Brotada

0

El pasado sábado asistía a la obra ‘Brotada’ de Iván Bilbao en la sala Nave 73, perteneciente al off teatral madrileño y podía analizar la historia que contaba desde un punto de vista psicológico.

Brotada cuenta la historia de Ana y Edu, dos personas que viven un estudio de 40 metros cuadrados y cuyas historias son sólo una. Una historia donde “el amor y el odio se abrazan peligrosamente”.

Sinopsis

Edu ha olvidado su vida para que Ana pueda recordar la suya. A diario se repite la misma historia; Ana recuerda unas cosas y otras no. ¿Alguna vez has sentido que a quien más quieres se desvanece delante de ti en un parpadeo? Un día te despiertas, no sabes con quien has dormido, ayer lo sabías, mañana tal vez los sepas, pero hoy no lo sabes y se convierte en una carga. ¿De dónde vienes? ¿Dónde estás ahora? ¿A dónde vas? Edu quiere cambiar, Ana siente que no tiene identidad y quiere saber más, siempre quiere más.

La historia de los protagonistas puede parecer, a priori, una historia más. Sin embargo, el transcurso de la obra te va mostrando matices de ambos, te hace dudar de cuál de los dos es quien está mal o, quizás, cuál de los dos está peor.

Desde la Psicología, Ana nos muestra un cuadro psicopatológico muy llamativo que se inicia a raíz de un acontecimiento durante su adolescencia que cambia su vida. La amnesia retrógrada y la ansiedad con agorafobia que padece, hacen que Ana esté en una constante búsqueda de respuestas y, sobre todo, en una constante búsqueda de su personalidad perdida. Actúa por impulsos, no se adhiere al tratamiento y no encuentra las respuestas que necesita para poder salir de la realidad que tanto le agobia.

Edu, por contra, ha olvidado su personalidad queriendo hacerlo; ha dejado su vida en manos de Ana y la vive en función de las necesidades de ésta. Recuerda, pero no quiere recordar y repite a Ana, cometiendo errores que para ella son su realidad.
La historia nos sumerge en los trastornos mentales y en cómo afectan a la vida de quienes los padecen y de quienes les rodean y sumerge en una maraña un tanto agobiante y sin sentido que se va deshilando en el transcurso de la obra.

Silvia Vacas, que interpreta a Ana, hace una labor excelente. Sorprenden sus miradas, sus rupturas y su capacidad para introducirte en un personaje muy complejo. Por su parte, Joaquín López-Bailo, que interpreta a Edu, le da la réplica como el personaje de Ana se merece.

Ambos actores se dejan la piel y se dejan ser protagonistas, más en los silencios que en las palabras.

Personalmente, pude hablar con ambos antes de la obra y no pude dejar de sorprenderme  al verlos en el escenario, porque era como si nunca hubiera visto a esas dos personas que tenía ante mí.

“Brotada” forma parte de una trilogía teatral que completan “Constelaciones familiares” y “Ataraxia”.

Podéis disfrutar de la obra los sábados de abril a las 20h en Nave 73.

 

Ficha artística

BROTADA

Dirección y dramaturgia: Iván Bilbao.

Intérpretes: Silvia Vacas (Ana) y Joaquín López-Bailo (Edu).

Ayte. de dirección y escenografía: Lita Echeverría.

Producción y comunicación: Leila Baida.

Estilismo: Leyre Sellés y Natalia Mirón.

 

Sobre Nave 73

Nave 73 nace en 2013 como un laboratorio de creación multicultural en donde la innovación y exhibición escénica son el pilar central pero no el único. Nuestra filosofía es crear un espacio versátil que englobe actividades artísticas, sociales y comunicativas, proporcionando así un punto de encuentro entre diferentes ramas en donde se pueda ofrecer una solución integral a las necesidades del sector.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 3 =