La Muerte Súbita llega sin avisar. Puede devolverte a la vida, o alejarte para siempre de los que más amas. El adiós a la vida en cuestión de minutos es la muerte que se llevó a Carme Chacón esta última primavera. Ella sabía que su corazón era lo más grande que tenía, la personalidad que definía su constante solidaridad con los regresan a la vida tras la muerte súbita, y con los que se fueron para no regresar jamás. El corazón de Carme era real, tenía una cardiopatía congénita, pero jamás le impidió cumplir su mayor sueño, ser madre. La avidez de Carme por entender mejor la muerte súbita la llevó al Congreso Nacional de la Asociación Española contra la Muerte Súbita (AEMS), celebrado en Valencia en 2016. “Apareció con su sonrisa, sin avisar, dando ejemplo de apoyo a este proyecto nacional que busca concienciar del impacto de esta dura muerte a toda la sociedad”, recuerda José Durán, el presidente de esta asociación. Con lágrimas de emoción al relatar que “Carme ya no está”, mientras abraza a la madre de la exministra en un sentido homenaje a Carme, en el escenario del II Congreso Nacional de la Asociación Española contra la Muerte Súbita, organizado en Madrid este otoño junto con la fundación QUAES.

“Perdí a mi hijo años atrás por la muerte súbita, los primeros minutos son cruciales para salvar una vida de alguien que sufre esta patología…Mi compromiso es total con informar a las personas, Carme respaldaba continuamente nuestro trabajo con las familias afectadas, cardiólogos, deportistas, y el resto de la sociedad”, apunta el alma mater de AEMS, José Durán, que cambió su vida tras el fallecimiento de su hijo, relata en Diario 16.

Desde Diario 16 nos hemos acercado al homenaje a Carme Chacón en este congreso nacional al que asisten un elenco de especialistas en cardiología, medicina deportiva, deportistas de élite…El exseleccionador nacional de fútbol, Vicente del Bosque, el mítico baloncestista, Juan Antonio Corbalán, los doctores Josep Brugada y Mikel Zabala, y popular el alpinista Carlos Soria recién regresado de una expedición al Himalaya. En este II Congreso Nacional de la Asociación Española contra la Muerte Súbita, una cita impulsada por esta asociación junto a la Fundación QUAES en CaixaForum Madrid, que ha contado con la presencia de la directora general del Ministerio de Sanidad, se ha abordado el drama de esta forma de morir y la concienciación de la atención primaria imprescindible para salvar vidas. Por ello, se apela a la formación de la población en RCP (Reanimación Cardiopulmonar), y el uso adecuado de los desfibriladores. La muerte súbita afecta a más de 30.000 españoles al año.

Un padre que pudo salvar la vida de su hijo en el campo de fútbol, relata en el congreso con emoción que “gracias al entrenador y a que se suspendió el partido, se volcaron todos con la vida de este menor, fue reanimado y escapó de la muerte súbita”, afirma Paco Baena, que afirma “te sientes en deuda con la vida, con algo más que ha salvado la vida del niño, es una deuda social…”. Contactamos con Baena en el congreso, y nos enseña la camiseta de fútbol de su hijo, la camiseta que llevaba puesta el día que venció a la muerte súbita. Una camiseta hecha girones por las tijeras del sanitario que le aplicó la RCP con las palas de un desfibrilador al menor…

“Aquellos a quienes los dioses aman, mueren jóvenes”, dijo el griego Menandro en el siglo IV. Esta lapidaria frase es la que usa el médico Jordi Trías del Hospital Vall d´Hebrón para remarcar que “morir joven era un honor para los dioses, mientras que hoy en día la imagen de un deportista sano que muere a temprana edad no se entiende”. Trías que señala la visibilidad social de los famosos que mueren jóvenes, aclara la importancia del screening para plantear la prevención tal como se hizo en Italia que llegaron a evitar un 90% de muerte súbita en deportistas. Este especialista lamenta que en España no se inviertan más recursos para prevenir la muerte súbita.

Por su parte, Vicente del Bosque subrayó que: “los casos de muerte súbita nos han concienciado de la necesidad vital de las buenas prácticas en el deporte” .

Los casos de muerte súbita que ha habido en el fútbol, al ser tan mediáticos, han servido para concienciarnos a todos de la necesidad vital de las buenas prácticas en el deporte”, ha indicado Del Bosque, destacando la importancia que la concienciación de los profesionales del deporte tiene en la prevención de la muerte súbita cardíaca, una rara patología que aun cuenta con un limitada visibilidad social.

“Hay dos figuras clave en estos casos ya desde el fútbol base: los entrenadores, que deben estar preparados para, en un momento dado, aplicar maniobras o manipular un desfibrilador, y los propios padres. Es necesario invertir en la salud de los hijos, para que practiquen deporte con la máxima seguridad. Por ello, es muy importante que realicen un examen médico exhaustivo”, argumenta Del Bosque.

La doctora y jefa del Servicio de Cardiología del Centro de Medicina del Deporte de la AEPSAD, Araceli Boraita abrió el debate con la doctora de Cardiología del Hospital la Fe de Valencia, Esther Zorío, respecto a la necesidad de “regularizar de manera legal los controles médicos para las personas que realizan deporte así como si el coste lo asume la Sanidad pública o la privada. Cada vez más gente realiza deporte, se han puesto de moda las carreras largas de montaña, y no todo el mundo puede hacer de todo”, han explicado en la solicitud de que el Estado resuelva este tipo de asistencia deportiva. Por otra parte, Boraita ha criticado que “han eliminado la asignatura de medicina deportiva”.

El alpinista Carlos Soria, paciente de Boraita, relató su última expedición al Dhaulagari de 8.167 metros de altitud, un verdadero reto deportivo. Soria acaba de regresar a España, ha comenzado un severo entrenamiento con dieta preparando la siguiente expedición “cuidando de la salud a mis 60 años, tras escalar 14 montañas de las más elevadas del mundo”.

La doctora Pilar García, cardióloga de la Unidad de Imagen Cardiovascular de Eresa explicó la importancia de estos exámenes médicos previos, ya que “con pruebas de imagen como la resonancia magnética, la ecocardiografía o el denominado Angiotac, es posible identificar patologías que pueden desencadenar la muerte súbita en deportistas. Gracias a estas herramientas, es posible prevenir esta cardiopatía para un alto porcentaje de deportistas”.

Uno de los momentos más esperados del congreso, fue la intervención del doctor, Josep Brugada, una de las eminencias en cardiología en España. Este especialista ha destacado la importancia de la prevención y del análisis en las autopsias. “La muerte ayuda a la vida en los análisis forenses, es necesario estudiar los casos para diagnosticar en el futuro”. Otro factor presente en los análisis de los médicos fue el factor genético como influyente en la muerte súbita.

El ex baloncestista olímpico y experto en ciencias de la actividad física, Juan Antonio Corbalán, quien ha afirmado que “existen dos elementos clave a la hora de luchar contra la muerte súbita: primero, identificar población de riesgo; segundo, que cualquier persona que se enfrente a un deporte, aunque sea de manera lúdica, se someta a un reconocimiento previo por parte de especialistas”, y ha concluido: “tener desfibriladores repartidos en lugares donde todos nos movemos, puede salvar vidas”.

El II Congreso Nacional de la Asociación Española contra la Muerte Súbita concluyó esta edición con la donación de un desfibrilador al colegio Pérez Galdós de Madrid, junto al compromiso de QUAES, fundación que desde su área social sanitaria colabora con más de setenta Asociaciones de Pacientes de toda España.

 

EL RCP Tour 2017 desde Canarias llega al congreso nacional

El presidente de la Asociación Española contra la Muerte Súbita, José Durán, mantiene su compromiso con Canarias en una estrecha colaboración con el doctor el doctor José Antonio Jara, Coordinador Nacional de la RCP Comunitaria Tour 2016-2017, y miembro de AEMS. Jara también es miembro de la Sociedad Española de Urgencias y Emergencias (SEMES) y de la Unidad Docente del Hospital Universitario de Canarias (HUC), y explica que “la experiencia de muchos años en Urgencias nos indica que debemos entrenar a la población general en las maniobras de RCP de alta calidad y el uso de los desfibriladores, dado que el tiempo de respuesta promedio de los servicios de emergencias médicas (112) es superior  a 15 minutos, y los primeros 5 minutos son la clave en la en la asistencia en los casos de muerte súbita. Las cifras de supervivencia al alta de los pacientes tras una muerte súbita son inferiores al 7%. Una cifra realmente mala”.

La víctima de muerte súbita pierde en primer lugar el pulso, y en pocos segundos pierde el conocimiento y la capacidad de respirar. Si no recibe atención inmediata, la consecuencia es el fallecimiento al cabo de unos minutos”, explica el doctor Jara, “si pudiéramos actuar en el 1º MINUTO de la muerte súbita, la efectividad puede alcanzar un 90%, y serían muchas las vidas que podríamos salvar” diagnostica.

En este sentido, el doctor Jara apunta a un superviviente de 35 años a la muerte súbita, el joven Adex, natural de Gran Canaria, después de ser desfibrilado cuatro veces por los servicios de ambulancia medicalizada, pudo salvarse de la muerte súbita. En febrero de este año, sus amigos le aplicaron la RCP inmediatamente hasta que llegó la ambulancia. La actuación coordinada de todo el entorno de Adex permitió que al ingresar en el hospital fuera sedado sin daños neuronales ni secuelas físicas. “Vuelves a la vida diferente, necesitas un periodo físico y emocional de re-adapatación”, explica a Diario 16 junto a su amiga Raquel, quien le practicó la RCP cuando le sorprendió la muerte súbita mientras viajaban en coche.

“Al principio perdí la memoria reciente, no recordaba nada de lo que había pasado… hace falta que ayuden también a nuestras familias a superar esta situación emocional…”, “tu vida tiene que volver a encajar como un puzle, los médicos me dijeron que me salvaba mi integridad con la vida, indispensable para autoanalizarse tras sufrir esta experiencia”, sostiene Adex.

 

El Proyecto RCP Comunitaria Canarias Tour 2016-2017 tiene dos pilares fundamentales, expone Jara, “consistentes en divulgar las habilidades de RCP sólo con las manos, para la población general entre los 5 años hasta 65 años, y en segunda instancia, acortar los tiempos de acción en la RCP inicial en la fase eléctrica, y la desfibrilación de la parada cardio-respiratoria en los primeros 4 minutos”.

Durante este sábado 7 de octubre, con motivo del Plenilunio en Santa Cruz de Tenerife, el RCP Comunitaria Tour estará presente con sus voluntarios para formar a los ciudadanos de manera altruista para poder ayudar en los casos de muerte súbita. Estos voluntarios del proyecto del doctor Jara acuden a la llamada ciudadana de las Islas y también en la península dado el carácter expansivo de esta enseñanza.

 

 

También este Tour de RCP celebra el Día Europeo de Concienciación del Paro Cardíaco el 16 de octubre, nos recuerda cifras alarmantes respecto a este reconocido problema sanitario, con 1.000 fallecimientos al día en Europa, y un total de 700.000 muertes súbitas al año. En Estados Unidos se producen más de 250.000 muertes súbitas anuales. En España cada 20 minutos fallece una víctima de muerte súbita, y se suceden alrededor de 30.000 fallecimientos de esta índole fuera de los hospitales.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × uno =