Recuerdo que, la primera vez que te ví en persona, venías a celebrar un acto en mi Agrupación. Me llamó la atención que, pese a que me había retirado unos cuantos pasos para evitar los focos y las cámaras, te acercaste hasta mi y me tendiste la mano en forma de saludo. La sorpresa fue cuando, mirándome a los ojos me dijiste: “¿qué tal, Diego?”, dejándome algo sorprendido que, sin habernos visto nunca, me llamaras por mi nombre. La segunda vez fue en un mitin, al terminar el acto. Viniste con una rosa a modo de fraternal regalo y, mientras me la acercabas, me murmuraste al oído: “lo vamos a conseguir”. Y desde entonces me he fiado plenamente de tu palabra dada.

Estoy completamente de acuerdo con tu revolución del respeto y, cuando de procesos abiertos y democráticos se trata, lo que uno espera es que ese proceder del comportamiento, lo inunde todo; independientemente de las opciones personales que cada cual, legítimamente, esté en libre condición de defender. Procesos que se repiten y se repetirán, porque deben ser la salsa y vida de cualquier organización que se precie, entonando con ello un himno de amor a la libertad y a la democracia participativa. De ahí que cada vez que se producen, no es la primera vez que llamo a compañeros y compañeras que se decantan por otras opciones, para recordarles que por encima de todo están las personas; que la vida son los gestos, y de paso seguir brindándoles mi amistad inquebrantable y mi fraternidad futura, independientemente de que los resultados, acorde con la opción de cada cual, nos sean o no más favorables. Un ser y estar en socialista, como forma de vida, por así decir.

Mi apoyo a tu proyecto no me ha salido gratis, aunque conociendo el paño, tampoco me pilla de sorpresa. Y es ahí donde me gustaría incidir unos momentos, porque es en ese territorio; en el de la transparencia y el de la credibilidad, donde se juega toda la reputación a la que creo honradamente que aspiramos.

A mí me fulminan directamente de mi trabajo, por apoyarte. Ese debe ser mi gran error cometido. Y lo hacen desde nuestras filas, gente que exige responsabilidad, parapetada en sus maneras clasistas e irresponsables. Personas en modo equilibristas que, ocupándose meramente de sus asuntos propios, en el fondo les viene al pairo cualquier opción que eligan, porque su transfondo es seguir parapetados y cómodos en su zona de confort. Y es la opción más dañina, puesto que en el fondo, bajo el manto de la apariencia y el cinismo, tratan de engañar a todos y a todas, en beneficio propio. Pero aún así, ligeros de equipaje, con la mochila llena de sueños e ilusiones, no humillamos la cerviz y seguimos el camino; a la manera de Cortázar, cómo niños grandes, manteniendo el corazón intacto, sin un ápice de hipocresía y malicia en la recámara.

No me entretengo más en anécdotas particulares, porque aquí de lo que se trata es de un proyecto colectivo. Un proyecto colectivo que, como bancal de rosas, está sabiendo cultivar las ilusiones que a diario se ven en tus actos y los de el formidable equipo que te acompaña. Y es ahi donde debéis incidir para enmarcar bien el mensaje; en trasladar una esperanza limpia que vaya del corazón a los asuntos de las personas. Aferraros al compromiso de la palabra dada, a la utilización del lenguaje con respeto máximo a sus más profundos significados. Que cada unos de vuestros mensajes destilen la ética que la sociedad necesita/mos porque es fundamental una pedagogía sincera y pedagógica en medio de tantos momentos turbios por los que estamos atravesando. Y una apuesta por los valores inquebrantables de la fraternidad, la solidaridad, la libertad y la igualdad real entre personas, desde voces sinceras que lleven socialismo en las arterias.

Tienes mi modesto aval; el de uno de tantos militantes que sigue creyendo en tu palabra. Deseo, por tanto, que sigas sumando ilusiones en esta gran marea de voluntades compartidas. Suerte y adelante.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

9 Comentarios

  1. Muy bien Diego, lo que tú ves en Pedro Sánchez y su equipo tambien lo veo yo y creo que todos los socialistas de corazón. Destila respeto, coherencia, dignidad, honestidad, y valor de la palabra dada, por todos sus poros. Ha sido capaz de volvernos a ilusionar con su proyecto del S. XXI, pero más porque él 2lidera ese proyecto. Pedro Sánchez es el que mejor nos representa y el que se ha ganado nuestro respeto con creces. Tu éxito Pedro, es el éxito de los socialistas de corazon, militantes o simpatizantes y por supuesto del Psoe. Ánimo Pedro, ojalá lo consigas.

  2. Estoy totalmente de acuerdo en lo que escribe Diego. Soy simpatizante , y desearía de todo corazón que Pedro Sánchez lograra el objetivo. Necesitamos alguien que tenga esos valores y no gente que por no perder su asiento, no piensan en el País , solo piensan en sí mismos.
    La mayoría de ciudadanos y sobre todo los mayores, estamos cansados, asqueados, etc., etc., de ver tanta falsedad (por no decir otra cosa), y nos sentimos impotentes de ver como la corrupción campa a sus anchas.
    Por favor señores-as, apoyen a Pedro Sánchez , necesitamos un cambio limpio de todo.

  3. Pedro Sanchez triunfaras ante esa maquinaria corrupta que esta enquistada en el PSOE y has vuelto ha generar confianza en la nueva y verdadera izquierda socialista y sacaras adelante el partido con nuevos ideales de progreso y libre de cualquier mancha de corrupción de los hermanos Guerra de los Griñan de los de copito de nieve y sobre todo del listo de Zapatero que apoya a Maduro el dictador venezolano. A propósito cuando es tu próximo viaje para visitar a los bolivarianos para que te lleves a Felipe González para que se doctoren como se arruina un pais y se queden en Venezuela.

  4. Lamento profundamente no coincidir para mi humilde opinion Pedro Sánchez solo es candidato para si mismo, su interés no va mas alla de cruzar la puerta de Moncloa como inquilino. La verdad, la mia al menos es que ha sido y sería la peor opcion para mi y para cualquier partido. Solo representa mediocridad política, cultural, humana, ética y moral. Lo malo es que los demas candidatos los veo como mejor opción tampoco son gran cosa.

    • Pues si Sánchez representa mediocridad humana, ética y moral los demás qué representan? (Una traiciona al electorado y el otro además al compañero) La cloaca?

  5. Otro que enseña la patita y se declara víctima laboral por su apoyo a Pedro Sánchez. Es la solidaridad de los caídos. Mírese bien el calendario biográfico del firmante, y verán que sus credibilidad es pareja a la su líder. Ahí lo dejo.

  6. Pedro tengo una gran fe en tu persona creo que te queda un país difícil si ganas, y que tienes muchas corrientes en contra y eso se esta demostrando,yo soy del 54 y siempre fui de izquierdas ,vote las ultimas décadas socialista, menos la ultima que me fui mas a la izquierda.Pero voy a decirte una cosa nunca fui afiliado al partido,pero el viernes pasado tome el coche y me baje a Ferraz y me afilie ,para poder botarte, no fue un acto de valentía, mas bien un acto de justicia, si mi voto no fuera la suma de otros como yo, para poder abrirte la puerta, a las filosofías de partido que tanto estamos necesitando.Un abrazo y pisa fuerte que aquí estamos para abrirte camino y vencer, Napoleón decía que la única batalla que se pierde,es la que se abandona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 + diecisiete =