Carolina Marín sigue ganando y demostrando la calidad de las mujeres en el deporte. Ganarán menos y recibirán menos homenajes, pero están y se las espera.

La jugadora española Carolina Marín se ha convertido en la deportista con más Mundiales de Bádminton de la historia tras lograr su tercer título al ganar a la india Pusarla Venkata Sindhu (21-19, 21-10).

La campeona olímpica española logró vencer en un igualado partido a la india, actual subcampeona del mundo (y tercera en el ránking), quien fue también su rival en la final de Río de 2016.

Venkata Sindhu, que ayer logró eliminar a la japonesa Akane Yamaguchi (segunda del mundo), arrancó el primer set dominando el juego, con una ventaja de varios puntos, pero Marín pronto le dio la vuelta y logró hacerse con el set.

En el segundo, Marín arrancó fuerte, la india no aguantó el ritmo y la española logró ganarlo con una contundente ventaja.

Marín suma el Mundial logrado en la ciudad china de Taikang (este del país) a los dos obtenidos en 2014 y 2015 y con tres títulos se convierte en la jugadora que más Mundiales ha ganado desde que esta competición se instauró en el año 1977.

Y la española ha conseguido el título en China, donde este deporte es una institución y después de haber eliminado ayer a la gran sorpresa nacional, He Bengjiao, quien había logrado superar en cuartos de final a la favorita del torneo, la taiwanesa Tai Tzu Ying (número uno del mundo).

La deportista española (octava del mundo) se proclamó recientemente campeona de Europa por cuarta vez (la tercera consecutiva) y en las rondas previas de este torneo ha logrado vencer a la india Saina Nahwal, a la japonesa Sayaka Sato, a la tailandesa Busanan Ongbamrungphan y a la mencionada He.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorUn año de la muerte de Ángel Nieto e Ibiza sigue sin servicio de neurocirugía en Ibiza
Artículo siguienteJuan Alberto Belloch, y el Socialismo
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × cuatro =