Como los expresidentes Bush y Aznar, el tercer hombre de las fotos de las Azores, no se encuentra del todo cómodo viendo los toros desde la barrera. El Brexit era la disculpa que necesitaba Tony Blair para reaparecer en la vida política y hacer recuperar al pueblo británico el orgullo de nación. La historia puede volver a repetirse.

Blair ha anunciado su intención de regresar a la primera línea política, motivado por el Brexit y para luchar contra él. Según sus propias palabras, “Voy a tomar un papel activo en el intento de dar forma al debate político y eso significa salir al campo y volver a conectar” con la gente, ha indicado. “El Brexit me ha dado una motivación directa para conseguir una mayor participación en la política. Es necesario ensuciarse las manos y lo haré”, reconoció en una entrevista al Daily Mirror para conmemorar los veinte años desde su histórica victoria electoral en mayo de 1997.

El exlíder laboralista ha subrayado que hay “una pequeña parte” del Partido Conservador que está convencida de completar el Brexit “sin importarle cuál sea el coste”. “El mercado único nos puso en la Liga de Campeones de los acuerdos comerciales. Un acuerdo de libre comercio es como la League One (equivalente a la tercera división). Nos estamos relegando”, ha explicado.

Blair ha querido dejar claro que no solo el Brexit centra su interés para volver a la política. “Vivimos en un mundo definido por el cambio. Hay tensiones culturales, personas que están preocupadas por la inmigración, el modo en el que sus comunidades cambian, tensiones económicas, personas preocupadas por la calidad de sus trabajos, si es que tienen un trabajo”, ha afirmado.

El exprimer ministro y exlíder de los laboristas británicos, un partido que ahora encabeza Jeremy Corbyn, ha asegurado que va a tener un papel “activo” para tratar de deteminar el “debate político”. “Voy a tener una parte activa en intentar modelar el debate político y eso conlleva salir por el país y reconectar”, ha señalado.

“No quiero llegar a una situación en la que nosotros atravesamos este momento de la historia y no he dicho nada porque conllevaría que no me importa este país. Me importa”, ha asegurado. Sin embargo, ha afirmado que no va a renunciar al trabajo de “siete días a la semana” que realiza con su organización benéfica recorriendo el mundo para volver a convertirse en parlamentario.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 + 5 =