¿Hubo alerta por parte de los servicios de inteligencia de Estados Unidos? “Los servicios de inteligencia se relacionan con servicios de inteligencia, no con cuerpos policiales. Ya nos habría gustado poder contar con esa interlocución, pero no ha ocurrido”. Esta es la respuesta de argumentario que repitieron casi calcada el presidente catalán Carles Puigdemnt, el conseller de Interior, Joaquín Forn y el director general de los Mossos d´Esquadra, Josep Lluis Trapero.

Este jueves cantó el gallo. Pero esta vez, nadie rompe a llorar. Al contrario, se apuntalan en sus asientos. La publicación por El Periódico del informe de la CIA no fue desmentida. Fue ninguneada: no les mereció credibilidad y no tenía vinculación con los atentados del 17 de agosto. Y más: quien le resto fiabilidad a dicha información fue el Estado. Patata caliente contra el ‘Estado opresor’ que prefiere guardar silencio para no poner en riesgo la colaboración norteamericana.

Podrían argumentar reserva mental: no fue la CIA la que nos informó, sino la policía la que nos trasladó una supuesta información de la CIA. La realidad es que la CIA pidió permiso para comunicarse directamente con la policía autonómica y que los mossos reciben cursos de formación en la sede de la CIA en Langley. ¿No existe relación y ya les gustaría tenerla? No sólo eso sino que los mossos acuden habitualmente como invitados al Centro Coordinador de la Lucha Antiterrorista donde se comparte la información disponible, también la que llega del exterior.

Todo este episodio de la TIA de Mortadelo y Puigdemont pone de manifiesto que el gobierno catalán mintió. Y los catalanes no se merecen un gobierno que les mienta. Rubalcaba dixit. ¿O no?

Pero es que Trapero también mintió cuando dijo que la información no fluía de Madrid a Barcelona. La que no fluye es la información de Barcelona a Madrid. El celo autonómico impidió que la Guardia Civil investigara Alcaner.

Cosas de la adolescencia. Les pillas mintiendo y te acusan de echarles ‘mierda’ (sic). Se creen muy mayores pero siguen pidiendo la paga. Se hacen los fuertes pero terminan parapetándose en las Asociaciones de Mujeres para protegerse de las contingencias. Demasiado ridículo

El episodio también pone de manifiesto la permanente ingenuidad del gobierno español que invita a los mossos a reuniones en las que no deberían de estar por razón de sus competencias. Si el gobierno les trata como Estado es normal que se terminen sintiendo Estado. Y finalmente, pone de manifiesto el error de haber troceado la policía cuando el proceso europeo es precisamente el inverso.

¿Aprenderemos la lección o tropezaremos ‘ene’ veces en la misma piedra? Humanos…


 

El anzuelo del pescador

  • Podemos explota. Las comisiones de garantía autonómicas rechazan el ‘golpe de Estado’ de Iglesias en contra de lo aprobado en Vistalegre.
  • Récord turístico. España está a punto de sobrepasar a Francia como destino turístico. Es nuestra gran industria. La gallina de los huevos de oro. Hay que cuidarla. ¿Para cuándo aprender inglés?
  • Etarra ‘asesinado’. Una esquela recuerda a un etarra ‘asesinado’. En realidad murió fruto de un tiroteo. ¿Qué esperaba?, ¿Qué la Ertzaintza le regalara bombones a cambio de sus tiros?
¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 3 =