Se busca a José Luis Gallego Sánchez, el novio de la muerte ‘legionario’ de Borriol en Castellón, como presunto asesino de su novia Eva Bou, apuñalada a primeros de septiembre y cuyo cadáver apareció el pasado viernes. Con este asesinato, suman ya tres mujeres muertas en los últimos días por terrorismo machista.

La Guardia Civil como el resto de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado han duplicado la vigilancia en puertos y aeropuertos para evitar una posible fuga del país. Por el momento la Guardia Civil no tiene noticias del legionario de Borriol, aunque se rumorea que pudo haberse desplazado a países como Sudáfrica, Marruecos o Argentina. Hay que tener en cuenta que ha tenido mucho tiempo para desaparecer antes de la aparición del cuerpo.

La Guardia Civil ha pedido la colaboración ciudadana sobre el paradero del novio de la muerte de Borriol. “Si tiene alguna pista no dude en contactar con el teléfono 062 de la Guardia Civil, donde le atenderán las 24 horas”.

El alcalde de Borriol, Silverio Tena, confirmó que la Policía Local “dejó la investigación tras la puesta en marcha de una orden de búsqueda y captura”.

Agentes de la Guardia Civil han interrogado a los familiares de Gallego, entre ellos sus padres, su exmujer y su hijo. También los familiares de la víctima estuvieron ayer por la mañana en dependencias policiales. Según estas mismas fuentes, la relación que mantenían la víctima y el fugado tenía “momentos buenos y malos”.

La autopsia que se le ha realizado esta mañana en el Instituto de Medicina Legal de Castellón, ha determinado que fue apuñalada. El análisis del cadáver de la mujer, que se encontraba en avanzado estado de descomposición, apunta a que Eva Bou fue asesinada entre el dos y el tres de septiembre, cinco días antes de que su cuerpo fuera hallado en el domicilio que la pareja compartía en la calle San Bartolomé en Borriol, después de que la familia de la mujer denunciará su desaparición. El tiempo transcurrido desde el asesinato y las altas temperaturas contribuyeron al mal estado del cuerpo.

El examen post mortem reveló que la víctima, de 35 años, fue atacada con algún tipo de arma blanca. La confirmación de una muerte violenta no sorprendió a la Guardia Civil, que busca sin descanso a la pareja sentimental de la fallecida, José Luis Gallego Sánchez -un exlegionario conocido como Pitillo-, y que ha escrito un libro sobre sus vivencias en la legión.

Este sería el primer caso del año en la provincia de Castellón. El último fue la muerte de Andrea Carballo, la joven que fue asesinada por su pareja el 22 de diciembre.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − 6 =