Las reformas de las pensiones están cumpliendo su objetivo a la perfección, recortar y dinamitar el sistema público de pensiones, según La Pirenaica Digital.

Siguiendo a la misma fuente, los últimos años las pensiones han sufrido dos grandes reformas con el único objetivo de recortarlas.

Así, en 2011 el Gobierno del socialista Zapatero arremetió contra el sistema público de pensiones con recortes y otras medidas de ajuste tremendas.

Por otro lado, en 2013, el Gobierno de Rajoy siguió por esta misma línea, endureciendo la reforma del Sistema Público de las Pensiones.

Todas estas reformas han tenido un mismo objetivo, empeorar las condiciones de las pensiones públicas, y a su vez fomentar las pensiones privadas que ha estado y están fomentando los bancos.

A su vez, todos quienes han participado en estas reformas (la CEOE, UGT y CCOO además del PSOE y PP), pueden estar contentos, ya que han conseguido su objetivo: recortar las pensiones, y en un futuro no muy lejano terminar con el Sistema Público de las Pensiones de la Seguridad social.

También lo celebrarán el PNV y UPN, ya que su abstención en la votación de la reforma de 2011 fue necesaria para su aprobación.

La reforma de 2011, fue acordada por el Gobierno del PSOE con la patronal, UGT y CCOO. Y las principales medidas que contenía eran:

– retrasar la jubilación desde los 65 años a los 67 años

– incrementar de 15 a 25 años el cálculo de la base reguladora

– subir los años de cotización exigidos a 37 para poder cobrar el 100% de la pensión

– incrementar la edad mínima para la jubilación anticipada a los 63 años

También se formuló el llamado “factor de sostenibilidad”, que es un mecanismo para hacer recortes futuros de las pensiones, bajo la idea de que cada vez vivimos más, por lo que la cuantía de las pensiones debe modularse en función del tiempo que se vaya a recibir.

Por otra parte, en 2013, la reforma que hizo el Gobierno del Partido Popular implementó estas medidas: se concretó el “factor de sostenibilidad”, y se eliminó la obligación de incrementar las pensiones conforme al IPC, estableciendo un “índice de revalorización” que se calcula conforme a una compleja fórmula matemática, con un mínimo del 0,25% y un máximo del IPC más el 0,25%

Posteriormente se dio a conocer que las pensiones subieron el mínimo para el 2015, esto es, el 0,25%. Así ha sucedido también en 2014 y así sucederá, de momento, hasta el 2020. Posteriormente, el destino y algunos grupos políticos que harán con los Pensionistas?

Y lo peor es que el grupo fiscalizador que se creó para hacer seguimiento de la reforma del artículo 135 de la constitución (para asegurar la prioridad de pago de la deuda pública), ha previsto que la subida de las pensiones será del 0,25% hasta 2020, como mínimo, como hemos indicado más arriba, lo que va a suponer una importante pérdida de poder adquisitivo para todas las personas que cobran una pensión. Ya vimos como para dentro de 20 años, si no es antes, la pérdida de poder adquisitivo será como mínimo el 25% de lo que tiene de pensión hoy. El panorama es sinceramente negro para los actuales pensionista y más que negro para futuros pensionistas y no digamos para los jóvenes, que parece que están en el limbo o más bien engañados.

Además, este mismo organismo fiscalizador ha analizado los cálculos del Gobierno en sus previsiones.

La conclusión ha sido que la previsión sobre los ingresos del sistema de pensiones que hace el Gobierno del PP no son fiables.

Esto significa que si no se cumpliesen estas previsiones, aún se harían mayores recortes en las pensiones públicas.

La conclusión es clara, las reformas de las pensiones están cumpliendo su objetivo a la perfección, recortar y dinamitar el sistema público de pensiones.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLealtades inquebratables
Artículo siguienteLa familia
Licenciado en Geografía e Historia (Sección Geografía) por la Universidad de Zaragoza. Agregado y Catedrático de Bachillerato. Desde 1982 imparte docencia como Profesor Tutor de Geografía en la Licenciatura y Grado de Historia, y en la Diplomatura de Turismo en el Centro Regional de Cartagena. Profesor Tutor telemático de Geografía en las mismas carreras. Sus líneas de investigación son Climatología, Medio Ambiente y Tercer Mundo. Entre sus libros figuran: "La estadística y las Representaciones gráficas aplicadas a la Geografía", "La Comarca del Campo de Cartagena. Dependencia climática y Biodiversidad. Retos y Realidades", "El Planeta tierra en peligro (Calentamiento Global, Cambio Climático, Soluciones)". Colaborador de revistas científicas de Geografía en Universidades españolas y en el Instituto Geográfico Vasco, en las que constan algunos artículos como: “La región geográfica”; “Las temperaturas del Campo de Cartagena 1940-1980”; “Aspectos de la Degradación del Medio Ambiente: su influencia en el clima”; “Aproximación al estudio de las corrientes oceánicas y su influencia en el clima. El fenómeno de la corriente de El Niño”; “Aproximación al estudio del Subdesarrollo, Globalización, pobreza y hambre en el mundo”; “Consideraciones en torno al impacto medioambiental de las Fuentes de Energía”; “El arte de conocer el tiempo”; “Precipitación, aridez, sequía y desertificación de la Comarca del Campo de Cartagena”. Ponente y coordinador de varios cursos organizados por el Centro Regional de la UNED de Cartagena. Ponente en el II Congreso sobre Etnoarqueología del Agua en el Campo de Cartagena con el artículo “Precipitaciones, sequía y agua del trasvase en el Campo de Cartagena”. Perteneció como miembro electo al Claustro del Centro Regional de la UNED en Cartagena. Dedicado a la docencia y a la investigación geográfica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × cinco =