Emoción a raudales la que se vivió ayer en el Estadio de Cardiff en la Final de la Liga de Campeones Femenina.

Como ya ocurrió hace días en la Copa de Francia, el Olympique de Lyon y el Paris Saint- Germain decidieron el título en la tanda de penaltis. La mejor portera del mundo, Sarah Bouhaddi mantuvo al Lyon en su trono continental ante 22.433 espectadores, y el Lyon firmó su segundo triplete en los últimos años. Tras el error de la meta polaca del PSG Katarzyna Kiedrzynek, con 6-6, Bouhaddi asumió la responsabilidad.

Acostumbrada a lanzar penaltis en las categorías inferiores de Francia, Bouhaddi aseguró su disparo. Con él, el cetro continental para el Lyon que pasa a sumar tantos títulos como el Frankfurt (cuatro), mientras que la escuadra parisina asume un severo revés, pues al haber sido tercera en la División 1, no participará la próxima temporada en competición europea.

Dio comienzo la Final con intercambio de golpes entre Lyon y PSG dónde ninguna de las dos escuadras conseguía llevarse el gato al agua. El Lyon llevaba el peso del partido, mientras que el PSG esperaba agazapado para poder marcar a la contra.

La mejor jugadora del mundo, Álex Morgan, había forzado para poder disputar la Final de Cardiff, pero sólo aguantó 23 minutos sobre el césped y tuvo que ser sustituida por Êlodie Thomis. El entramado defensivo del PSG con Irene Paredes, Grace Geyoro y Sabine Delannoy comenzó a desesperar al Lyon que veía que sus ataques no lograban acercarse a la meta parisina. Al borde del descanso, Shirley Cruz dispuso de la ocasión más clara de la primera parte, pero Bouhaddi detuvo el tiro a bocajarro de la jugadora costarricense.

Ni Marie-Laure Delie ni Shirley Cruz supieron castigar al Titán del fútbol femenino en Europa en las dos claras oportunidades que tuvieron en la primera parte.

La segunda mantuvo la tónica de la primera, un intercambio de golpes en que por la falta de acierto en el remate y la buena actuación de las dos porteras se llegó a la prórroga con resultado gafas. Sin embargo, el Lyon fue de menos a más. A balón parado se reprodujeron las acciones ofensivas del Campeón de Liga y Copa en Francia y gracias a las intervenciones de la guardameta polaca, Katarzyna Kiedrzynek, se mantuvo el 0-0.

Patrice Lair buscó alternativas en el ataque parisino y dio entrada a la santiaguesa Vero Boquete, que disputó su tercera final continental. La combinación entre Vero y Shirley a punto estuvo de dar fruto cuando la capitana del PSG inventó un pase de tiralíneas que Marie-Laure Delie, falló incomprensiblemente, cuando ya se cantaba el gol en la Ciudad de la Luz.

Marozsan también desaprovechó claras ocasiones de gol para el Lyon y la Final se encaminó a la prórroga. Agotadas, tras treinta minutos de añadido, ambas escuadras apuraron hasta llegar a la tanda de penaltis.

El PSG siempre fue por delante, pero con 6-6 en el marcador Katarzyna Kiedrzynek, confió en la fuerza de su golpeo, pero la polaca falló y fue Sarah Bouhaddi, la portera rival quien se llevó la gloria y dio su cuarto trofeo de UEFA Women’s Champions League al Olympique de Lyon. Las jugadoras del PSG tendrán pesadillas con el Lyon. Tres títulos en juego y en los tres han ganado las lyonesas.

Meses atrás “Les Gones” tuvieron la feliz idea de poner una pancarta en el Stade des Lumières que decía que el fútbol es un deporte de hombres, y el sitio de las mujeres está en la cocina. En lugar de ganar Master Chef, las pupilas de Gérard Prêcheur, hablaron en el campo y lograron la Triple Corona. Mientras, el Olympique de Lyon masculino encabezado por Alexandre Lacazette quedó 4º en la Ligue 1, fue semifinalista de la UEFA Europa League y cayó en 1/16 de la Copa de Francia. Igual son “Les Gones” quienes deben plantearse inscribirse a Le Cordon Bleu.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Trece + 1 =