Foto: RFEF/FIFA

Los primeros minutos del partido no parecían una final para el combinado español. Las internacionales de Toña Is salieron al campo para controlar el choque, para llevar el peso del juego, para gobernar el balón ante una México replegada.

El gol tenía que llegar, y no podía ser de otra manera que en las botas de Claudia Pina. Salma cedió de cabeza un pase en largo desde la defensa, controló en el área, regateo con una sangre fría increíble para una jugadora de su edad y puso el balón lejos de Jaidy Gutiérrez.

Las aztecas reaccionaron y se acercaron con peligro al área nada más sacar del centro del campo. Pero instantes después, la misma Pina recogió un gran pase en profundidad, se internó en el área y fue barrida, sin consecuencias, por una defensa mexicana.

Corría el minuto 26 de partido cuando surgió la magia de Eva Navarro. La yeclana recortó en la banda derecha, asistió a Pina y esta remató en el primer palo de nuevo a la red. Sin merecerlo, tres minutos después México se encontró un gol en una desafortunada jugada desde la esquina que acabó dentro de la portería de Cata Coll.

El combinado americano subió su presión en el campo tras su tanto, pero España consiguió rehacerse, retomar el “tempo del encuentro y mantener su ventaja hasta el intermedio.

El paso por los vestuarios fue una réplica del arranque del partido, pero con una salvedad: México presionaba más arriba la salida de balón de las españolas e intentaba ahogar su juego. Las de Toña Is no se quedaban atrás y luchaban cada balón como si fuera el último del choque.

Conscientes de que se les escapaba la final, las jugadoras aztecas subieron la presión y conseguían acercarse poco a poco con peligro a la portería defendida por Cata Coll, pero sus avances eran sofocados por las zagueras que vestían de rojo.

México lo intentó. España aguantó. Y el marcador no se movió en el Charrúa de Montevideo. Un estadio que ya siempre formará parte de la historia del fútbol español como el escenario del primer Campeonato del Mundo de una selección femenina, la ya eterna Sub-17 de Toña Is.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 4 =