Boeing y las Fuerzas Aéreas estadounidenses han completado con éxito el primer vuelo de reabastecimiento del tanquero KC-46A en el espacio aéreo del estado de Washington.

Tras haber despegado desde el aeródromo de Boeing, en Seattle, el equipo del KC-46A realizó una serie de comprobaciones antes de transferir algo más de 700 litros (1.600 libras) de combustible a un caza F-16, a una altitud de 6.000 metros (20.000 pies).

“El vuelo de hoy es un hito importante tanto para las Fuerzas Aéreas, como para el equipo de Boeing, ya que inicia la demostración de reabastecimiento aéreo Milestone C, que es el requisito previo para comenzarla producción a ritmo bajo”, declaró el coronel Christopher Coombs, responsable del programa del sistema del KC-46 de las Fuerzas Aéreas estadounidenses. “Todavía queda mucho trabajo por hacer, pero es un gran momento para el personal que se está preparando para pilotar y mantener el KC-46 Pegasus en las próximas décadas”.

Durante el vuelo, de 5 horas y 43 minutos de duración, los operadores de reabastecimiento aéreo de Boeing y de las Fuerzas Aéreas Estadounidensesrealizaron varios contactos con el F-16 para confirmar que el sistema estaba listo para transferir el combustible. El sargento maestro Lindsay Moon, operador de reabastecimiento del KC-46 en las Fuerzas Aéreas estadounidenses, bajó a continuación la pértiga unos 17 metros (56 pies) y esperó a que el F-16 se pusiera en posición antes de extender completamente la pértiga hacia el receptáculo de combustible. El KC-46 transfirió combustible al caza y, una vez completada la operación, el sistema apagó las bombas automáticamente y Moon recogió la pértiga sin dificultad. “El manejo de la pértiga durante el vuelo es extraordinariamente sencillo”, declaró RickeyKahler, operador de reabastecimiento aéreo del KC-46 de Boeing, quien también guióla pértiga durante las tomas de contacto con el F-16 desde el puesto de operador de reabastecimiento, de tecnología punta, ubicado en el frontal del avión cisterna. “La pértiga estaba muy estable, se movía como si fuera una extensión de mi propio brazo”.

El KC-46A que ha conseguido hoy este importante hito en el reabastecimiento de combustible empezará pronto a operartambién con otros aviones militares, entre los que se encuentran el C-17, F/A-18, A-10 y AV-8B. El avión cisterna, también llamado EMD-2, realizó su primer vuelo el 25 de septiembre de 2015 y hasta ahora ha completado 32 vuelos.

El primer avión de pruebas del programa (EMD-1), un 767-2C, ha completado más de 260 horas de vuelo de prueba hasta la fecha desde su primer vuelo en diciembre de 2014. Los EMD-3 y EMD-4 comenzarán las pruebas de vuelo a lo largo de 2016.

Como parte del contrato de diseño y desarrollo de los aviones cisterna de nueva generación, concedido por las Fuerzas Aéreas estadounidenses en 2011, Boeing está fabricando cuatro aviones de prueba (dos configurados como 767-2C y dos KC-46A Tanker).

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 + 13 =