El expresidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, ya está en la calle tras concederle el juez la libertad condicional.

El juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Madrid ha acordado hoy la libertad condicional del expresidente de la Diputación de Castellón y del PP provincial Carlos Fabra, internado en el centro de inserción social Victoria Kent, al haber cumplido ya las tres cuartas partes de la condena.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid han informado de esa decisión, adoptada en contra de la junta de tratamiento del centro Victoria Kent y de la Fiscalía Anticorrupción.

Fabra fue condenado en 2013 por la Audiencia Provincial de Castellón a cuatro años de prisión y al pago de 1,4 millones de euros de multa por cuatro delitos fiscales, tras considerar que el exmandatario había defraudado a la Hacienda Pública un total de 693.000 euros.

Fabra había solicitado en tres ocasiones la libertad condicional. La última, a finales del pasado mes de marzo, pero la petición se topó de nuevo con la negativa de la junta de tratamiento del Centro de Inserción Social Victoria Kent, donde pernocta de lunes a jueves desde abril de 2016, cuando le fue concedido el tercer grado, como de la Fiscalía Anticorrupción. Esta justificó su informe desfavorable a la petición, como en las dos ocasiones anteriores, en el hecho de que Carlos Fabra “no ha hecho frente a la responsabilidad económica derivada de su actuación delictiva”, según fuentes penitenciarias consultadas por EL PAÍS. En concreto, se refiere a los más de 300.000 euros que suman los intereses de dicho montante y que siguen sin abonarse, han señalado por su parte fuentes judiciales.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce − 2 =