Este jueves las Cortes Valencianas han aprobado en el pleno la reprobación del expresidente de la Generalitat Francisco Camps en una votación en la que el grupo popular se ha abstenido tras un duro debate interno. PSPV, Compromís, Podemos y Ciudadanos votaron a favor y el PP se ha abstenido, alegando que no quieren convertir el parlamento “en un tribunal de honor franquista”.

Compromís había presentado días atrás una Proposición No de Ley inmediata, que fue firmada por el PP a efectos de tramitación;  en ella se solicita que el que el exjefe del Ejecutivo autonómico abandone el Consell Jurídic Consultiu (CJC) «por haber incurrido en actos y comportamientos que no se corresponden con la necesaria dignidad» de esa institución estatutaria, y que Las Cortes apoyen todas las medidas dirigidas a recuperar para los valencianos «el dinero desviado en casos de corrupción».

Además, el texto pide que el Parlamento autonómico asuma la «necesidad» de mejorar la ley del Estatuto de los expresidentes para regular mecanismos de retirada de esta condición a las personas que incurran en actos y comportamientos que «pongan en riesgos la dignidad y honorabilidad» de las instituciones valencianas.

Camps ha asegurado este jueves que no va a dejar su puesto en el Consejo Jurídico Consultivo  aunque lo pidan Les Corts Valencianes y ha afirmado que “no tiene sentido” que el parlamento valenciano hable de él hoy nueve años después de que dimitiera de su cargo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − catorce =