El programa “Sal de la Calle”, destinado a aquellas personas que viven en la marginación y se encuentran en situación de exclusión social, se renueva por un año más a través de la Comunidad de Madrid. Cáritas Diocesana de Madrid es quien lo lleva a cabo.

En el primer semestre se atendieron a 852 usuarias

La reinserción sociolaboral de estas personas y la atención integral que reciben se regulan por un convenio que ha sido autorizado esta semana por el Consejo de Gobierno, con un coste de 375.000 euros, de los que 283.197 aportará la Comunidad de Madrid.

El programa se desarrolla a través de distintos tipos de actuaciones. Por un lado, CEDIA 24 horas, un dispositivo de atención que funciona 24 horas al día los 365 días del año, consistente en un centro de día y otro de noche en el que se recibe la prestación de servicios básicos como comedor, higiene, lavandería y talleres.

Por otro lado, el programa incluye una Unidad de Acompañamiento a la Inserción-UACI, con un servicio de gabinete de profesionales de la psicología especializados en exclusión social grave, que en el primer trimestre de este año ya había realizado 87 evaluaciones.

Igualmente, cuentan con el dispositivo “Mujer en calle”, que es un servicio de atención especializada para mujeres sin hogar y de grave exclusión social. Incluye prestaciones de alojamiento, manutención e intervención social de emergencia. En el primer semestre se atendieron a 852 usuarias.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × dos =