El 11 de agosto de 1851  Decía El PopularMañana se verificará, con toda pompa y solemnidad, el acto de inaugurarse los trabajos del Canal de Isabel II que ha de surtir abundantemente de aguas a Madrid. Su Majestad el rey acompañado de la Corte, de los ministros y de otros altos dignatarios del Estado, podrán por sus manos mañana la primera piedra de esa notable obra. Dentro de poco tiempo, Madrid ya no será lo que ha sido hasta el día. La población, bastante aumentada de algunos años acá, parecía haber llegado a su máximum; puesto que el agua potable que posee en verano apenas basta para el consumo de aquella. Cuando Madrid tenga aguas, podrá llegar a ser y será un pueblo industrial, y aún algo agricultor: cuando Madrid cuente con ferrocarriles podrá ser y será un pueblo comercial. Hoy no es más que un pueblo consumidor. Mucho puede progresar, mucho debe progresar, mucho va a progresar Madrid

Las obras se iniciaron en la presa denominada “Pontón de la Oliva”, donde fue colocada la primera piedra por Francisco de Asís de Borbón, Rey Consorte.

Hasta el inicio de las obras, Madrid se abastecía con perforaciones subterráneas, canalizadas mediante galerías conocidas como “viajes de agua” y almacenadas en depósitos. Luego los aguadores llevaban el agua en cubos a las viviendas. Madrid contaba con 77 fuentes públicas, en las que se instalaron 128 caños para llenar las cubas de los 950 aguadores, que repartían al día los equivalentes a 2150 m³.

Portada El Popular 11 de agosto de 1851, inicio de las obras del Canal Isabel II.

Fue Bravo Murillo ministro de Instrucción, Comercio y Obras Públicas quien en 1848 decidió estudiar la creación de un canal parea traer el agua del río Lozoya, con la construcción de una presa.

La implicación de la Reina Isabel II, financiando las obras con cuatro millones de reales, dio un impulso a su construcción y después de siete años de obras, el canal se inauguró el 24 de junio de 1858. Fue Alonso Martínez, ministro de Fomento, el que inauguro en la calle ancha de San Bernardo, la llegada de las aguas a Madrid.

En 1984, con la creación un año antes de la Comunidad de Madrid, presidida por el socialista Joaquín Leguina, el Canal de Isabel II pasó a depender de la Comunidad, encomendándosele además del abastecimiento, la depuración de las aguas residuales y la mejora y conservación de los ríos.

Por una ley aprobada el 29 de diciembre de 2008, el gobierno de la Comunidad de Madrid gobernado por Esperanza Aguirre, diseño la privatización del Canal de Isabel II. Se constituiría en una sociedad anónima, los compradores privados tendrían el 49 % de las acciones, y la Comunidad de Madrid el 51 % restante.

Revista Histórica con el decreto de creación del Canal por el Consejo de Ministros 18 de junio de 1851.

En 2012 el pueblo de Madrid se rebeló contra la privatización del Canal de Isabel II, celebrando un referéndum no vinculante, convocado por organizaciones sociales. Participaron más de 167 000 personas, y un 99% de ellas se mostró en contra de su privatización:

El 1 de julio de 2012 se creó la sociedad anónima Canal de Isabel II Gestión, quedando el ente público Canal de Isabel II como regulador. El accionariado se reparte entre 111 ayuntamientos de la Comunidad de Madrid, con 7,6 % de las acciones, el ayuntamiento de Madrid con 10 %, y el ente público con 82,4 %. La sociedad es a su vez la matriz del Grupo Canal, que presta servicio a 9,73 millones de habitantes (6,63 en España y 3,10 en Latinoamérica) y da empleo a más de 6.200 personas y genera más de 9.400 empleos indirectos.9

Noviembre de 2016, la sociedad anónima recupera el nombre original, presidiendo la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes del Partido Popular: Canal de Isabel II.

El Canal Isabel II, la gran empresa de distribución y abastecimiento del agua de Madrid se convirtió en la gran sustituta de Caja Madrid, convertida en banco (Bankia), después del saqueo al que la sometieron primeo, Blesa, con las tarjetas Black y más tarde con Rato de presidente y su ruinosa salida a Bolsa, lo que obligo al Estado a intervenirla.

El Canal de Isabel II está rodeado por los escándalos de corrupción de los gobiernos de Esperanza Aguirre. El ente, está participado en un 82,4% por la Comunidad de Madrid y en un 17,6% por 111 de los 179 municipios de la región, se circunscribía a gestionar el suministro de agua, hasta su desembarcó en Latinoamérica en el año 2001.

Con Ignacio González como presidente del Canal (2003-2012), se creó una compleja red formada por una veintena de filiales distribuidas por Colombia, Ecuador, República Dominicana y Brasil. Germen de las actuales investigaciones de la Operación Lezo y anterior a la adquisición del ático en Marbella.

Algunas de estas empresas no tenían nada que ver con la gestión del agua, en realidad eran sociedades pantalla, sin actividad alguna, que se usaban para adquirir otras empresas, y repartirse los beneficios.

El conglomerado presta servicio en la actualidad a 9,73 millones de habitantes (6,63 en España y 3,10 en Latinoamérica) y da trabajo a más de 6.200 personas (3.000 en América), además de generar 2.400 empleos indirectos, según datos de la empresa.

Por la compra de la empresa brasileña Emissao en 2013 el Canal abonó 21,5 millones en 2013 pero al mes siguiente la empresa valía la mitad 10,2 millones, y al año siguiente sol 5,1 millones.

La oposición en la Asamblea de la Comunidad de Madrid, cifra el quebranto económico por esta adquisición en 35 millones de euros. La operación de adquisición de la empresa brasileña, se realizó a través de una sociedad instrumental, la uruguaya Soluciones Andinas de Agua, sin actividad conocida y los pagos provinieron de cuentas en Suiza.

En 2016, el gobierno de Cristina Cifuentes, del mismo partido que los anteriores gestores del Canal, presentó ante la Fiscalía General del Estado un informe destapando las irregularidades en la compra de la empresa brasileña Emissao

El escrito del gobierno madrileño desencadenó una serie de ceses en la empresa del Canal Isabel II: La directora financiera y de Desarrollo de Negocio, María Fernanda Richmond, y el responsable de Recursos, Fernando Cevallos.

En 2016 se destaparon los papeles de Panana “Panama Peppers” En esos papeles apareció el nombres de Edmundo Rodríguez Sobrino, presidente de Inassa, la principal filial del Canal en Latinoamérica, lo que le costó el puesto.

 


Más información:

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × dos =