Si el gran favorito de las primarias francesas, Manuel Valls, te acusa de ser amigo de Podemos –“el partido que no permite gobernar en España” – y de Jeremy Corbyn –“la oposición para siempre” –, significa que algo se está moviendo dentro del Partido Socialista francés. La gauche caviar (izquierda caviar) no ataca porque sí. Ha olvidado el ex-primer ministro francés que también Bernie Sanders se ha reunido con Hamon y le ha apoyado en sus ideas.

Benoît Hamon ha sido la sorpresa de la primera vuelta de las primarias francesas al ser el más votado con el 36% de algo más de 1,6 millones de votantes. Manuel Valls ha sido segundo con el 31%. Y Arnaud Montebourg tercero con el 17% y que ya ha manifestado que apoyará a Hamon. Curiosamente los tres fundaron la izquierdista tendencia Nouvelle Gauche en los noventa y eran conocidos como jóvenes rocardianos (por Michel Rocard). Y los tres miembros del aparato del partido desde jóvenes. Pero hay aparatos y aparatos, claro.

 

Nuevo diablo para el establishment

Hamon siempre ha sido un rebelde o un verso suelto dentro de las propias puertas del PSF. Dimitió de Secretario General del partido porque en 2005 la ejecutiva decidió que no era necesario hacer un referéndum para aceptar o no las reformas del Tratado europeo y que valía con su aprobación parlamentaria. Hamon protestó porque eso iba en contra del programa que había defendido Ségolène Royal en la campaña electoral. Tampoco aguantó en el Ministerio de Educación más de 144 por las trabas que le imponía a sus proyectos legislativos el primer ministro Valls.

El dirigente francés tiene una clara conciencia ecológica y como ministro de Economía Social apoyó decididamente el emprendimiento social, el movimiento cooperativista, a las mutualidades, el asociacionismo y el trabajo de las fundaciones de carácter social. Igualmente en esta etapa, como durante su quinquenio como eurodiputado, Hamon se ha destacado como gran defensor de los derechos de los consumidores, apostando por una fuerte intervención del Estado en la economía. Incluso, entre sus propuestas está la nacionalización de la banca para crear un poder financiero público.

“La carrera permanente por el consumo nos lleva a la catástrofe” ha declarado. “El crecimiento permanente es un mito […] por él sacrificamos nuestros derechos sociales y nuestros recursos naturales” es otra frase que define bien a las claras su posición ideológica. Una posición que le ha llevado a solicitar, incluso dentro del consejo de ministros, que se solicitara una moratoria a la Unión Europea sobre el 3% de déficit para proteger a las personas más vulnerables.

En materia internacional, se mantiene en la tradición anti-atlantista francesa. En numerosas ocasiones los medios franceses han recogido sus quejas porque la OTAN estuviese marcando la hoja de ruta de la Unión Europea en materia exterior. También se ha posicionado claramente en favor del reconocimiento del Estado de Palestina.

 

Propuestas (algunas ya conocidas aquí)

Entre las propuestas que han soliviantado al establishment francés se encuentran las siguientes:

  • Legalización de la Eutanasia
  • Contrario a la Gestación Subrogada por ser “una extensión más de dominio de la alienación capitalista”.
  • Renta Básica Universal de 750 euros a los mayores de 18 años con el fin de dar una vida digna a todas las personas. Algo que enlaza con la destrucción de trabajo y la deslocalización empresarial durante sus discursos.
  • Legalización del cannabis.
  • Constitucionalización de los Bienes Comunes. Esto es, incluir aquellos bienes materiales, naturales y sociales que se consideran comunes a todos e impedir su mercantilización.
  • A favor de que los todos los extranjeros voten en las elecciones locales como un mecanismo más de integración y por el reconocimiento de derechos políticos a los ciudadanos, tengan la nacionalidad que tengan.
  • Permitir la reproducción asistida pública a las mujeres solteras y a las parejas de mujeres.
  • Protección de los denunciantes en todos los casos (corrupción, delitos, Violencia de Género, etc.).
  • Creación de un visado humanitario que permita a los refugiados poder trabajar.
  • Eliminación del Diesel a partir de 2025 por ser muy contaminante.
  • Creación de políticas de discriminación positiva.
  • Reconocimiento del voto en blanco.
  • Aplicación de una fiscalidad ecológica. Cuanto más contamine un producto por su fabricación y distribución, más alta será su fiscalidad. Así como a las empresas que más contaminen.

Posiblemente, lo que más han destacado los medios es la llamada tasa a los robots. Hamon la expone como Tasa a la riqueza creada por los robots y los algoritmos y la explica: “Si una máquina remplaza a un hombre y crea riqueza, no hay motivo alguno para que esa riqueza no sea gravada con impuestos”.

 

Podemos

¿Se parece mucho lo que dice Hamon a lo que pueda decir en España Podemos? Sí. Incluso comparte referencia ideológica con ellos mediante Chantal Mouffe, de la que se apropia de la necesidad de “mantener la tensión entre el política y la sociedad”.

¿Le permitirán ganar las primarias socialistas francesas? Es posible, porque casi nadie cree en Francia que el PSF tenga alguna posibilidad en las Presidenciales. Aunque si Hamon participase en las mismas ¿podría despertar fulgores del pasado en las conciencias de la ciudadanía francesa? Eso es política ficción, pero…

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

3 Comentarios

  1. Me alegro de los resultados cosechados por Hamon. Es una muestra más del hartazgo generalizado de los militantes socialistas con sus “socialistas” líderes. Enhorabuena y le deseo un prometedor futuro.

  2. Excelentes propuestas, deseo suerte en un posible ascenso a dirigir el PSF. le hace falta un programa como el presentado por Hamon. Le deseo suerte y triunfo, está Europa huerfana de programas como el de Hamon.

  3. Espero que gane a Valls. Una precisión: tampoco es que los “jóvenes rocardianos” fueran, en su momento, como el propio líder que les servía de referencia, la izquierda del socialismo francés. Es que la deriva del socialismo en general nos hace, a estas alturas, considerar casi como extrema izquierda lo que hace algunos era puro centro. Recuerdo cuando a un dirigente socialista español, no recuerdo si era Alfonso Guerra, le preguntaron antes de ganar las elecciones cuál era el abanico ideológico admisible en el PSOE. Contestó que su derecha extrema era…Narcís Serra. Luego colocaron a este derechista como ministro de Defensa, y aun nos mostraron sucesivamente a muchos otros que achataban el campo. Y así andan, hasta conseguir la mediocridad perfecta que sin duda es su objetivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − uno =