Comer sano o comer elaborado, comer bien o no… Tristemente muchos son adictos a comer basura que no mata pero, engorda. Nunca habían existido tantos obesos en nuestro país, ni en el mundo en general.

Obesos-enfermos, con lesiones cardíacas por sobrepeso, con problemas de tensión arterial. Niño/as que da pena mirarles, dada la cantidad de mala comida que consumen.

Demasiadas familias han perdido la costumbre de sentarse en la mesa. Comen ante la TV viendo cualquier programa también basura. Ni hablan, ni se miran, ni se abrazan. O tal vez van a comer a cualquier sitio donde la comida no les sentará mal –de lo contrario les cerrarían el chiringuito-, pero abundan las grasas y conservantes que propician la obesidad. Salsas, conservantes, azúcares…

Qué pena que se haya perdido la costumbre de cocinar, de preparar un buen gazpacho en estos momento cálidos, buenas ensaladas de verduras, cremas cualesquiera fresquitas, tras las cuales un pedazo de carne o, unas frutas variadas del tiempo, pródigas en estos momentos.

BRAZO DE GITANO DE PATATAS

Mis nietos se vuelven locos con este manjar que varía según los restos de comidas anteriores. Lo básico son las patatas que herviremos con una cebolla, un buen chorro de aceite-sal-pimienta.

Chafar las patatas-cebolla con un tenedor –nunca con el Minipimer- añadir un chorro de aceite o mantequilla, -como si fuera una nuez- y dejar enfriar.

Verter encima del mármol de la cocina y alisar. Colocar encima, si tenemos algún resto de pescado o pollo a los que añadiremos huevo duro rallado-aceitunas. En su defecto, bonito del Norte-huevo duro-aceitunas rellenas. Enrollar cual brazo de gitano, y cubrir con mayonesa o salsa de tomate. Tal vez mitad y mitad. Guardar en la nevera y servir frío.

COMPOTA DE FRUTAS

Es tiempo de frutas variadas. A menudo, si no las guardamos en la nevera se echan a perder. Antes de que esto ocurra, preparemos con todas ellas una rica compota de frutas que cortaremos de forma regular, mismo tamaño, y colocaremos en un recipiente: Melocotones, peras, manzanas, albaricoques, ciruelas. Añadir azúcar una cucharadita por pieza de fruta.

Cubrir con vino blanco o tinto, tal vez sobrante de la comida, o jerez, en su defecto. Cortar hierbabuena muy pequeña,  y poner a fuego lento, unos 15 minutos, en cuanto comience la cocción. Servir fría. Puede acompañar carnes o servir de postre con una bola de helado.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − 10 =