Canta! la película

Comedia musical animada. Dirigida y escrita por Garth Jennings, y desarrollada y producida por Illumination Entertainment

4

imagesZootopia meets American Idol  meets All That Jazz

La historia tiene lugar en un mundo como el nuestro pero habitado por animales. Una especie de secuela de Zootopia de Disney. Un koala llamado Buster Moon (al que presta su voz en la versión original el oscarizado Matthew McConaughey, un pequeño fallo técnico porque digo yo que un koala debería tener acento australiano y no yanki) regenta un teatro que conoció tiempos mejores. Buster es un optimista nato, que ama a su teatro con pasión y es capaz de cualquier cosa para salvarlo. Lo de “cualquier cosa” incluye trampear al banco, dejar de pagar a sus trabajadores, y robarle la corriente eléctrica al teatro vecino. Buster Moon sabe que el sueño de su vida, su teatro del alma,  está a punto de desaparecer porque el banco se lo va a quedar, y se le ocurre una idea para mantenerlo a flote: producir un concurso de canto estilo Operación Triunfo, pero en un teatro.

O sea. Zootopia meets American Idol  meets All That Jazz

Después de pasar un proceso de selección al más puro estilo A Chorus Line pero en animales, quedan cinco finalistas: un ratón crooner (Seth MacFarlane) de voz aterciopelada y modales mucho menos suaves; una tímida elefante adolescente (Tori Kelly) que padece de un grave caso de miedo escénico; una abnegada supermamá de 25 cerditos (la también oscarizada Reese Witherspoon); un joven gorila mafioso (Taron Egerton, que en la versión original habla con acento británico) que le debe lealtad a su padre gánsgter, y una puercoespín punk-rock (Scarlett Johansson) que sufre desolada los desplantes de un novio maltratador psicológico. Los cinco llegan al teatro de Buster convencidos de que es su oportunidad para cambiar radicalmente de vida…

‘¡Canta!’ (‘Sing’) es la gran apuesta para estas navidades de Illumination Entertainment, los responsables de ‘Mascotas’, ‘Gru, mi villano favorito’ y ‘Los Minions’. Las críticas que he leído son muy desiguales y hay quien dice que la película está muy bien para niños pero que para adultos no es gran cosa. En fin, Serafín:… Queridos lectores: Yo tengo cincuenta años, me veo tres películas a la semana (en cine, no en mi casa), me he visto todo Kurosawa, todo Chabrol, todo Cronenberg, puedo tener conversaciones de alto nivel salpicando conceptos como sobre semántica cromática, función narrativa descriptiva, intriga de predestinación y semiótica de la información visual sin despeinarme, y les puedo decir, señores y señoras, que yo me lo he pasado bomba con esta película y que me he reído lo más grande. Porque tiene todo lo que se le pide a una película de animación: Entretenimiento, risas, ironía, acción trepidante, y además le añaden ¡canciones pegadizas! ¿Alguien da más?.

Hombre, claro, si es usted de esos a los que les parece una herejía tararear a Katy Perry, Ariana Grande, Stevie Wonder o los Gypsy Kings, pues mire, sus altas convicciones intelectuales y prejuiciosas igual le impiden disfrutarlo, pero como yo lo mismo me escucho las variaciones Goldberg que el Aserejé, pues no sufro por ello.

La banda sonora les ha debido costar algo así como la deuda externa de Somalia por lo menos. Salen todo tipo de canciones, desde hits de Cat Stevens a Carly Rae Jepsen, pasando por los de  Christopher Cross, Leonard Cohen, Sinatra, Shocking Blue, The Spencer Davis Group, Queen. Elton John, Irving Berling, Taylor Swift, Lady Gaga, David Bowie,… Pídales un estilo a los del estudio de Illumination, (o sea, Universal), que ellos lo tienen. Con decirles que el politono del móvil de uno de los personajes es de Wham!, lo he dicho todo.

En resumen, yo salí entusiasmada de la película. La pena es que le vi en versión doblada. He visto extractos de la original a través de internet, pero no es lo mismo. Las canciones, gracias a Dios, no las había doblado nadie (Por cierto, qué bien canta Scarlett Johansson, ¿o será cosa del autotune?) Y en la versión española se perdían muchos chistes (Scarlett cantando Call me maybe y el koala diciendo “creo que no la va a llamar nadie”, el ratón cantando My Way con un verso nuevo: “For what is a mouse, what has he got?”, la broma de que un caracol cante “Ride Like the Wind”… chistes así) . En fin, me gustó tanto que la veré de nuevo en VO, faltaba más. Por cierto, en la versión original la voz de la secretaria lagarta (lagarta porque es una reptil, no porque sea artera o taimada) es la del propio director, el británico Garth Jennigs, guionista, actor y director, que ya dirigió Guía del autoestopista galáctico.

Pues eso, si te gusta el cine de animación, si tienes niños, si te mola el pachangueo, si te ha dejado el novio o novia y no estás como para ver dramas: Esta es tu película. Prejuicios musicales fuera, por favor. Si sólo lees Cahiers de Cinema, pues quizá no.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorNeuronas
Artículo siguiente“Me llamo Ana y, hace unos años, fui violada”
Escritora. Premio Nadal, Premio Primavera, Premio Planeta, Premio de los lectores de la Feria de Bilbao, premio Barcarola de Poesía, premio a la visibilidad de la Federación Española LGTB, premio Lazio del Ministerio de Cultura Italiano ... Y premio redacción de Coca Cola obtenido a los diez años

4 Comentarios

  1. Como siempre, Lucía, es un gusto leerte. Además siempre das en el clavo con tus críticas de cine, tenía ganas de ir a ver esta peli, así que, con lo que he leído, no me lo voy a pensar dos veces. Gracias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete + 2 =