo mismo que ese antidemocrático y delincuente ministro del interior; manipular pruebas, difamar y manchar a gente inocente. Antonio Hernando fue su acólito, secundando a su compañero Carmona, ahora defenestrado por sucio e indecente conspirador, y Pedro Sánchez calló ante tamaña infamia. ¿Socialdemócrata?. Cuanto más avanzo en lo que escribo más me sorprende e indigna; cómo un personaje con tan baja entidad ética e intelectual, haya sido elegido por un partido más que centenario, para presidir este nuestro querido país. Pero no nos sigamos engañando, ya lo ha dicho este importuno y poco límpido aspirante a la presidencia; no va a permitir que Unidos Podemos forme parte del cambio necesario, aunque cambia más de opinión que un camaleón de color, transitando por un cuadro de Wassily Kandinski. Como parece, Sánchez seguirá la linde, está irascible y, por rabia, su compromiso con los poderes económicos y sus narices, no va a permitir, según sus palabras que haya gobierno decente, y esto torpemente secundado por algunos de la ejecutiva.

Realmente a Pedro y cúpula, le pasa con Unidos Podemos lo que a Aznar con Labordeta, que cuando lo veía, sin saber el pobre por que se ponía malo. Seguramente Labordeta pensó, ¿o fui yo?, que un buen psicólogo a tiempo le habría venido bien a él, a España y a Iraq.

Bien, ya se le ha dicho al desvergonzado candidato del Psoe, por activa y pasiva que la linde se ha acabado y, parece, queda claro; no hay otra opción: tener gobierno en España no va a depender sólo de lo que decidan los ciudadanos; va a depender de la inteligencia y sensibilidad de las bases del Psoe, que tendrán que decirle a su mala elección, que la lindera se acabó, llevarlo a dique seco, clarear el camino, adecentarlo, quitando al infiltrado, que pretende erigirse cabeza de los poderosos, de la casta dirían otros. El nuevo partido socialista tiene un dilema, que será problema, sobre todo para los ciudadanos si no lo solventa con inteligencia. A saber.

El bipartidismo se ha terminado, de momento.

Nuestro sistema se asienta en tener mayoría para gobernar. El Psoe es la fuerza política, que dado el panorama social, con pérdida de libertades y derechos, será clave para sacar a este País del deterioro, social, económico, a sabiendas que será imprescindible, ineludible, forma parte de las reglas de la democracia, la tantas veces pedida, reclamada, unión de fuerzas de la izquierda.   Este país os requiere, conoce y sabe las cosas buenas, también las malas, y ahora demanda, precisa otra vez de vuestra inteligencia, valentía, altura de mira, respeto y consideración a los ciudadanos con urgentes carencias que resolver. Sois vosotros, las bases del Psoe realmente socialdemócrata, los que tenéis la llave para abrir los cerrojos, quitar las aldabas que bloquean la razón y permita entrar en una España más digna, justa, solidaria y eficaz en su gestión. Tenéis la llave para poner rejas a la corrupción, tenéis el billete para mandar fuera de la Moncloa a la pesadilla de gobierno que pisotea nuestra dignidad y calidad de vida. No permitisteis que Susana Díaz atrapase la presidencia, bien, muy bien, felicidades; pero ahora vemos, percibimos, con más clarividencia, mejor percepción, que Pedro Sánchez no tiene la altura de miras, sensibilidad e inteligencia, a más de la infame mancha de las preferentes, que un partido como el Psoe precisa. La suma para la moción de censura sale, si el Psoe madura que los partidos con pretensiones independentistas son tan democráticos como los demás. Si entiende todo lo anteriormente dicho. ¿Por qué el Psoe no concibe o quiere entender esto, tan de cartilla?. Muchos teorizamos que los dirigentes especulan que si cuentan con el apoyo de estos partidos, que todos sabemos que sí votarían la moción de censura, lo han dejado dicho públicamente, parece digo, que al Psoe le da miedo que pueda tener un efecto negativo en sus votantes, y otros piensan, además, en las posibles ligaduras con el poder económico, lo dijo, Pedro Sánchez cuando su aparente renacimiento, y visto lo visto, parece que sigue en posición análoga. Si el Psoe actúa con inteligencia, valentía, heroicidad, decíamos, y la urgencia que se requiere, a más de solucionar problemas y dar respuestas ya y antes inaplazables, muchos de sus votantes, volverán a confiar. Los ciudadanos nunca pierden la esperanza y batallan a fin de conseguir que esta sociedad sea cada vez más justa, trabaje por y para las personas y que los representantes elegidos para llevar a cabo un proceso de recuperación de derechos y libertades lo hagan con eficacia y honestidad. Pero estamos asistiendo a una infantil lucha de poder, a una pelea de gallitos que no ven más allá de su ombligo, a una pelea de barra con botellines, que deberían haberla resuelto en su casa, en su taberna. El 15M, es más que todo esto. Es más, no es esto todo lo que esperábamos, y creo que es el momento de recapacitar, que hay personas que han colaborado para estar donde estamos, pero se han chamuscado en el camino, han perdido algo el norte, parece que más que por el proyecto se preocupan de ellos mismos y del poder personal, menos del mandato de los ciudadanos.

Estos cabecillas, agradeciéndoles el trabajo realizado, deberían pasar a segunda línea, dejando paso a otros que con la experiencia de lo que está pasando, sepan entender, aceptar, y llevar a buen puerto el mandato de los ciudadanos, trabajar por una sociedad más justa, modificando, anulando, creando leyes, normativas que no permitan a unos pocos apropiarse de los derechos, libertades y dineros de los propietarios del Estado, los ciudadanos.

Son incontables y variopintas las voces, a las que me uno, que ante el secuestro de nuestras instituciones y la holganza de nuestros representantes, consideran necesario, urgente volver a organizar un nuevo y renovado 15M. Y no quiero dejar en el tintero, que la palabra socialdemócrata es patrimonio de la humanidad.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEl Señor Cayetano
Artículo siguienteConsejos para un hijo
Abandona sus estudios de ingeniería en 1972 para dedicarse plenamente a la pintura, su procedencia familiar que en parte le lleva a sumergirse en el pragmatismo de la ingeniería y la Arquitectura le marcan, aunque siguen siendo sus raíces las que establecen la línea de pensamiento, que aun habiendo llegado a una abstracción que podríamos definir como Lírica, siguen primando. Estudia en Madrid con diferentes pintores, ampliando posteriormente sus conocimientos con estancias en Nueva York, París, Londres, Marrakech, Essaouira y algunas ciudades de Italia, Alemania etc. Estudia Ortofónía, Música, Canto, Danza, Teatro y Cine. En Londres trabaja durante año y medio en estos apar¬tados, además de dedicarse al estudio de la pintura del Renacimiento que complementa realizando copias de Andrea del Sarto y Botticelli en la National Gallery, alternando con la investigación en la pintura contemporánea. Actúa como comisario de exposiciones en Madrid, Ciudad Real, Estrasburgo, Marruecos. Promotor y comisario de la I Muestra Internacional de Arte y Promotor, director y comisario de la II Muestra de Ciudad Real. En la actualidad aunque la pintura ocupa la mayor parte de su tiempo, es la escultura y el estudio de las nuevas tecnologías aplicadas a la creatividad en todas las facetas, simultaneando las diferentes técnicas y teorías de la expresión que le permitan percibir y generar obras con nuevas propuestas.

4 Comentarios

  1. Señor Joaquín muy bueno su artículo, no se olvide tampoco de la gran traición, del calibre de la OTAN misma…o peor, con la aprobación del CETA el mismo día del 155, gracias al consentimiento del PXXE. Un saludo.

  2. Señor Joaquín muy bueno su artículo, no se olvide tampoco de la gran traición, del calibre de la OTAN misma…o peor, con la aprobación del CETA el mismo día del 155, gracias al consentimiento del PXXE. Un saludo.

  3. Cada vez resulta mas evidente la existencia de un pacto secreto para reeditar el bipartidismo y a saber las razones de fondo.

  4. Mis felicitaciones al autor de este panfleto adoctrinador de disidentes y disconformes, ejemplo de redacción demagógica y falaz.
    Es posible que el autor ingenuamente desconozca que a quien el “califica” como “… Pedro Sánchez, o es un rehén, o un infiltrado o un imbécil.” No es presidente del Gº. por “la pureza de casta” de quien pudo apoyarlo y no lo hizo.
    Quizás, el autor, en su apasionada ilustración y adoctrinamiento de las bases, omite el pequeño detalle de que el corrupto, despótico e inepto gobierno de España cuenta con el respaldo de sus colegas de la derecha (entre ellos no se exigen “pureza de casta”) lo que les facilita una MAYORIA ABSOLUTA.
    Como ciudadano demócrata, progresista e izquierdista no dogmático me permitiría recordarle que “quien desacredita al rival solo favorece al enemigo” y Pedro Sanchez y su partido, ni en la peor de las situaciones, sería el enemigo de los trabajadores, progresistas y demócratas, aunque sea rival de los dogmáticos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − 1 =