No ha aguantado más la alcaldesa. Los continuos problemas que le generaba la concejal Celia Mayer han terminado por decidir a la munícipe a retirarle las competencias de Cultura y Deportes. Manuela Carmena entrega a Mayer la misión de luchar para atajar la violencia de género en la ciudad de Madrid mediante la concejalía de Igualdad. “Quiero manifestar como alcaldesa que estoy verdaderamente consternada por lo que está sucediendo en materia de violencia de género. De ahí ha surgido esta idea a la que llevábamos dándole vueltas desde hace tiempo” ha comentado en rueda de prensa la alcaldesa.

Para Carmena esto no supone una crisis dentro del equipo de gobierno municipal. “No hay crisis, no sé cómo decíroslo” ha espetado. Las competencias que tenía la concejal, y mano derecha de Carmena, Marta Higueras en materia de Igualdad serán las que reciba Mayer. Las competencias sobre Cultura se las va a quedar, de forma interina, la propia alcaldesa, mientras que las de Deporte pasarán a las distintas Juntas de Distrito. El resto serio y contenido de Mayer durante toda la rueda de prensa demuestra el trago por el que está pasando y que existe algo más que un simple relevo de funciones.

 

Una historia de polémicas dentro de Ahora Madrid

Ya advirtió Diario 16 de esta posibilidad y de la situación de enfrentamiento que se había generado. Meyer ha generado muchísima tensión en el seno de del grupo de concejales del Ayuntamiento de Madrid. Unas veces por una aplicación partidista o errónea de la ley de Memoria Histórica, otras veces por actuar de forma completamente libre y sin consultar a alcaldía (cabalgata de reyes magos), las más por una gestión poco acertada, lo cierto es que Mayer era una china en el zapato de Carmena. La concejal es un verso suelto dentro del conglomerado que supone Ahora Madrid, ni está cerca de Podemos, ni cerca de los otros grupos que conforman el conglomerado que gobierna el ayuntamiento. Carmena, por su parte, ha querido rebajar la tensión aduciendo justamente esto, que no son un partido al uso: “no somos un partido, no vamos al paso de la oca”.

La gota que ha colmado el vaso ha sido el nombramiento de Mateo Feijoo como responsable del Centro Internacional de Artes Vivas, conocido las Naves del Matadero. La pretensión de programar arte urbano, música electrónica y otro tipo de creaciones artísticas dejando de lado el teatro de texto estalló el mismo día de la presentación. Días antes ya se generó polémica al quitar de las salas los nombres de Fernando Arrabal y Max Aub. Carmena y Mayer tuvieron que salir al paso y negar cualquier tipo de pretensión ideológica en la retirada y sí una confusión.

A ello hay que añadir las continuas quejas de los vecinos por el pésimo estado de las instalaciones deportivas, después de casi dos años, como sucede en el distrito de Usera, la polémica por la piscina nudista o que los conserjes de los recintos deportivos hayan estado tres meses sin cobrar. En general, la oposición califica la gestión de pésima. Para Purificación Causapié, portavoz del PSOE, “una gestión tan cargada de polémicas y errores como la suscrita por Mayer al frente de Cultura, sólo podía derivar en este cese”.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × tres =