El BOE publica de madrugada el cese del mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero. Finaliza así una breve y polémica etapa al frente de la Policía catalana después de que el Mayor dimitiera por no estar dispuesto a incumplir la ley.

La destitución, que no fue anunciada este viernes, está firmada por el ministro, Juan Ignacio Zoido, que asume las competencias correspondientes a la consejería catalana de Interior en aplicación de las medidas aprobadas por el Senado al amparo del artículo 155 de la Constitución. El Mayor de la policía autonómica se une así a los también destituidos César Puig, secretario general del departamento de Interior; y Pere Soler, director general de la policía catalana.

Soler aceptó su destitución inmediatamente después de que el presidente Mariano Rajoy la comunicara en una comparecencia pública posterior al Consejo de Ministros extraordinario del viernes. En una carta dirigida a los Mossos, el ya exdirector general de la policía autonómica criticaba el proceso judicial abierto contra Trapero. “Se está siendo extraordinariamente injusto”, le escribía a los agentes, cuya “profesionalidad” defendió en su escrito de despedida.

Trapero sigue pendiente de la decisión de la jueza de la Audiencia Nacional. El ya ex mayor de los Mossos d’Esquadra quedó en libertad provisional citado como investigado por un presunto delito de sedición durante los incidentes registrados los días 20 y 21 de septiembre, con comparecencias quincenales, la retirada del pasaporte y la prohibición de salir de España como medidas cautelares, y ha desestimado así la petición de prisión incondicional de la Fiscalía.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − siete =