El expresidente del Gobierno Zapatero, en Venezuela.

“Zapatero, el mediador imaginario en Venezuela ” o “Zapatero se alinea con el régimen y pide a la oposición que suscriba las elecciones de Maduro” son algunos de los titulares con los que El País ha lanzado su campaña contra el expresidente del Gobierno. Algo que ha llevado a diferentes personalidades españolas (casi 200) a reaccionar con una carta abierta, que explican es necesaria puesto que las negociaciones con Venezuela aún están en curso y “mientras haya alguna posibilidad por remota que sea de llegar a un acuerdo, Zapatero mantendrá silencio”.

En declaraciones a Diario16, Miguel Ángel Moratinos ha subrayado la necesidad de la carta abierta. Una carta que de acuerdo con el exministro de Asuntos Exteriores pretende “expresar la sorpresa y el desacuerdo con algunos análisis de medios de comunicación”, de lo que viene a llamar “críticas injustas”. Asegura además que ha sorprendido “el número de adhesiones, además positivamente”.

Según Moratinos, estos ataques “no son nuevos” y suponen una “visión parcial de la solución al problema de Venezuela”. Añade que las críticas llegan en un mal momento, pues asegura que “no se trata de dar la razón a unos u otros, se trata de buscar soluciones”. Y matiza: “Se puede criticar tranquilamente desde un despacho en Madrid, pero los problemas están sobre el terreno”. Añade además que la tarea que está llevando a cabo Zapatero es “la única solución”, puesto que la otra alternativa sería “la confrontación” en Venezuela.

Cerca de 200 firmas en una carta, entre las que se cuentan la Secretaria de Estado de Educación (entre 2008-2010) Eva Almunia, la vicepresidenta del Gobierno de Zapatero, María Teresa Fernández de la Vega; el que fuese ministro del Interior en 2011 Antonio Camacho, o la ministra de Sanidad de 2010 Leire Pajín. Una larga lista en la que figuran muchos de los antiguos miembros del Gobierno del PSOE, y que cuenta también con muchos militantes, economistas, profesores e investigadores.

 

Una carta necesaria

En la carta se defiende que Zapatero merece “respeto y reconocimiento” en el desempeño de su actuación como mediador. Una tarea que el texto especifica que ha llevado a cabo con un “enorme esfuerzo personal, con más de treinta viajes trasatlánticos a sus espaldas y una ingente cantidad de gestiones desde España”. Todo ello siempre teniendo en mente “su objetivo de promover hasta el límite de sus posibilidades la liberación de la prisión de decenas de personas, como Leopoldo López”. Algo que tiene incluso más mérito según la carta puesto que se ha llevado a cabo “de manera desinteresada”.

Defienden las personalidades que suscriben esta carta abierta la actuación del expresidente de Gobierno, y recuerdan que fue “reclamado inicialmente por UNASUR y luego ha recibido el apoyo del Vaticano, del Gobierno español, de la UE y de Washington”. Una experiencia que consideran más que suficiente para mediar en un conflicto “dura ya más de dos años y comporta mucha interlocución y conocimiento mutuo”. Aseguran que la intención de Zapatero en la situación venezolana ha sido siempre de “evitar el conflicto civil”.

Aquí texto completo y las firmas que lo acompañan.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 + seis =