El depuesto president de la Generalitat, Carles Puigdemont, presentó ayer en una villa cercana a Brujas de forma oficial el partido con el que se presenta como cabeza de lista a las elecciones catalanas: Junts per Catalunya.

El candidato a las elecciones del 21D ha acusado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de intentar implementar el lenguaje de la violencia, la fractura y la división en Catalunya. “Pero el 21-D responderemos a la represión con más democracia”. Así, Carles Puigdemont ha recordado que el PP cuenta con el 9% de los votos en Catalunya, “por lo que no representa la sociedad catalana”. “A partir del 21-D, quitemos sus zarpas untadas de autoritarismo de sobre de Catalunya”.

“En Catalunya, la democracia no se vota, ni se encarcela ni se golpea con porras de la policía. Nunca más”, ha defendido el president cesado, quien ha sostenido la vigencia de su Govern: “La legitimidad del 27 de septiembre de 2015 sigue intacta, no dudamos de ello, estamos haciendo lo correcto, lo que la gente votó”.El acto ha durado alrededor de cincuenta minutos, con breves intervenciones de Laura Borràs, Eduard Pujol y Clara Ponsatí. El president cesado, los ex consellers y el resto de miembros del partido, que han viajado hasta Bruselas en un vuelo chárter, han permanecido en el hotel para celebrar una reunión de trabajo. La jornada concluirá con una visita a la ciudad de Brujas, antes de volver a Barcelona.

Bélgica se ha convertido en eje central de la precampaña para las elecciones del 21D en Cataluña. Al goteo de políticos soberanistas para preparar las listas, le siguió Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos, que presentó en Bruselas el miércoles “un proyecto europeísta” para Cataluña. Carles Puigdemont tendrá que seguir previsiblemente la campaña desde Bruselas, aún pendiente de la decisión sobre su extradición, que pasa por la comparecencia ante el juez el próximo 4 de diciembre.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 5 =