El cambio de hora que todos ajustábamos en nuestros relojes este pasado fin de semana puedes ser el comienzo de una nueva manera de actuar con nuestro entorno de forma sostenible. Igual que este cambio de hora, hay otras maneras de ahorrar energía en casa y allá por donde vayamos.

Recortan el consumo energético hasta un 80%

En nuestro país el ahorro energético es clave, ya que tenemos una dependencia energética del exterior del 86% y más de siete millones de hogares que sufren pobreza energética, según datos de la organización medioambiental Greenpeace.

Es de todos conocido las barreras que ha estado imponiendo nuestro gobierno al autoconsumo, cosa que sería positiva ya que seríamos menos dependientes y aprovecharíamos mejor las fuentes naturales de las que disponemos.

Además del autoconsumo y del cambio de hora, una forma de ahorrar energía es usar bombillas fluorescentes compactas (CFL), que recortan el consumo energético hasta un 80%. Todo ello acompañado de que apaguemos las luces de las habitaciones y desconectemos aparatos que no estemos utilizando, ya que mantenerlos en standby también consume.

Cuando se adquieran electrodomésticos que sean de clase A, la más eficiente y evitar dejar enchufados cargadores y transformadores, que siguen consumiendo incluso cuando no se utilizan. En cuanto a los sistemas de calefacción, no hay que enfriar ni calentar más de lo necesario, 20ºC es suficiente para un entorno saludable.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 5 =