Mavi. Así la llaman todos, tiene 28 años. Trabajaba de heladera en un centro comercial de Ondara (Alicante). El pasado 7 de mayo iba al volante borracha, dio 0,91 de alcohol, y conducía hasta las cejas de coca tras una noche de fiesta. Atropello a seis ciclistas. Mato a tres y dejó mal heridos a otros tres. No era la primera vez, sino la tercera. Ya le retiraron el carné durante 8 meses por superar la tasa de alcohol. Ahora podría ser condenada a 4 años de cárcel.

Sin embargo otra polémica ha sacudido al mortal y triste siniestro. Tras resultar detenida y trasladada a dependencias policiales. Ahora se ha sabido que la mujer fue asistida por un abogado que a su vez, es Capitán de la Guardia Civil. El mismo cuerpo policial que levantó el atestado del accidente y comenzó las primeras pesquisas, cuyos agentes pertenecen a la demarcación de Trafico de Gandía.

La rocambolesca situación provocó “incredulidad” y “desconcierto” en los agentes intervinientes que, aunque conocían que el Capitán era a su vez letrado, no sabían en calidad de qué, se personó en las dependencias.

Un portavoz de la asociación ha explicado que la Asociación ha podido conocer que el comportamiento del Capitán y, a la vez letrado que asistió a la presunta responsable del siniestro, fue “beligerante” y con cierta “hostilidad” hacia los investigadores del accidente. Por lo que exigen la apertura “inmediata” de un expediente informativo para esclarecer los hechos. La Asociación exige, también, conocer “si dicho Capitán dispone de la compatibilidad para la actividad de la abogacía”, y no conciben que su asistencia “tenga lugar sobre propias actuaciones policiales o litigios donde interviene la Guardia Civil”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 − cinco =