El bigotes tira de la manta y acusa a Camps de ser el señor X

El acusado asegura que Francisco Camps era quien ordenaba la financiación ilegal del PP en Valencia

2

Álvaro Pérez El Bigotes, uno de los hombres de máxima confianza del cabecilla de la trama Gürtel Francisco Correa, ha develado este viernes, durante en la cuarta jornada del juicio por la presunta financiación irregular del PP valenciano que se celebra desde este lunes en la Audiencia Nacional, ha desvelado que el ex presidente del PP en Valencia y de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, era el encargado de ordenar la financiación ilegal del PP en Valencia.

Ha afirmado: “Al ver la presión que yo le estoy ejerciendo a Ricardo -por Ricardo Costa, ex secretario general del PP en Valencia-, Ricardo llama delante de mí a la persona a la que le consultaba siempre todo y entonces le dice: “Cuando le digo a Costa que es una barbaridad hacer esto, Ricardo llama delante de mí a la persona con la que habla siempre y consulta todo y esta persona le dice que esta es la única manera de cobrar y que si no que lo deje: y esta persona es Francisco Camps”, ha dicho el Bigote al juez de la Audiencia Nacional José María Vázquez Honrubia.

Aclaramos que los presuntos delitos de Francisco Camps han prescrito, y está acusación como principal responsable de la financiación ilegal del PP al expresidente valenciano, es una estrategia.

Álvaro Pérez El Bigotes ha asegurado que fue Camps quien obligó a su empresa de organización de eventos Orange Market a cobrar en negro de empresarios valencianos alrededor de un millón de euros por actos de campaña para el Partido Popular.

El bigotes ha manifestado que Camps le dijo a su número dos en el PPV, Ricardo Costa, por vía telefónica y delante de él, que si Orange Market quería cobrar la deuda que el partido mantenía con ellos tenía que aceptar que el dinero fuera pagado por empresarios mediante el giro de facturas falsas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. En cualquier democracia mínimamente avanzada un partido como el PP, con docenas de frentes judiciales abiertos y en donde prácticamente ninguno de sus dirigentes está libre de sospecha, habría sido considerado organización criminal y estaría desmantelado por orden judicial. Pero sorprendentemente (o no) en España sigue “gobernando”, eso sí a su estilo: robo tras robo, malversación tras malversación, cohecho tras cohecho y así como el personaje infantil “hasta el infinito y más allá”. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2018/01/la-basura-corrupta-del-partido-popular.html

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 + 8 =