Bilbao ha quedado segunda en el premio al mejor destino turístico europeo 2018 (European Best Destination), que ha ganado la ciudad polaca de Breslavia. Es la primera vez que España consigue posicionarse en este ranking y que lo hace a través de la capital del Botxo.

La Diputación Foral de Bizkaia y el Ayuntamiento de Bilbao activaron una campaña en sus redes sociales para intentar lograr que la capital vizcaína consiguiera este título, pero finalmente se ha quedado en 39.845 votos, por los 41.148 logrados por la ciudad polaca, llamada la ‘Venecia de Polonia’, por sus canales. El tercer puesto ha sido para la ciudad francesa de Colmar, con un total de 32.185 votos.

La organización ha destacado de la capital vizcaína su dinamismo económico y su capacidad de transformación: «El impresionante Museo Guggenheim y el Palacio Euskalduna, un centro de conferencias y música, se han convertido en iconos del nuevo Bilbao, una ciudad que está recobrando espacio gradualmente y devolviéndolo a la gente».

En anteriores ediciones de Best European Destination han resultado ganadoras del título de mejor destino europeo las ciudades de Oporto (2017), Zadar (2016) y Burdeos, según han informado hoy ambas instituciones.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorMéndez de Vigo ignora los datos de Hacienda para defender un falso incremento de docentes
Artículo siguienteEl Parlamento Europeo apuesta por una diputada española como oradora principal de Empleo
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − 4 =