CaixaBank obtuvo en el primer semestre de 2016 un beneficio atribuido de 638 millones de euros, un 9,9% menos con respecto al mismo periodo del año anterior, que incluía impactos singulares asociados a la integración de Barclays Bank, SAU.

El resultado antes de impuestos alcanza los 888 millones, lo que supone un crecimiento del 59,4% en comparación con los 557 millones obtenidos en el primer semestre de 2015 y el resultado del negocio bancario y asegurador asciende a 943 millones de euros, con una rentabilidad del 10,1% (ROTE últimos doce meses).

El resultado obtenido se apoya en un elevado nivel de ingresos (4.049 millones de margen bruto, -11,3%), en la contención y racionalización de los gastos de explotación (-2,5% sin considerar los costes asociados a la integración de Barclays Bank, SAU y el Acuerdo Laboral en el primer semestre de 2015) y en las menores dotaciones para insolvencias (-609 millones, -56%).

En el segundo trimestre, los márgenes mejoran de forma notable, con un aumento del 10,7% del margen bruto, hasta los 2.127 millones de euros, y crecimiento de los ingresos en todos los epígrafes, a excepción de otros ingresos y gastos de explotación, como consecuencia de la contribución al Fondo Único de Resolución (74 millones de euros), cuyo impacto en 2015 se registró en el último trimestre. En el mismo periodo, el margen de intereses aumenta un 0,1%, las comisiones un 6,8% y el margen de explotación un 22,7%.

Plusvalías

En el epígrafe de ganancias/pérdidas por activos y pasivos financieros y otros se incluye la plusvalía bruta de 165 millones tras la formalización de la operación de adquisición de Visa Europe Ltd. por parte de Visa Inc; mientras que en las pérdidas por deterioro de activos financieros y otras provisiones se registra la provisión asociada al acuerdo de prejubilaciones alcanzado en el segundo trimestre del año (-160 millones de euros).

Crecimiento en la captación de créditos y recursos

La evolución del crédito a la clientela confirma la tendencia de recuperación con un incremento del 1,0% en 2016, hasta los 208.486 millones de euros. En la evolución del segundo trimestre incide el efecto estacional de las pagas dobles a pensionistas, sin este impacto, el crédito crece un 0,4%. La cartera sana crece un 1,6% en la variación anual y un 1,4% en el trimestre.

El crecimiento de la cartera se apoya en la sólida mejora de la nueva producción en comparación con el primer semestre de 2015: hipotecario (+46%), consumo (+58%) y empresas y corporativa (+24%).

Los recursos de clientes ascienden a 304.465 millones de euros, con un aumento del 2,7% en los primeros seis meses de 2016 (+7.866 millones) y del 3,0% en el segundo trimestre. Los recursos en balance crecen un 3,8%, hasta los 225.030 millones de euros, con un crecimiento destacado del 8,4% del ahorro a la vista, que se sitúa en los 126.652 millones de euros. El efecto estacional asociado a las pagas dobles y la gestión de los vencimientos, en un contexto de tipos de interés en mínimos, son los principales factores que inciden en su evolución.

CaixaBank cuenta con 13,8 millones de clientes, 5.131 oficinas, 9.517 cajeros y una cuota de penetración de particulares del 28,3%. La entidad mantiene el liderazgo en banca online en España, con 5,1 millones de clientes, en banca móvil, con 3 millones, y en medios de pago, con 15,7 millones de tarjetas en circulación, con una cuota de mercado del 22,8% por facturación.

Como en los últimos ejercicios, el foco comercial de la entidad sigue centrado en la captación y vinculación de clientes, como demuestran las 605.600 nóminas captadas en 2016 (11% más que en el primer semestre de 2015), lo que ha permitido alcanzar una cuota en nóminas del 25,7% (+78 puntos básicos desde diciembre), con un total de 3,4 millones de nóminas domiciliadas.

Negocio asegurador: fortaleza clave en el entorno actual

CaixaBank cuenta con un modelo que combina la propiedad de los negocios de generación de productos (seguros, gestión de fondos, tarjetas, entre otros) con una excelente plataforma de distribución que permite la proximidad con el cliente, unido a sus reconocidas capacidades tecnológicas.

CaixaBank, a través de VidaCaixa, ha ampliado su liderazgo en el sector, y ha aumentado en el año la cuota de mercado en seguros de ahorro (+34 puntos básicos, hasta el 23%) y en planes de pensiones (+100 puntos básicos, hasta el 22,5%).

Durante el segundo semestre, la entidad ha mantenido el buen ritmo en la comercialización de seguros y planes, apoyado en el incremento de los ingresos derivados de los seguros de vida riesgo (+38,3%) como resultado de la buena acogida de las campañas comerciales del programa Caixafu[Tu]ro.

En este sentido, el negocio asegurador aporta unos ingresos en términos de margen bruto (sin la suma de las ganancias/pérdidas por activos y pasivos financieros y otros) de 516 millones, lo que supone un 20% más en relación al primer semestre de 2015. De hecho, la contribución sobre el total de ingresos del negocio bancario y asegurador ha aumentado del 11% al 15% en el último año, y se ha convertido en una fortaleza clave en el entorno actual de tipos bajos.

Además, CaixaBank mantiene el liderazgo en patrimonio gestionado que alcanzó en 2015 a través de productos de inversión y previsión. En fondos de inversión, CaixaBank Asset Management es la gestora de fondos líder con una cuota del 17,4%, y mantiene la primera posición en patrimonio (49.842 millones si se incluyen carteras y Sicav’s) y número de partícipes (1,2 millones).

Elevados ingresos bancarios y contención de costes

La evolución de los ingresos y los gastos permite que el margen bruto alcance los 4.049 millones (-11,3%) y el margen de explotación los 2.047 millones (+3,9% y -18,5% si se excluyen los costes extraordinarios de 2015).

Por un lado, el margen de intereses alcanza los 2.041 millones de euros (-10,1%) impactado por la evolución a la baja de los tipos de interés, la eliminación de las cláusulas suelo de los préstamos hipotecarios y el menor volumen de actividad institucional (renta fija), y a pesar de la disminución del coste financiero del ahorro minorista, que se reduce desde el 1,02% al 0,56%.

Por otro, las comisiones se sitúan en los 1.010 millones (-6,1%), impactadas por la volatilidad de los mercados, con especial incidencia en fondos de inversión y planes de pensiones y, también, por los mayores ingresos por operaciones singulares de banca de inversión en el primer trimestre de 2015.

Los ingresos de la cartera de renta variable se sitúan en los 400 millones de euros. La evolución de los resultados de entidades valoradas por el método de la participación (-23,6%) está marcada por el impacto de la evolución de su negocio y las condiciones de mercado.

Los gastos sin costes extraordinarios se reducen un 2,5%, tras el continuo esfuerzo de racionalización y contención de costes, la captura de sinergias y ahorros derivados del Acuerdo Laboral de 2015. Esta evolución de los ingresos y costes permite que la ratio de eficiencia mejore 3,6 puntos porcentuales en los últimos doce meses y se sitúe en el 54,2%.

El epígrafe de ganancias/pérdidas en baja de activos y otros recoge, entre otros, los resultados generados por la venta de activos y otros saneamientos, principalmente, de la cartera inmobiliaria. En 2015, incluía la diferencia negativa de consolidación de Barclays Bank, SAU (602 millones de euros).

Fuerte reducción de las dotaciones y caída de la morosidad

Las pérdidas por deterioro de activos financieros y otros ascienden a 912 millones, con un descenso del 36,6% respecto al primer semestre de 2015 por la reducción, principalmente, de las dotaciones para insolvencias (-609 millones, -56%).

El epígrafe de otras dotaciones incluye la estimación actual de la cobertura necesaria de contingencias futuras, el deterioro de otros activos y, en el segundo trimestre, el registro de 160 millones asociados al acuerdo de prejubilaciones de abril de 2016. El coste del riesgo se reduce hasta el 0,45% (-43 puntos básicos en los últimos doce meses).

La ratio de morosidad acelera su corrección hasta situarse en el 7,3% después de reducirse en 56 puntos básicos durante el semestre. La evolución sigue marcada por la reducción de los saldos dudosos (328 millones en el trimestre y 4.018 millones en los últimos doce meses). Aislando el sector promotor, la ratio de morosidad disminuye hasta el 6%.

La intensa actividad de BuildingCenter, filial inmobiliaria de CaixaBank, ha permitido comercializar 1.858 millones en ventas y alquileres con datos acumulados de los últimos 12 meses, y con resultados positivos en las ventas desde el cuarto trimestre de 2015.

La cartera neta de inmuebles adjudicados disponibles para la venta se reduce por segundo trimestre consecutivo y asciende a 7.122 millones (-137 millones en el primer semestre de 2016), con una elevada cobertura del 57,8%.

Fortaleza en capital y excelente posición de liquidez

CaixaBank mantiene un elevado Core Capital (Common Equity Tier 1) fully loaded del 11,5%, aplicando los criterios previstos para el final del período transitorio, 2 puntos porcentuales por encima de los requerimientos del supervisor.

Según los criterios de aplicación progresiva vigentes este año, CaixaBank alcanza una ratio CET1 regulatorio del 12,3%, mientras que la ratio de capital total alcanza el 15,5%, una de las mayores entre las principales entidades del sector financiero español.

Los activos líquidos se sitúan en 58.322 millones, impactados por la positiva evolución del gap comercial, la gestión de colaterales en póliza y los vencimientos no renovados de emisiones institucionales.

En el segundo trimestre de 2016 se ha producido la cancelación anticipada de la financiación de TLTRO (18.319 millones) que se ha sustituido por TLTRO II (24.319 millones de euros), lo que ha supuesto un aumento del plazo de vencimiento (2020) y unas mejores condiciones financieras.

Oferta Pública de Adquisición voluntaria sobre BPI

Con fecha 18 de abril de 2016 CaixaBank informó al mercado de la decisión de su Consejo de Administración de lanzar una oferta pública de adquisición voluntaria (OPA) sobre Banco BPI. El precio en metálico de la OPA es de 1,113 euros por acción y está condicionada a la eliminación del límite de derechos de voto de Banco BPI, a alcanzar más del 50% del capital de Banco BPI y a la obtención de las autorizaciones regulatorias aplicables. El precio de la OPA coincide con la cotización media ponderada de la acción de Banco BPI en los últimos 6 meses.

Según informó CaixaBank el pasado 22 de junio de 2016, el Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido conceder a CaixaBank un plazo de cuatro meses para solucionar el incumplimiento de grandes riesgos de BPI. Este plazo de cuatro meses empezaría a contar desde la conclusión de la adquisición de BPI por CaixaBank en el entendido de que esto tendrá lugar antes de finalizar el mes de octubre de 2016. El Consejo de Supervisión del BCE también ha decidido suspender, durante este periodo, el proceso sancionador en curso contra el BPI por el incumplimiento de grandes riesgos que tuvo lugar antes de 2015.

Obra Social: construyendo una sociedad más justa

A principios del pasado mes de abril, Isidro Fainé, presidente de la Fundación Bancaria “la Caixa”, que gestiona de forma directa la Obra Social y agrupa en CriteriaCaixa todas las participaciones accionariales de Grupo ”la Caixa”, incluida CaixaBank, presentó el Plan Estratégico 2016-2019 para la Obra Social. El plan establece las directrices para los próximos cuatro años y afianza el compromiso de la entidad con los ciudadanos. Con el lema Cambiamos presentes, construimos futuros, el Plan contempla una dotación presupuestaria de 2.060 millones de euros durante su periodo de vigencia.

El objetivo es construir una sociedad más justa, dando oportunidades a las personas que más lo necesiten, y afianzar su papel primordial en el desarrollo de programas transformadores y duraderos que, desde la eficiencia en el uso de los recursos, contribuyan a la equidad.

Los programas sociales siguen centrando buena parte de los esfuerzos y suponen el 62% del presupuesto de los 500 millones de euros de inversión previstos para 2016. La atención a la infancia, el fomento del empleo, la vivienda social y la atención a las personas mayores y con enfermedades avanzadas son los pilares básicos delcompromiso de la entidad.

La primera de estas líneas de actuación, dirigida a contribuir a la superación de la pobreza infantil, ha atendido a más de 44.900 niños y jóvenes de entre 0 y 18 años en las principales ciudades españolas durante el primer semestre de 2016, a través de 488 entidades sociales de toda España.

Más de 12.000 puestos de trabajo

Respecto a la integración laboral de colectivos desfavorecidos, el programa Incorpora sigue mejorando sus ratios de integración laboral, habiendo generado 5.000 empleos entre abril y junio (por los 4.100 del primer trimestre del año). En total son 12.024 los puestos de trabajo creados en el semestre entre colectivos como las personas con discapacidad, parados de larga duración, víctimas de violencia de género, jóvenes en riesgo de exclusión, mayores de 45 años…

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 1 =