Bilbao vuelve a salir a la calle por las pensiones, Miles de jubilados se han manifestado en la ciudad, como todos los lunes, exigiendo pensiones dignas. La ciudad vasca se convierte en el epicentro de las protestas de los jubilados en España. La manifestación masiva del sábado pasado no ha mermado la participación y una vez más salen a la calle a protestar ante las dificultades que tienen para hacer frente a los gastos básicos. La subida del 0,25% ha cabreado aun más a nuestros mayores que no dejarán de manifestarse, hasta que se garantice el sistema público de pensiones.

La secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT Mari Carmen Barrera, ha participado en las protestas de esta mañana, quien ha manifestado que “vamos a seguir movilizándonos hasta que el Gobierno rectifique y garantice el poder adquisitivo de los pensionistas, una cuestión irrenunciable y de justicia”.

Uno de los portavoces de la Plataforma de Pensionados Andrea Uña afirmó que los pensionistas están “muy enojados” y que Mariano Rajoy le aseguró que era “más enérgico para salir. Estamos aquí y estamos aquí, porque vamos a ganar esta batalla”.

Para Mari Carmen Barrera, resulta especialmente llamativa la promesa de Rajoy de establecer rebajas fiscales en el IRPF para pensionistas y para familias. Anunciar una bajada de impuestos, mientras se mantiene la política de recortes es demagógico y populistas, porque “¿si sobra dinero para bajar impuestos, cómo es que no lo hay para garantizar que las pensiones no pierdan poder adquisitivo?”.

Además, aunque se pretende dar la impresión de que la bajada de impuestos va a beneficiar a todos, hay que tener en cuenta que la evidencia demuestra que las bajadas de impuestos a los pensionistas solo pueden beneficiar a las pensiones más altas, que son una minoría, y no a ocho de cada diez que son los que más lo necesitan.

Barrera ha exigido que las pensiones más bajas alcancen los 1.000 euros mensuales, “un mínimo para poder vivir dignamente”. Ha hecho estas declaraciones durante su intervención en la jornada “En defensa de las pensiones públicas dignas de hoy y de mañana”, organizada por UGT-Euskadi, en Bilbao.

Barrera ha retado al Gobierno a que muestre su verdadera voluntad de negociar y recuperar el consenso social y político retirando o modificando la reforma de pensiones que aprobó unilateralmente en 2013, y que supone el empobrecimiento paulatino y constante de los pensionistas presentes y futuros. Asimismo, le ha recriminado que mientras recorta las pensiones públicas esté incentivando los planes de pensiones privados.

El sindicato ha señalado que ningún país ha implantado un mecanismo de falsa revalorización como el español. Y que de proseguir este mal llamado índice de “Revalorización” de las Pensiones, por el que las pensiones sólo aumentan el 0,25%, en 20 años, “los pensionistas perderán entre un 30 o 40%, en función de si la inflación es del 1,5 o el 2%”. Un recorte al que se une el Factor de Sostenibilidad, el segundo elemento de recorte de la reforma de 2013, por el que se establece que cuanto más vivas, menos cobres.

La Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social ha manifestado que el mantenimiento del poder adquisitivo es un derecho básico, inseparable del derecho a la pensión de jubilación.

La UGT va a seguir insistiendo frente al Gobierno, y se va a dirigir a los grupos parlamentarios para que se asegure, desde este mismo ejercicio y en el futuro, el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones. Al mismo tiempo continuará con las movilizaciones porque “el Sistema Público de Pensiones es un patrimonio de todos, que entre todos tenemos que defender” ha concluido Mari Carmen Barrera.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × uno =