El Grupo CaixaBank, presidido por Jordi Gual y cuyo consejero delegado es Gonzalo Gortázar, obtuvo en el primer semestre de 2018 un beneficio atribuido de 1.298 millones (+54,6% respecto al mismo periodo de 2017).

Los principales factores que han impulsado este crecimiento han sido la fortaleza de los ingresos   core, la contención de costes, la reducción de las dotaciones y la mayor aportación de BPI.

Los gastos de administración y amortización recurrentes crecen un 4%, y lo hacen a un ritmo inferior que los ingresos core del negocio (margen de intereses, comisiones, ingresos del negocio de seguros, puesta en equivalencia de SegurCaixa Adeslas y las participaciones de BPI Bancaseguros), que alcanzan los 4.091 millones (+4,5%). El margen bruto aumenta un 8,7%, hasta los 4.654 millones.

La contribución a resultados del negocio de BPI en Portugal asciende a 76 millones (3 millones en el primer semestre de 2017). Si se tiene en cuenta la aportación de las participadas de BPI, la contribución total del banco portugués asciende a 252 millones.

La rentabilidad del Grupo CaixaBank (ROTE) mejora hasta el 10,4% –en línea con el objetivo del Plan Estratégico para 2018 del 9%-11%–, mientras que el ROTE recurrente del negocio bancario y asegurador alcanza el 12%, con un resultado de 1.121 millones.

CaixaBank lidera el pago por móvil en España con cerca del 50% de las operaciones

La entidad sigue reforzando su liderazgo en banca digital con la mayor base de clientes digitales en España: cuota de penetración del 32%; 5,8 millones de clientes digitales (el 55% del total de clientes en España) y 5 millones de clientes en banca móvil.

Recientemente, CaixaBank ha sido elegido como ‘Mejor Banco Digital de Europa Occidental’ por la revista británica Euromoney, por su transformación digital y su innovación tecnológica. CaixaBank ha recibido por primera vez este reconocimiento por parte de la revista Euromoney.

El crecimiento de la entidad en pago por móvil es exponencial ya que ha pasado de 165.000 operaciones en junio de 2017 a 2,2 millones en junio de 2018, con un importe medio por operación de 32,5 euros. Desde enero, los clientes de la entidad han realizado más de 10 millones de operaciones.

CaixaBank lidera el pago por móvil en España con cerca del 50% del total de operaciones. Actualmente, 550.000 clientes de CaixaBank tienen vinculadas tarjetas en los móviles para efectuar operaciones con estos dispositivos, alcanzando un parque total de 730.000 tarjetas enroladas en los móviles. Estos datos suponen un crecimiento en clientes, respecto al cierre de 2017, del 53% (+190.000 clientes con tarjetas enroladas).

Además, imaginBank ha superado el millón de clientes dos años después de su lanzamiento. El banco solo móvil de CaixaBank cuenta con más de 120.000 clientes operativos al día. La edad media del cliente de imaginBank es de 23 años y la media de conexión es de 13 sesiones al mes.

La digitalización permite seguir poniendo el foco en el asesoramiento de calidad, con 13.170 gestores diplomados en asesoramiento. Como ejemplo, aproximadamente el 70% de clientes de banca premier y banca privada cuentan con contrato de asesoramiento, y las carteras gestionadas han crecido un 56% en el año.

El margen de intereses alcanza los 2.432 millones (+3,5%)

El margen de intereses del primer semestre de 2018 del Grupo asciende a 2.432 millones (+3,5% respecto al primer semestre de 2017) gracias a la mejora de la rentabilidad del crédito, la intensa gestión de la financiación minorista y el ahorro en los costes de la financiación institucional.

Los ingresos por comisiones alcanzan los 1.293 millones, un +3,3% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Por un lado, descienden un 5,9% las comisiones bancarias, de valores y otros; por otro, se mantiene la tendencia de crecimiento de las comisiones de los fondos de inversión (+18,4%), planes de pensiones (+9,4%) y comercialización de seguros (+26,7%) por el incremento sostenido de la actividad comercial y del patrimonio gestionado.

Impactos extraordinarios en los resultados de las participadas

El negocio de las participaciones contribuye al Grupo con un resultado de 415 millones. Incluye los ingresos por dividendos, básicamente Telefónica (104 millones), y los resultados de las entidades valoradas por el método de la participación, que incorporan 118 millones de resultado neto atribuido de BFA. En el mismo periodo del año anterior se registró un resultado atribuido negativo de 97 millones derivado de la venta por BPI del 2% de la participación en BFA.

Las ganancias/pérdidas por activos y pasivos financieros y otros se incrementan hasta los 293 millones como resultado, entre otros, de materializar plusvalías latentes de activos financieros disponibles para la venta, y por la revalorización al precio de venta de la participación de BPI en Viacer.

Crecimiento en el crédito y en los recursos de clientes

En el Grupo, el crédito bruto a la clientela se sitúa en 225.744 millones (+0,8% en el año) y la cartera sana crece un 1,6% en 2018 (+3.366 millones). Si no se considera el efecto estacional de los anticipos a pensionistas de junio (+1.601 millones de euros), la evolución de la cartera sana en el año es del 0,8%.

El crédito a particulares sano aumenta un 1,2% en el año (+6,3% en el trimestre), impulsado esencialmente por el crédito al consumo en España (+5% en el trimestre y 10,7% en el año).

El crédito para la adquisición de vivienda continúa marcado por el desapalancamiento de las familias, si bien las caídas del saldo crediticio se reducen. De hecho, la nueva producción del crédito hipotecario mejora un 8% respecto al primer semestre de 2017.

Los recursos de clientes crecen hasta los 366.163 millones a cierre de junio de 2018, +4,8% (16.705 millones), con un aumento del 6,1% de los recursos en balance y del 1,8% de los activos bajo gestión, que alcanzan los 98.316 millones (+1,2% en el trimestre).

El crecimiento del 8,6% del ahorro a la vista en el segundo trimestre, hasta los 175.960 millones, está asociado, entre otros, al efecto estacional de las pagas dobles y a la amortización total anticipada de pasivos subordinados retail a finales del trimestre.

Por otro lado, los activos bajo gestión aumentan hasta los 98.316 millones (+1,2% en el trimestre). Al igual que en los últimos trimestres, destaca el incremento del patrimonio gestionado en fondos de  inversión, carteras y sicavs, hasta los 68.272 millones (+1% en el trimestre), principalmente por nuevas suscripciones. Los planes de pensiones se sitúan en 30.044 millones (+1,5% en el trimestre).

La ratio de morosidad del Grupo se reduce hasta el 5,3%

La ratio de morosidad del Grupo CaixaBank se reduce hasta el 5,3% (6,5% en junio de 2017 y 6% en diciembre de 2017).

Los saldos dudosos descienden hasta los 12.714 millones (-981 y -1.591 millones en el trimestre y desde diciembre, respectivamente), tras la gestión activa, que incluye la venta de carteras.

La ratio de cobertura aumenta hasta el 56% (+6 puntos porcentuales en el año, entre otros, tras la implantación de IFRS9 que supuso el registro de provisiones para riesgo de crédito de 791 millones).

Las pérdidas por deterioro de activos financieros y otras provisiones disminuyen un 57% respecto al mismo periodo de 2017, hasta los 531 millones.

Este epígrafe recoge, por un lado, las pérdidas por deterioro de activos financieros, que disminuyen hasta los 248 millones de euros, un 47,5% menos respecto al mismo periodo del ejercicio 2017 y, por otro, las otras dotaciones a provisiones, que caen un 62,9%, hasta los 283 millones. En el segundo trimestre, derivado de la operación de recompra de Servihabitat, pendiente de formalización a 30 de junio, se ha registrado una provisión de 152 millones correspondiente a la diferencia entre el precio de recompra a TPG del 51 % y el valor razonable estimado para esta participación.

En 2017 incluía, entre otros, el registro de 455 millones de euros asociados a prejubilaciones (152 y 303 millones de euros en el primer y segundo trimestre del ejercicio, respectivamente) y 154 millones de saneamiento de la exposición en Sareb en el primer trimestre.

Las ganancias/pérdidas en la baja de activos y otros recogen, esencialmente, los resultados de operaciones singulares formalizadas y resultados por ventas de activos y saneamientos, principalmente, de la cartera inmobiliaria.

Su evolución refleja: los resultados positivos por 151 millones en la venta de activos inmobiliarios (+91,1%); otros resultados del negocio inmobiliario (-202 millones) que incluyen, entre otros, las    dotaciones derivadas de las valoraciones de los activos y 52 millones de deterioro del 49% de la participación mantenida en Servihabitat para adecuar su valor en libros al nuevo valor razonable.

En el primer trimestre de 2017, se reflejó el resultado derivado de la combinación de negocios con BPI (256 millones de euros).

Desconsolidación del negocio inmobiliario

Durante el segundo trimestre de 2018, CaixaBank ha llegado a un acuerdo para adquirir el 51% del capital social de Servihabitat y recuperar el control del servicer inmobiliario. La operación ha dado lugar a un resultado negativo registrado en junio de 2018 de 204 millones.

Adicionalmente, CaixaBank ha acordado vender su negocio inmobiliario (comprende principalmente la cartera de activos inmobiliarios disponibles para la venta a 31 de octubre de 2017, así como el 100% del capital social de Servihabitat) a una compañía de nueva creación propiedad en un 80% de Lone Star y en un 20% de CaixaBank. El cierre de esta operación implicará la desconsolidación del negocio inmobiliario y se estima que tendrá un impacto neutro en la cuenta de resultados.

El valor neto contable estimado de la cartera de activos inmobiliarios disponibles para la venta a 30 de junio de 2018, excluyendo los inmuebles incluidos en el perímetro de la operación descrita, asciende a 522 millones de euros.

El total de ventas de inmuebles alcanzan los 1.143 millones (+70,9%)

La cartera de adjudicados netos disponibles para la venta se sitúa en 5.553 millones (-705 y -257  millones de euros en los doce últimos meses y en el trimestre, respectivamente). La cartera de alquiler se sitúa en 2.806 millones, -224 millones en el trimestre, después de ejecutar una venta de cartera de activos inmobiliarios en alquiler.

El total de ventas de inmuebles en 2018 alcanza los 1.143 millones de euros (+70,9% frente al  mismo periodo de 2017), e incluye la referida venta de cartera de alquiler por 226 millones de euros (+37,1% sin tener en cuenta este efecto). El resultado de las ventas sobre el valor contable neto es del 17% en 2018.

Sólida posición de liquidez y solvencia

Los activos líquidos totales se sitúan en 79.892 millones, con un crecimiento de 7.117 millones en el semestre. El Liquidity Coverage Ratio medio (últimos 12 meses) del Grupo alcanza el 199%, muy por encima del mínimo puntual del 100% requerido a partir del 1 de enero de 2018.

Por otro lado, el Grupo CaixaBank alcanza una ratio Common Equity Tier 1 (CET1) fully loaded del 11,4% a 30 de junio, en línea con el rango fijado en el Plan Estratégico 2015-2018 (11%-12%). Si se excluye el impacto de la primera aplicación de IFRS9 de -15 puntos básicos y el impacto extraordinario de -23 puntos básicos por recompra de intereses minoritarios de BPI y del 51 % de ServiHabitat, la evolución del semestre ha sido de +38 puntos básicos por generación de capital y -26 puntos básicos por la evolución del mercado.

El Capital Total, en términos fully loaded, alcanza el 15,7%, por encima del objetivo fijado en el Plan Estratégico del 14,5%.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 3 =