Así reza el titular del periódico “La Verdad de Murcia” del día 14 de agosto de 2018: “Buendía pregunta a Conesa: ¿Cómo tiene la desvergüenza de sentarse con los agricultores?”. “Cuando “su” ministra, Teresa Ribera, ha dado un golpe mortal a los trasvases…” dice un poco más adelante. Me he sentido en la obligación de contestarle yo. Lo primero que hay que explicarle al Sr. Buendía es que la Sra. Teresa Ribera es Ministra de Transición Ecológica de TODOS LOS ESPAÑOLES Y ESPAÑOLAS, también de él. Y lo es incluso cuando acierta, como es el caso que nos ocupa. Voy a intentar explicar en pocas palabras y de manera sencilla lo que el Sr. Buendía, al parecer, no entiende.

No existen las cuencas excedentarias en España. Para que una cuenca sea excedentaria, debe serlo siempre. Un solo año de sequía, un solo año que esa cuenca no pueda trasvasar agua, y la catástrofe para el territorio receptor sería apocalíptica. No se puede depender, en España, de ninguna cuenca, ya que, incluso en Galicia, hay restricciones de agua de vez en cuando. Por cierto, restricciones que en Murcia no tenemos gracias al trasvase Tajo-Segura que hizo el Psoe. A día de hoy los seres humanos no podemos todavía controlar el clima, pero hemos aprendido a desalar agua del mar. También sabemos ahorrar agua si nos lo proponemos, y reciclar el agua, si nos organizamos, y adecuar la oferta productiva a la cantidad de agua disponible, si los gobiernos son lo suficientemente sensatos.

El Partido Popular ha consentido y favorecido la proliferación de pozos ilegales que han beneficiado fundamentalmente a los grandes poseedores de tierras (que eran los que podían, en términos generales, pagar los pozos y los sobornos para no ser investigados…), que se han hecho grandes conforme los pequeños agricultores han ido cayendo en la ruina y la desidia por la falta de ayudas al desarrollo y su modo de vida. Esto ha provocado la sobreexplotación de los acuíferos subterráneos, la demanda insaciable de agua a regiones que no están para trasvases, la contaminación de la laguna del mar menor por el vertido de detritus agrícolas y salmuera concentrada de los pozos, el enfrentamiento entre regiones, el enfrentamiento entre murcianos, y la desigualdad socioeconómica y de oportunidades entre los que se han beneficiado de las políticas especulativas y destructivas del gobierno de la región, y aquellos que las han sufrido, la gran mayoría de los ciudadanos y ciudadanas.

El gobierno de la nación, con visión ecológica y pensando en todos los territorios y el futuro de este país, establece una hoja de ruta en materia de agua que implica la ordenación y transformación paulatina de los regadíos y la dinámica de consumo de agua para ésta sea sostenible, y a ser posible, no contaminante. Como debe ser. Por su parte Diego Conesa se reúne con los regantes, y con cualquier colectivo que tenga un solo problema por resolver (sí, esos problemas creados por la catastrófica gestión de los gobiernos del PP…), cada vez que él lo considera oportuno y es conminado para ello. Como debe ser. Porque los socialistas tenemos sentido del deber, frente al sentido del enriquecimiento a toda costa del Partido Popular. Esa es una de las muchas y fundamentales diferencias.

El Sr. Buendía, con una capacidad extraordinaria para decir insensateces en pocas palabras habla de que el gobierno de la nación provoca “enfrentamiento entre españoles…” Y supongo que, en este caso, se sigue refiriendo al problema del agua. Lo ya dicho, son los trasvases los que provocan enfrentamiento entre españoles (y españolas también, Sr. Buendía…). El adecuamiento de la productividad al agua disponible, y el desarrollo de modelos productivos alternativos, que los hay, Sr. Buendía, es lo que resuelve los enfrentamientos que USTEDES han provocado. Tal vez si en todos estos infinitos años de sus gobiernos regionales hubieran tenido visión de futuro y les hubiera importando algo el bienestar de la ciudadanía en vez del enriquecimiento especulativo rápido los amigos, Sr. Buendía, no estaríamos así, con una región hipotecada para cincuenta años.

Por último, Sr. Buendía acusa usted al gobierno de la nación de moverse por intereses electoralistas en vez de por lo que interesa a la nación. Pero, Sr. Buendía, ¿debo recordarle que precisamente ahora las encuestas dan una holgada victoria para el Psoe en las elecciones generales? Lo electoralista sería convocar elecciones rápidamente, y lo patriótico, Sr. Buendía, intentar arreglar lo que se pueda en lo que queda de legislatura, de entre los muchos destrozos que ustedes han realizado.

Por último, Sr. Buendía, contenga su lengua cuando acuse de desvergüenza a quien no está sino intentando resolver los problemas que ustedes han generado. Ya le vale.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − 9 =